Viernes, 24 de Enero 2020
Entretenimiento | La cinta tuvó un presupuesto de 30 millones de dólares

Bárbara Mori, una princesa en Cannes

La actriz presentó la cinta “Kities” y habló de su experiencia en la cinta

Por: SUN

CANNES, FRANCIA.- Aún no está terminada pero pudimos ver los 10 primeros minutos de lo que será la primera cinta de Bollywood que apuesta por conquistar las audiencias fuera de la India y en la que se invirtió un presupuesto inusual para los estándares de producción de ese país: 30 millones de dólares. Por supuesto, hablamos de “Kites” la película que protagoniza Bárbara Mori al lado de la estrella que arrastra multitudes en India, el galán Hrithik Roshan.

Después de una conferencia de prensa en la que la actriz uruguaya estaba radiante, pudimos hablar con ella para conocer todos los detalles de su nuevo proyecto y acompañarla al cóctel de la película realizado en la terraza del Hotel Carlton en el que Mori lució como toda una estrella. En un vestido de Roberto Cavalli, con tacones y bolso de Salvatore Ferragamo y joyas de Chopard, Bárbara fue una verdadera princesa de Cannes.

¿Cómo fue que “Kites” llegó a tus manos?
La vida conmigo siempre ha sido maravillosa y me ha tratado muy bien. Así que de repente me llegó un e-mail de mi agente en Estados Unidos diciéndome que un director indio llamado Anurag me quería conocer. Unos días después volé a Los Ángeles para verlo, me reuní con los productores y con Anurag, me leyeron el guión y me encantó. La verdad es que llevaba un rato sin trabajar porque no había encontrado un proyecto que me motivara, es que cuando supe de qué se trataba esta historia de inmediato dije sí

¿Por qué crees que se dio antes Bollywood que Hollywood?
La verdad es que mis agentes en Estados Unidos ya llevaban un tiempo buscándome proyectos allá, pero a mí no me latían. No quería ser otra vez la chava sexy o la latina estereotipada que siempre ponen en las cintas estadounidenses. Y así estaba cuando me llegó “Kites”, que es una historia de amor maravillosa, tipo Romeo y Julieta de cortarte las venas, que también tenía acción, que era en inglés, que había que rodarla en Las Vegas, Los Ángeles y la India, en fin, que se dio todo para decir, “wow, esto es lo que llevaba tanto tiempo buscando”.

Y a partir del “sí, quiero”, ¿qué fue lo que sucedió…?
 Pues llegué a México con todas las pilas puestas y en seguida me metí a clases de salsa, porque en la película tenía que bailar. Estuvimos rodando tres meses en Las Vegas, Nuevo México y Los Ángeles, de ahí paramos dos meses y retomamos en enero la filmación en Bombay. Fue maravilloso.

¿Qué significa para ti estar en Cannes?
Uf, este es uno de mis sueños hechos realidad. La verdad es que estoy feliz de estar aquí, estaba muy nerviosa de venir, hoy tengo una alfombra roja y no sé qué voy hacer, por lo pronto sé que me pondré unos tacones enormes (risas), siempre había soñado con estar en Cannes y ¡qué mejor que con una película como ésta!

¿Cuándo te dieron la noticia de que la película vendría al Festival?  A mí me avisaron hace tres semanas y desde ese día no duermo, por eso tengo estas ojeras (risas).
Cuál crees que es la mayor fortaleza que tiene esta película, ¿qué es lo que te gustó tanto de ella?
El amor, me encanta que sea una historia romántica pues creo que no hay nada más lindo en esta vida que estar enamorado. Y la historia que se presenta en esta película es preciosa porque el lema es que el amor traspasa fronteras. Ayer que la vi por primera vez lloré de emoción.

¿Qué fue lo más difícil?
Creo que lo que más me costó fue la dirección de Anurag, pues aunque llegábamos al set con todo ensayado y sabíamos perfectamente qué íbamos a hacer, de pronto él nos decía, “no, ¿saben qué? Mejor vamos a improvisar” y a veces eso nos sacaba de onda completamente. El idioma también fue otro reto y ¡la comida!

¿Cómo fue tu experiencia en la India?
 Pues fue muy diferente, pasé de todo, desde no entender lo que Anurag me decía cuando estábamos rodando pues su inglés es muy diferente al que nosotros estamos acostumbrados, hasta vivir las cosas más impresionantes de cariño y amistad por parte de la gente de la India. Fue increíble estar ahí, de verdad que regresé llena de amor porque todos y cada uno de las personas con las que trabajé, desde la gente del vestuario, el chófer, las personas de producción, el que me ponía la manzana en el cámper, el productor, me dieron muchísimo amor. Estuve dos meses lejos de mi familia, de México, de mi hijo a quién no vi en todo ese tiempo y, a pesar de todo no lo sentí tanto por la forma en que se portaron conmigo.

¿Qué sentiste al trabajar con una estrella de la India como es Hrithik Roshan?
 Uy, fue una locura porque yo sabía que era una estrella pero es que no tienes idea de lo que es hasta que estás ahí. Fue como haberme ido a Hollywood y trabajar con Brad Pitt. Hrithik mueve multitudes. Íbamos al aeropuerto y había que hacer espacio entre la gente con personas de seguridad para poder pasar, una cosa impresionante. Es un ser humano muy lindo, por eso es quién es.

  ¿Hacia dónde te gustaría dirigir tus pasos ahora?
 Me gustaría seguir haciendo de todo, no estar sólo en Bollywood o en Hollywood o en México. Quisiera hacer cine en España que al parecer hay varias posibilidades ahí aunque no puedo hablar de ello todavía y también me gustaría trabajar en Argentina.

Temas

Lee También