Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 12 de Noviembre 2019
Entretenimiento | Primer Congreso de Contracultura

Contemplaciones contra el tedio

Por: David “Negro” Guerrero

Por: EL INFORMADOR

I
Quienes estuvieron la noche última del Primer Congreso de Contracultura, organizado por el Centro Universitario de los Lagos (CULagos), en el entrañable Bar Lagos -localizado sobre la calle Hidalgo, a unas cuantas cuadras de la respetadísima Parroquia de la Asunción, de la llamada Atenas de Jalisco (aunque a Hugo Gutiérrez Vega le dijimos, unos meses después, que más bien parecía la "a-penas" de Jalisco)-, jamás olvidarán lo que sucedió en esa desvelada del frío noviembre de 2003. Cuando la llamada Congelada de Uva -nombre artístico de la performancera Rocío Boliver- terminó su presentación, la artista confesó, sudando e intentando recuperar algo del aire robado por las casi 200 personas que atiborraron ese pequeño lugar, "en Lagos está el mejor público que he tenido"; en ese momento quedaba claro que no había sido una idea echada en saco roto el haber organizado, gracias a la confianza e inteligencia de ese funcionario sui generis en la Universidad de Guadalajara, Roberto Castelán Rueda, esta actividad impulsada por el director de la revista Generación, Carlos Martínez Rentería y la máxima casa de estudios de Jalisco. ¿Un congreso de "contracultura"? ¿En Lagos de Moreno? ¿Organizado por la principal universidad jalisciense? ¿En la tierra más mocha del estado del mariachi, los charros y el tequila? Pues fíjense que sí. Además, salió a toda madre. Prueba de ello ha quedado en el pequeño libro que nos acompaña al redactar estas líneas -Memorias del Primer Congreso de Contracultura, editado por Generación, el CULagos y el Consejo Nacional de Cultura; con una reproducción de La diabética, pintura de Alejandro Colunga, en portada, y viñetas en interiores de Felipe Posadas-, en donde se da cuenta no solo de lo que motivó a esta actividad cultural, sino que sirve como una referencia necesaria -por las plumas registradas- de lo que esa etiqueta, la "Contracultura", significa y ha significado, en el desarrollo cultural de nuestro vapuleado país.
II
Lo que en un principio nació a partir de una plática al calor de las copas se ha convertido en una de las actividades más atractivas organizadas por el CULagos, dentro del amplio y diverso panorama de actividades académicas y culturales que organiza este centro universitario, panorama que lo distingue, además y por mucho, de los demás centros que integran la red universitaria: el Seminario Internacional de Verano, el Festival Cultural Otoño en Lagos, el ciclo de conferencias del Seminario de Historia Mexicana, la cátedra Tomás Brody, la puesta en marcha del centro cultural "para la difusión de la ciencia y el arte" Casa Serrano, un envidiable programa editorial, con títulos tanto de divulgación académica y científica como literaria, son tan sólo algunos de los proyectos impulsados por este centro universitario regional y que han impactado, de manera evidente -y contundente-, no sólo en la comunidad propia del CULagos, sino en los habitantes de Lagos de Moreno, e incluso de los municipios vecinos.
III
El Congreso Nacional de Contracultura, aunque no se crea, se está convirtiendo en una cita obligatoria, y necesaria. Tan sólo hace unas semanas, Frank Lozano, editorialista del periódico Público, recordaba la noche inolvidable de la Congelada de Uva y hacía énfasis en la necesidad de la provocación. La provocación entendida como oportunidad para el cambio, como detonador, como palanca para impulsar otro tipo de reflexiones, más tolerantes e incluyentes, más abiertas y democráticas, mas plurales y sensibles. Y vaya que mucha falta hace este tipo de actitud en nuestro país hoy en día. Por lo tanto, llegar a la sexta edición de una actividad aparentemente transgresora, irreverente y desmadrosa, confirma lo escrito por el propio rector del CULagos, el doctor Castelán, en el prólogo a las Memorias…: "la contracultura si no es libre y contestataria, no es. La contracultura es ruptura de órdenes y oposición a la forma de disciplina de cubículo". Completamente de acuerdo. Y una contundente prueba de lo anterior radica no sólo en la continuidad del congreso, sino en sus temas a reflexionar para la edición de este 2008: los cuarenta años de la primera edición de la novela símbolo de la contracultura en México -Pasto Verde, de Parménides García Saldaña-, y los 20 años de existencia de la revista Generación, publicación que ha sabido mantener vigente el espíritu de la contracultura, no sólo por la era existencia de la revista sino por las actividades y proyectos editoriales que también ha organizado, siempre bajo la imprevista y telúrica presencia de Carlangas Rentería.
IV
Recordando el título de la canción de José José, "cuarenta y veinte", la edición de este año del Congreso Nacional de Contracultura, a realizarse los días 27 y 28 de noviembre, no sólo permitirá hacer un homenaje a un escritor outsider, inclasificable -aunque lo quieran mete en ese invento llamado "literatura de la onda"-, que fue Parménides; ni celebrar las dos décadas de existencia de Generación. Servirá, también, para debatir sobre la legalización de las drogas en México, tema traído de nueva cuenta al debate gracias a nuestros sabios diputados -que andan queriendo legalizar el consumo de mostaza y otras linduras en el país-; o para tener la oportunidad de saber si hay contracultura en Jalisco, e incluso hasta reflexionar si todavía es válido hablar de contracultura en tiempos en donde muchas manifestaciones de la rebeldía de hace algunos ayeres hoy son simpáticas y domesticadas manifestaciones artísticas sometidas ante el dios de la mercadotecnia y el alelamiento.
V
No hay en el país una iniciativa similar como el Congreso Nacional de Contracultura. Por ello la invitación no es simple: ¡tienen que acudir! Sólo estando en las calles de una de las ciudades más tranquilas y conservadoras del estado de Jalisco se podrá entender la efervescencia provocada, como si fuera un alka-seltzer, ante nuestra cotidiana, monótona, cruda, y a veces terriblemente aburrida, cotidianeidad.
Comentarios, quejas y probaditas de mayonesa, mostaza y jamón a davidguerrero.lemus@gmail.com.
 
 
 

Temas

Lee También

Comentarios