Jueves, 25 de Julio 2024
Entretenimiento | Tentadora oferta

Cameron Díaz deja la comedia

Con la cinta de terror titulada La caja, la actriz prueba suerte en un género que le era desconocido

Por: SUN

LOS ÁNGELES,ESTADOS UNIDOS.- La cosa es sencilla: recibe una misteriosa caja con un botón en el centro. Un hombre con medio rostro descarnado le dice que si lo oprime, una persona que no conoce morirá, pero recibirá un millón de dólares por el servicio. Si decide no tocarlo, le será retirado el artefacto, la clave será reprogramada y la oferta hecha a otra persona.

¿Qué haría? Cameron Díaz contesta: “En esto hay un dilema moral que parece muy fácil resolver. Algunas personas dicen que sí apretarían el botón sin dudarlo y otras que jamás lo harían. Las opiniones se polarizan. Es muy difícil cuando la gente comienza a pensar qué podría pasar en su vida y es cuando se dan cuenta que no es tan sencillo”.

La actriz nacida en San Diego, California, hace 37 años, sabe de lo que habla. Ella es la protagonista del filme de suspenso La caja, que llega este viernes a la cartelera nacional. En ella interpreta a una mujer que, después de una serie de calamidades económicas, recibe la oferta de un desconocido. “Norma (su personaje) puede apretar ese botón y alguien que no conoce morirá y ganará, pero esto no es cierto, nadie da nada gratis, en algún momento tienes que pagar”, dice la actriz en entrevista difundida por la distribuidora Videocine. “Es una historia original, yo iría a verla para saber, después del final, si apretaría o no el botón”.

La caja es dirigida por Richard Kelly, también escritor del guión que ubica la historia en 1976. Así que a la estrella de Los Ángeles de Charlie se le ve con faldas largas y pantalones acampanados al estilo discoteque. Es un papel que la aleja de las comedias románticas y de acción que han marcado su carrera.
Cameron aceptó la invitación para compartir roles con James Marsden (27 bodas y Encantada) tan pronto leyó la historia.

 “Lo que me encanta del trabajo de Richard (el director) es que se hace preguntas que normalmente no nos haríamos, porque tememos las respuestas. Conoce mucho acerca de la naturaleza humana y las mentiras que nos decimos nosotros mismos”, comenta.

Gratificación inmediata


El filme está basado en el cuento corto Button, de Richard Matheson, así que el director y escritor tuvo que hacer crecer a los personajes para convertirlo en largometraje. “Lo que me fascina es la complejidad de la gratificación inmediata, que se refleja en la sociedad simplificada en la que vivimos, con nuestros artefactos portátiles, controles remoto, computadoras y todas las formas en que tratamos sin mucho esfuerzo de resolver nuestras necesidades, tanto grandes como pequeñas”, considera Kelly.

EL UNIVERSAL

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones