Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 13 de Noviembre 2019
Entretenimiento | Aún sin descuentos, las ventas aumentaron entre 15% y 100%

Aseguran que la crisis no afectó a la FIL

Editoriales como Santillana crecieron en ventas, llegaron a 100%. Otras casas como el Fondo de Cultura Económica habló de 30% y Ediciones Cal y Arena de 20%

Por: SUN

GUADALAJARA, JALISCO.- La Feria Internacional del Libro de Guadalajara era la prueba de fuego para el precio fijo que marca la Ley de Fomento para la Lectura y el Libro. La mayor parte de las editoriales no aplicaron descuento en sus novedades e incluso regalaron una impresión de la legislación en sus stands; sin embargo, pocos de los visitantes apelaron a los descuentos en libros impresos antes de la publicación de la ley.

Desde la Feria Internacional del Libro de Monterrey, realizada en el mes de octubre, los editores aplicaron el precio fijo y lo mantuvieron también en la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil, pero en Guadalajara era el gran encuentro con la gente pues es visitada por más de 500 mil personas, y en la reciente edición rebasó las 600 mil.

Pocos de esos miles de visitantes preguntaban acerca del precio fijo, pocas editoriales tenían leyendas en sus stands sobre esa nueva ley del libro y la aplicación del precio fijo, una de ellas era Norma; se asombraban ante los precios que podrían llegar hasta los 300 0 400 pesos para una novela, unos de menos de 200 y 100 pesos; incluso había “botaderos” donde los saldos de libros se vendían en 25 y 29 pesos.

Los editores celebraban el precio fijo y más aún las ventas; el hecho de que la crisis económica que vive México y el mundo no hubiera llegado a la feria. Los reportes preliminares de las editoriales arrojaron incrementos en sus ventas desde 15%, 20% o 30%, o hasta 100%.

Editoriales como Santillana crecieron en ventas, llegaron a 100%. Otras casas como el Fondo de Cultura Económica habló de 30% y Ediciones Cal y Arena de 20%. El escritor Rafael Pérez Gay, director de Cal y Arena, reconoció que la vigésima segunda edición de la FIL fue muy buena, con una afluencia de público impresionante y con un conjunto de actores, escritores y poetas magnífico.

Sin embargo, escuchó “una queja generalizada: que los precios de los libros están incluso más altos que en las librerías; lo he escuchado en los pasillos y no sé a que se deba, te puedo decir que en Cal y Arena hicimos un plan de descuentos muy importante porque me sigue pareciendo que es sin duda uno de los actos culturales más importantes de la lengua española”.
Pérez Gay reconoció que la FIL tiene defectos, “hay un exceso de cultura a la personalidad y poco protagonismo de los libros”, sin embargo, dijo que sigue siendo una feria fundamental y que a pesar de los altos precios, la gente sigue comprando.

Nubia Macías, directora de la FIL, aseguró que a la gente le ha pesado los libros importados, sobre todo los que llegan de Europa y que se cotizan en euros. “La gente ha comprado de forma masiva. Santillana habla de un incremento de sus ventas de 100% respecto del año pasado. Eso es muy significativo, pienso que la gente está tan ávida de encontrarle la belleza a la vida que se ha volcado con gran entusiasmo a la feria”.

Juan Arzoz, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana, afirmó que todas las editoriales agremiadas a la Caniem han respetado el precio fijo desde el 24 de julio de 2008, cuando la Ley de Fomento para la Lectura y el Libro fue publicada en el Diario Oficial de la Federación, por disposición del presidente Felipe Calderón.

A partir de esa fecha, todos los libros publicados por las editoriales deberán dejar pasar 18 meses para que sus novedades puedan tener descuentos.

Temas

Lee También

Comentarios