Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 21 de Noviembre 2018

Entretenimiento

Entretenimiento | Arranca nueva etapa en su vida

Angélica Rivera repara su corazón

A lo largo de su carrera, a la actriz se le ha relacionado con diferentes personalidades de la pantalla chica, sin embargo sólo tiene ojos para el gobernador del Estado de México

Por: SUN

CIUDAD DE MÉXICO.- El 27 de abril de 2007, Angélica Rivera subió al estrado de los Premios TV y Novelas para recibir el galardón como Mejor actriz por su actuación en Destilando amor. Su vida había cambiado mucho durante la grabación de dicha telenovela pero apenas estaba llegando a la primera curva de una montaña que la llevaría hasta convertirse en novia del presidenciable más codiciado por las solteras de México.

Rivera agradeció el premio a sus hermanos, a su empresa y a su productor. Agregó: “Se lo quiero dedicar a mis tres más grandes amores, Sofía, Fernanda y Regina, las amo muchísimo”.

Al mencionar sólo a sus hijas y no a su marido, fue obvio que a partir de entonces su familia había cambiado.

En 1995 protagoniza La dueña, donde interpreta a una mujer de carácter fuerte. Para entonces ya tenía una relación estable con José Alberto Castro. Al terminar la telenovela se retira voluntariamente para dar a luz a su primera hija.

Sus siguientes telenovelas (Huracán y Ángela) intentaron explotar la misma fórmula de La dueña. Su vida personal avanzaba sobre rieles: ya tenía tres hijas y en 2004 se casa con José Alberto Castro. Entonces sucedió: la telenovela Destilando amor fue un gran éxito en 2006, todo mundo quería estar con Angélica Rivera y la involucraron en romances con su co protagónico Eduardo Yáñez.

Finalmente se divorció. Desapareció unos meses hasta que de pronto su imagen inundó los televisores en anuncios pagados por el gobierno del Estado para promover acciones y obras de Enrique Peña Nieto.

Temas

Lee También

Comentarios