Jueves, 13 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Entretenimiento

Entretenimiento | En esta cinta la música, por momentos, parece ser un personaje más

El rock jamás sonó tan inmoral

Pasional, nostálgica, inteligente y divertida; así es la cinta 'La vida inmoral de la pareja ideal', en la que la música, por momentos, parece ser un personaje más

Por: EL INFORMADOR

La cinta tuvo un preestreno este fin de semana, oficialmente llega a las salas el próximo 28 de octubre. ESPECIAL /

La cinta tuvo un preestreno este fin de semana, oficialmente llega a las salas el próximo 28 de octubre. ESPECIAL /

GUADALAJARA, JALISCO (24/OCT/2016).- Las comedias mexicanas actuales no se pueden entender sin Manolo Caro. En los últimos cuatro años, el director tapatío ha dotado al género con un humor inteligente, melodramático y musical que deja la vara muy alta para quienes quieran desarrollar su creatividad en esos menesteres. Con su cuarta cinta “La vida inmoral de la pareja ideal” —que se estrena oficialmente este 28 de octubre con 600 copias, aunque este fin de semana tuvo su preestreno, registrando llenos totales— el cineasta consolida su talento donde la música, la farsa y el deseo son los tres ingredientes que engrandecen su proyecto fílmico.

La película tiene mucho poder en la musicalización con canciones de finales de los ochenta y principios de los noventa interpretadas por Alaska y Dinarama, Soda Stero, Los Prisioneros, Caifanes, Duncan Dhu y Thalía; los temas dan pie a las intenciones de los personajes y al desarrollo de la trama. De hecho, el director dijo ser un gran admirador del “Rock en tu idioma”, y por eso quiso que la música fuera parte fundamental de esta su nueva película.

Pero ahí no paran las novedades. En el elenco, Manolo se hace acompañar de Manuel García-Rulfo, otro tapatío que está desarrollando su carrera en Hollywood; recientemente se le pudo ver en “Los 7 Magníficos”, y en entrevista ambos hablan de esta cinta que los pone a trabajar juntos por primera vez y de los nuevos planes que tienen.

“Somos buenos amigos —desde hace muchos años—siempre he tenido ganas de trabajar con Manolo, me encanta su trabajo. Sus películas  tienen un sello muy particular, es todo un universo, y cuando leí el guion, me encantó, me identifique muchísimo con el personaje, me reí muchísimo, es un rol súper completo”, comparte García-Rulfo.

—¿Cómo calibras trabajar en Hollywood en un western como “Los 7 Magníficos” y llegar a México para hacer una comedia que va de lo inteligente a lo irreverente?

—Manuel: Sí son polos opuestos en tipo de género y personajes, pero como actor eso es muy importante, yo disfruté mucho eso, que sean muy diferentes, aunque hacer cine es igual, es la misma base aquí y en China. Me encanta meterme en papeles distintos, estoy muy contento de esta película, muy orgulloso de ella. Yo estoy feliz de venir a trabajar en México, yo no me baso en hacer una película para estar en un país o en otro, yo me baso en el guión, en la voz del personaje, en lo que yo quiero aportar, en estar con la gente que admiro.

—La mancuerna con Cecilia Suárez es muy sólida y pasional, ¿qué provecho sacaste de interactuar con ella?

—Manuel: Trabajar con ella fue padrísimo, la admiro mucho, es increíble, una súper persona, muy comprometida. Para mí fue todo un orgullo compartir créditos con ella, tuvimos muy buena química. En la cinta tenemos una coreografía de baile, tuvimos como tres semanas antes de empezar a rodar, tuvimos clases de baile, como tres horas al día haciendo estos pasos que salen en la película. Era muy chistoso vernos bailando y eso creó algo muy padre.

 La perspectiva de Manolo Caro

—“La vida inmoral de la pareja ideal” se divide en dos décadas, ¿cómo fue para ti el reto de crear dos momentos, uno actual y otro entre los ochenta y noventa?

—Manolo: Hacer la película en dos épocas es muy complicado, pero también es lo más divertido. Me gustó haber recreado la época de los noventa, el vestuario por ejemplo; los actores que no tenían ni siquiera referencia como Sebastián Aguirre que nació en 1999 y no tenía idea, él estaba sorprendido. Natasha Dupeyrón se reía de que le pusieran tanto spray, son pequeños detalles que vuelven al rodaje muy divertido. Nunca había hecho época, e hice la que más tenía ganas de tocar, donde también había un movimiento de libertad que era a finales de los ochenta y principios de los noventas donde se dio el “Rock en tu idioma” que fue tan representativo de Iberoamérica.

—Con esta cuarta cinta en tu carrera, ¿qué diferencias notas en tu evolución como director?

—Manolo: Esa es una respuesta que puede dar la prensa, el público o los críticos. Yo lo único que puedo decir es que me encuentro con este proyecto mucho más relajado, cómodo, más pleno. Uno como director habla mucho del momento personal que estás viviendo y yo me siento más seguro, me reí mucho, fue una cinta que decidí que me tenía que divertir y con este elenco no fue una tarea difícil.

–“Estrechez de corazón”, de Los Prisioneros, es una canción muy importante en la película, ¿el tema lo pusiste porque se refleja en algo con tu  vida?

—Mi canción favorita de  Los Prisioneros es “Tren al sur” que no está en la cinta, pero con los años “Estrechez de corazón” va a ocupar el número uno, porque tiene más que ver con la historia; habla de lo que le estaba pasando a los personajes y uno no puede darse lujos nada más por dárselos… Yo creo que tenía que detonar, hacer un cambio o modificar un poco la estructura del guion y este tema lo que dice es muy idóneo para el discurso que nosotros teníamos.

—La película en la época de juventud de los protagonistas muestra el despertar del deseo sexual, ¿cómo fue para ti trabajar con el tema y que no perdiera el toque de la comedia?

—Creo que el sexo lo tenemos muy sobrevalorado y más en la juventud. Hay que disfrutarlo, pasarla bien si no le hacemos daño a nadie y  experimentarlo. Lo más importante es el amor y cuando tienes esta pareja ideal hay que defenderlo y ser leal, más allá de la fidelidad hay que tener comunicación y respeto.

TOMA NOTA
¿Qué viene para Manolo y Manuel?

García-Rulfo está a la espera de adentrarse en su nuevo proyecto en Hollywood de la que no puede revelar detalles, porque no se lo permiten, pero pronto dará el anuncio y comenzará a filmar en noviembre. En tanto, Manolo ya está listo para adentrarse en el nuevo proyecto que tendrá con Netflix, donde se rumora que Verónica Castro sería parte del elenco: “Ojalá así sea, sería una respuesta que daría la compañía, no sé en qué estatus está ahora la serie; estoy de promoción y pedí un poco de licencia, pero en noviembre me encausaré y en 2017 mi vida estará regida por Netflix y ya tendré más que contar. Verónica siempre será una opción, me conoce desde muy chavito, su hijo (Michel) y yo somos muy buenos amigos”.

¿De qué va la cinta?

La historia da cuenta de cómo “Lucio” y “Martina”, dos jóvenes que se conocen en los primeros años de preparatoria con una química indescriptible, deciden comerse al mundo sin imaginar que el destino y la sociedad les tendrán preparada una sorpresa que los separará… ¿Para siempre? En la película también participan Paz Vega, Eréndira Ibarra, Mariana Treviño y Juan Pablo Medina, entre otros.

Temas

Lee También