Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 17 de Noviembre 2018
null
Jalisco

El Lago de Chapala sube tres centímetros al día en promedio

Las lluvias de las últimas tres semanas han provocado que sea uno de los mejores temporales de los últimos siete años
 

El Informador

En 21 días, el Lago de Chapala ha recuperado 61 centímetros; es decir, registra un incremento de tres centímetros al día en promedio en el presente temporal.

La cota actual es de 94.93 metros, con un almacenamiento de cuatro mil 676 millones de metros cúbicos, que lo ubican en el 59.22% de su capacidad. Es la mejor recuperación de los últimos siete años gracias a las lluvias que se han registrado en las últimas semanas.

De acuerdo con datos de la Comisión Estatal del Agua (CEA), se encuentra 78 centímetros más arriba que el año pasado, cuando la cota, al corte del 9 julio, era de 94.15 metros, con un almacenamiento de tres mil 854 millones de metros cúbicos; es decir, estaba al 48.8% de su capacidad, debido a que en 2017 la recuperación comenzó más tarde: el 2 de julio. Este año inició el pasado 19 de junio.

El director técnico del Organismo Cuenca Lerma Santiago Pacífico, Justo Cardoso García, informa que de 2012 a 2017 se registraron los niveles más bajos del lago, “por consiguiente era más difícil la recuperación de esos años”.

El funcionario destaca que la recuperación actual rebasa el volumen que requiere el Sistema Intermunicipal de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA), “el volumen que tiene concesionado para uso público urbano son 230 millones de metros cúbicos. La manera en cómo está evolucionando el Lago de Chapala, nos está asegurando el volumen que se requiere”.

La recuperación que ha tenido en las últimas tres semanas, representa casi dos terceras partes de lo que perdió durante la temporada de estiaje pasada. De octubre del año pasado a junio de este año, había descendido 119 centímetros.

Además, por primera vez, en lo que va del año, la evaporación ha sido menor frente al nivel de precipitaciones.

Por su parte, el gerente de Gestión de Cuencas de la CEA, Raúl Alberto Acosta, destaca que la temporada de lluvias en Jalisco comenzó mejor de lo que se tenía proyectado, “es una recuperación mayor a lo esperado”.

Recuperación

Año Metros
2011 0.24
2012 0.49
2013 0.97
2014 1.25
2015 1.45
2016 1.22
2017 1.43
2018* 0.61

Histórico

Año Cota
2009 95.55
2010 95.22
2011 95.28
2012 94.12
2013 93.18
2014 93.49
2015 94.04
2016 94.22
2017 94.15
2018* 94.93

Proyectan una  recuperación de 1.50 metros

Para el cierre de la temporada de lluvias de este año, los organismos operadores del agua esperan que la recuperación del nivel del Lago de Chapala sea de 1.50 metros; es decir, por arriba del 1.43 metros que se registró el año pasado.

La mejor recuperación anual que ha tenido el lago en los últimos 20 años se presentó en 2003, con un total de tres metros con 23 centímetros. Sin embargo, en 2004 bajó dos metros con 31 centímetros.

El gerente de Gestión de Cuencas de la Comisión Estatal del Agua (CEA), Raúl Alberto Acosta, reconoce que una buena recuperación garantiza una mejoría en los servicios turísticos de la ribera y una mejor calidad del agua, “ya que como es un lago prácticamente cerrado, casi no desfoga al Río Santiago. Cuando el lago se evapora y se concentra, digamos, disminuye el nivel, pues los contaminantes tienden a concentrarse; al tener un mayor nivel, la dilución es mayor y la contaminación disminuye”.

Además, se genera un efecto de microclima y, sobre todo, garantiza que se tendrá un periodo largo de abasto de agua para el Área Metropolitana de Guadalajara, “esperemos que sigan así y el lago tenga una buena recuperación”.

Por su parte, el director Técnico del Organismo Cuenca Lerma-Santiago Pacífico, Justo Cardoso García, recuerda que de este volumen depende la distribución del agua de toda la Cuenca del Lerma, “a más volumen que tengamos almacenado en el Lago de Chapala, más se le otorga en la parte alta porque las reglas de la distribución del agua de lo que es la Cuenca del Lerma, depende del almacenamiento del lago”.

Subraya que el mes que hace la diferencia es septiembre, “tenemos mucha confianza de que sí vamos a llegar arriba del metro”. Para ese mes, se prevé que las precipitaciones en el Estado sean por arriba de la media.

A la fecha se ha cumplido la perspectiva que se tenía hasta junio, “se está cumpliendo porque en varias de las estaciones climatológicas en donde estamos registrando las lluvias, ya fue rebasado su nivel histórico. Estamos teniendo un buen mes de lluvia y lo estamos teniendo de manera general”.

Más de la mitad de las estaciones climatológicas de la Conagua en Jalisco superaron su media histórica durante junio. EL INFORMADOR/Archivo

Superan la media histórica

De las 40 estaciones climatológicas con las que cuenta la Conagua para medir las precipitaciones en Jalisco, más del 50% rebasaron su media histórica durante junio, comenta el director técnico del Organismo Cuenca Lerma Santiago Pacífico.

Aclara que en cada estación se realiza un comparativo mensual para conocer la cantidad de lluvia en las diferentes zonas. Durante el mes pasado, por ejemplo, la estación Bocas ubicada en Mezquitic tuvo un total acumulado de 138.81 milímetros y su media histórica es de 90.60 milímetros, “y así para todas las demás, en la mayoría estamos rebasando esa media histórica”.

Cardoso agrega que en este mes podría no sobrepasar ese rango, “vamos a quedar un poquito debajo de la media histórica, y en agosto más abajo”.

Por su parte, el meteorólogo de la UdeG, Héctor Magaña, coincide en que la cantidad de lluvia que se presentó en junio en el Área Metropolitana de Guadalajara rebasó la media histórica. Por ejemplo, el promedio normal que se debió presentar el mes pasado era de entre 183 y 187 milímetros; sin embargo, superó los 200 milímetros de agua en algunas zonas, “quiere decir que junio ha sido anormal”.

Aunque ha caído mucha agua, el académico comenta que la percepción de la ciudadanía, sobre todo en  la metrópoli, de que ha llovido más que en otros años por los problemas de inundaciones, obedece también a otros factores como los relacionados a la mala planeación urbana.

“Guadalajara se ha expandido demasiado y se ha construido en partes donde no se debe. Hay avenidas y centros comerciales por donde pasaban ríos, obviamente que la naturaleza conforme va avanzando, en algunas ocasiones que trae tormenta muy fuertes, obviamente que reclama esos lugares donde siempre ha pasado”.

Durante las lluvias registradas a principios del mes pasado, en la ciudad se registraron nuevos puntos de inundación, principalmente en la zona de Patria y Ávila Camacho, así como en la Línea 1 del Tren Ligero.

Aplican inspecciones 

Para hacer frente a los problemas de contaminación  o invasión en el Lago de Chapala, Cardoso García recuerda que durante este año se realizarán 23  visitas de inspección a los diferentes usuarios que descargan sus aguas a los cuerpos receptores.

A la fecha se han realizado 10 visitas, de las cuales aún no se dan a conocer los resultados para determinar si se les aplica o no alguna sanción.

Otro de los compromisos para combatir el problema, destaca, es el monitoreo que se realiza seis veces al año sobre la calidad del agua de la Cuenca Lerma-Chapala-Santiago y El Ahogado.

Para revisar la calidad del agua se utilizan cuatro indicadores: el DBO, para medir el oxígeno que tiene el agua, el cual, asegura, se encuentra bajo. “Las corrientes tienen poco oxígeno porque les demanda mucho la contaminación, principalmente en materia orgánica”.

Señala que uno de las principales problemáticas es que los municipios no le dan el tratamiento adecuado al agua, “tenemos problemas por ahí, porque algunas plantas de tratamiento no están funcionando”.

De acuerdo con datos publicados en la página de la Comisión Estatal del Agua, de las 276 plantas que se tienen en la Entidad, el 50% se encuentran fuera de operación o fueron dadas de baja.

Otro de los indicadores para monitorear la calidad del agua del lago es el DQO. Cardoso García subraya que se han detectado algunos parámetros fuera de norma, “quiere decir que tenemos que vigilar más a los industriales, porque hay algunas descargas industriales que no están cumpliendo cabalmente con los parámetros que se les establecieron”.

Con relación a los metales pesados, asegura que la mayoría están dentro de la norma, “es decir, sí hay metales pesados, pero no están fuera de norma. Eso quiere decir que en todos los casos vamos a tener este tipo de contaminantes porque el contacto con los diferentes estratos del suelo llevan implícito que tengan ese tipo de contaminantes”.

El funcionario reconoce que se tienen problemas de materia orgánica, pues se descargan aguas sin tratamiento, como son las de uso agrícola, “este último utiliza muchos fertilizantes… y éstos y los herbicidas los arrastra el agua y es muy difícil de controlarlos”. A esto se suman las descargas domiciliarias clandestinas.

Con relación a las denuncias de la ciudadanía, principalmente de los habitantes del municipio de Poncitlán, quienes han señalado problemas renales por la contaminación del agua, reconoce que se tiene una presión muy fuerte de la sociedad sobre este tema, “pero se les demostró que no sólo es el agua sino muchos factores. El agua tiene un tratamiento antes de entregarla a la población”.

Sin embargo, habitantes de esta comunidad han solicitado al Congreso del Estado que exijan a las autoridades realizar acciones para atender los problemas de salud.

El Lago de Chapala suma 61 centímetros de recuperación en los últimos 21 días. EL INFORMADOR/Archivo

Presas, al 68% de su capacidad

Las presas de la Cuenca Lerma Santiago Pacífico se encuentran al 68% de su capacidad en promedio. De acuerdo con el reporte de la CEA, actualmente tienen un almacenamiento de mil 441 millones de metros cúbicos, de los dos mil 015 millones de metros cúbicos de su capacidad. Esto representa 425 millones de metros cúbicos por arriba del volumen que se tenía el año pasado.

Por ejemplo, la presa Ignacio Allende, ubicada en Guanajuato, se encuentra al 101.4% de su capacidad y está desfogando 30 metros cúbicos por segundo. Actualmente tiene un volumen de 126.9 millones de metros cúbicos, frente a los 45.34 millones de metros cúbicos que tenía el año pasado.

La Presa La Purísima, de Guanajuato, también se encuentra por arriba de su capacidad, con 109% de llenado y se están desfogando 6.4 metros cúbicos por segundo. Al corte de este martes, tenía un volumen de 108 millones de metros cúbicos frente a los 53 millones de metros cúbicos que tenía en 2017.

De la Cuenca Lerma Chapala son las únicas presas que se encuentran por arriba de su capacidad. Sin embargo, la presa Tepuxtepec, ubicada en Michoacán, se encuentra al 99.5% de llenado, por lo que en los próximos días también se podrían realizar salidas.

“Las demás están en proceso de llenado, apenas acabó junio y ya se están viendo efectos importantes, esperemos que continúe así y el lago tenga una muy buena recuperación”, informó el gerente de Gestión de Cuencas de la CEA.

El año pasado, la única presa que se encontraba por arriba de su nivel era la Ignacio Ramírez, en el Estado de México.

Destaca que la Presa Solís, en Guanajuato, se encuentra al 62.5%. Es la de mayor capacidad.

Todos los embalses deben desfogar cuando superan el 80% de su capacidad, lo cual beneficiará a Chapala próximamente.

Por su parte, el director técnico de la Organismo Cuenca Lerma Santiago Pacífico, comenta que de las presas ubicadas en el Estado, El Cuarenta, ubicada en Los Altos, está llena: tiene una capacidad total de 30.6 millones de metros cúbicos y se encuentra con un almacenamiento de 30.7 millones de metros cúbicos.

La otra presa que se encuentra llena es la de El Salto, con un almacenamiento de 88 millones de metros cúbicos. También Santa Rosa, con un almacenamiento de 230 millones de metro cúbicos.

Las presas estatales se encuentra  en un 62.3% de su capacidad, con mil 013 millones de metros cúbicos; es decir, 141 millones de metros cúbicos por encima del volumen registrado el año pasado.

Almacenamientos de la Cuenca Lerma Chapala
Presa Almacenamiento (%)
José Antonio Alzate 29.3
Ignacio Ramírez 48.9
Tepetitán     76.1
Francisco Trinidad Fabela 37.3
Tepuxtepec 99.5
Solís 62.5
Yuríria 42.7
Ignacio Allende 101.4
Melchor Ocampo 74.5
La Purísima 109.9
Total 68.2
Situación de las principales presas de Jalisco
Presa Almacenamiento (%)
Lugo Sanabria (La Pólvora) 99.49
La Vega 52.22
El Cuarenta 100.53
Tenasco 46.46
La Colonia 33.68
Chila 41.08
El Salto 103.90
Cajón de Peña 48.32
Corrinchis     26.67
Ramón Corona (Trigomil) 53.12
Tacotán 62.62
Hurtado (Valencia) 29.51
Basilio Vadillo 56.73
Santa Rosa 105.11
Elías González Chávez (Calderón) 60.80
La Red 77.26
Total 62.34
Lerma-Chapala. De las 11 presas más importantes de la cuenca solamente dos están desfogando hacia el lago. EL INFORMADOR/Archivo

LA VOZ DEL EXPERTO

“Año anómalo”

Héctor Magaña Fernández (académico del Instituto de Astronomía  y Meteorología de la UdeG)

Para el meteorólogo, este año ha sido “anómalo”, pues el pasado mes de mayo fue diferente al de años anteriores. A pesar de que en el segundo trimestre siempre se esperan temperaturas de 30 grados centígrados, recuerda que a finales de abril comenzó una ola de calor fuerte.

“En los otros años llegábamos a estas temperaturas por unas horas y volvía a bajar. Sin embargo, este año se mantuvieron a veces temperaturas muy cálidas. Esa sensación de calor estuvo más fuerte que en otras ocasiones”.

Fue ahí, dice, cuando se comenzaron a notar las diferencias. La primera quincena de mayo comenzó con lluvias, pero fueron ligeras y aisladas y, en junio, se registraron precipitaciones más intensas, “generalmente el temporal comienza a mediados de junio y continúa hasta julio, agosto, septiembre y parte de octubre”.

El meteorólogo acentúa que, a finales del año pasado, se registró el fenómeno de “La Niña”, pero en los últimos meses cambió a “El Niño”, con el cual se comienzan a calentar las aguas del Pacífico, “pero un niño monstruo que comienza a calentar sus aguas (…). Pensamos que va a continuar a fortalecerse ‘El Niño’ en los próximos meses, pero al calentar esas aguas, se tendrán más huracanes en el lado del Pacífico y menos en el Atlántico”.

Si continúa este fenómeno, destaca Magaña Fernández, es probable que se tengan más días de canícula y, después de la mitad de agosto, puedan presentarse de nuevo precipitaciones importantes, lo cual continuaría en octubre, “pero si ‘El Niño’ persiste, es probable que tengamos precipitaciones hasta noviembre, pero de índole ligera”.

Prevén que las lluvias disminuyan

A pesar de que la perspectiva del Servicio Meteorológico Nacional es que las lluvias bajarán en este mes y el siguiente, tanto la CEA como el Organismo de Cuenca Lerma Santiago Pacífico esperan que se mantengan en buenos niveles para continuar con la recuperación del Lago de Chapala.

De acuerdo con datos del SMN, para este mes se prevé una precipitación acumulada mensual de 111.9 milímetros para todo el país, lo que representa un 17% por debajo de la media histórica. Aunque en algunas regiones se podrían tener lluvias por arriba del promedio, en el caso de Jalisco, la perspectiva es que estaría por debajo del rango nacional.

Para agosto, la perspectiva es de 104.6 milímetros de lluvia acumulada mensual, que representa un 22.3% por debajo de la media.  De nuevo, se podrían tener condiciones por debajo de ese rango en esta entidad.

Para el mes de septiembre se prevé una recuperación con una lámina de lluvia promedio de 143.5 milímetros, que representa 5.9% por arriba de la media, lo que podría beneficiar al Este de Jalisco, donde se presentarían lluvias por arriba de la media.

El gerente de Gestión de Cuencas de la CEA comenta que actualmente ya se llevan seis ciclones de un total de 18 que se tienen pronosticados para el Pacífico, por lo que considera que a la fecha se mantiene una actividad importante de precipitaciones que podría beneficiar al Estado, “del lado del Atlántico tienen pronosticados 14 y apenas va uno. Todavía nos quedan bastantes fenómenos ciclónicos que se puedan presentar de aquí a que termine el temporal en octubre o noviembre”.

Por su parte, el experto de la UdeG recuerda que al inicio de la temporada de huracanes se presentaron dos,  “pensamos que si ‘El Niño’ sigue fortaleciéndose más, vamos a tener un julio con agua normal”.

Sin embargo, el experto recuerda que la perspectiva sí podría cambiar en agosto, “cada año al inicio de agosto se tienen cuatro o cinco días sin lluvia”.

Suman 6 de 18 ciclones en el Pacífico

De los 18 ciclones que se tienen pronosticados para el Océano Pacífico durante esta temporada, ya van seis. El último en registrarse fue “Fabio”, que comenzó a formarse el pasado 30 de junio y perdió fuerza el 6 de julio.

“Fabio” comenzó como una depresión tropical al Sur-suroeste de Zihuatanejo, Guerrero, y Lázaro Cárdenas, Michoacán. Se convirtió en categoría 1 y 2 al Sur-oeste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, y se debilitó nuevamente a depresión tropical hace cinco días.

La temporada de ciclones comenzó en el Pacífico con “Aletta”, que se presentó del 5 al 11 de junio. Le siguieron “Bud”, que se convirtió a huracán categoría IV y se degradó a una baja presión remanente. Este fenómeno ciclónico provocó afectaciones en Jalisco y Guerrero. Le siguió la tormenta tropical “Carlotta”, que dejó afectaciones menores en municipios de Guerrero.

Posteriormente se registraron las depresiones tropicales “Daniel”, del 23 al 26 de junio, y “Emilia”, del 27 de junio al 1 de julio. De los 18 ciclones que podrían formarse en las aguas del Pacífico: ocho serían tormentas tropicales, cuatro huracanes categoría 1 y 2, y otros seis huracanes categoría 3, 4 o 5.

Por su parte, para el Océano Atlántico se tienen pronosticados un total de 14 ciclones, de los cuales ya se han registrado tres.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina de la protección que brinda la autoridad al vaso lacustre?

Participa en Twitter en el debate del día @informador