Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 12 de Noviembre 2018

Entretenimiento

Entretenimiento | Francisco Rojas Cárdenas

Apreciación del Arte

Acercarnos a una de las artes para practicarla, pintar, escribir, cantar, es algo que debemos disfrutar y ya

Por: EL INFORMADOR

Miedo
Esta semana estuve platicando con una persona que tiene la afición de pintar. He visto parte de su obra en un restaurante. Una iguana en primer plano, invita a apreciar el paisaje agavero, así como el volcán de Tequila y muestra algunas escenas costumbristas de esta región de Jalisco. El trabajo vale la pena. Al menos, ayuda a la mejor digestión y a darnos una idea de dónde estamos. Sin embargo, Silvia (así se llama) no me quiso mostrar obras. "Me da miedo", dice.

En todas partes
El miedo es una emoción que todos compartimos. Recuerdo, por ejemplo, a varios actores coincidir en que el miedo se siente poco antes de salir al escenario y que éste es aprovechado en escena también. Así, tenemos miedo cuando estamos por iniciar un nuevo trabajo y cuando estamos a punto de ser padres. El miedo llega cuando nos sentimos amenazados, cuando creemos que algo o alguien nos haría daño y, sobre todo, cuando el motivo es desconocido. Entonces, ¿qué podemos hacer para combatir el miedo? Sentirnos seguros de lo que hacemos, no tomarnos tan en serio y simplemente disfrutar la situación.

La afición
Cuando nos aficionamos a una actividad, es normal que tengamos miedo. Mis hermanos juegan al futbol y no son buenos, sin embargo, no temen que las personas juzguen eso. Ellos, simplemente, se quieren divertir. A eso quiero llegar. Acercarnos a una de las artes para practicarla, pintar, escribir, cantar, es algo que debemos disfrutar y ya. Si en una oportunidad queremos compartirlo, debemos entender que esa persona no nos juzgará como artistas consumados. Lo podemos ver cuando acostumbramos ir a ver un partido de fut llanero, esperando ver jugadas de fantasía o con la precisión de lo que sucede en un estadio profesional. Obvio, más de una vez coincidimos en un espacio donde lo que parece una afición, es un buen comienzo para alguien que se puede dedicar de lleno a aquella disciplina.

La satisfacción
Confieso que he tenido miedo de escribir y de dibujar. Pero también es cierto que el placer de hacerlo suple a cualquier temor. La satisfacción de terminar un trabajo que me gusta es suficiente y si le agrada a alguien más, claro que se siente bien. Esta columna aparece así, como una invitación a pintar, a dibujar, a hacer lo que cada uno desee, sin temor a ser criticados o comparados. La competencia no existe y eso es algo que en el arte se debe comprender, para ponerlo como una alternativa en un mundo donde vale "el que más…". Ocupaciones como las artes plásticas, nacen como una manera de comunicarse, pero también su práctica es de lo más placentero y en eso nos deberíamos centrar.

Temas

Lee También

Comentarios