Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 22 de Octubre 2019
null
Internacional

El "Chapo" es culpable; enfrenta cadena perpetua

Aunque la sentencia se confirmará el 25 de junio próximo, un jurado lo declaró responsable de una decena de delitos

El Informador

Joaquín “Chapo” Guzmán fue declarado culpable de 10 delitos por un jurado que deliberó durante seis días, en un proceso de casi cuatro meses y que pasará a la historia como el mayor juicio por narcotráfico en Estados Unidos.

Los 12 miembros del jurado neoyorquino consideraron de manera unánime culpable al narcotraficante por los delitos de liderazgo y mantenimiento de una empresa criminal continuada, tráfico internacional de drogas, uso de armas de fuego y blanqueo de dinero procedente de la venta de narcóticos, principalmente. El jurado sólo consideró que no habían sido probadas, más allá de la duda razonable, dos de las 27 violaciones que componían el primer cargo, que es el más importante y que debería suponerle una condena a cadena perpetua: un envío a Estados Unidos de 19 mil kilos de cocaína en marzo de 2007 y otro de mariguana en enero de 2012. Sin embargo, la pena se conocerá con detalle hasta la lectura de la sentencia el 25 de junio próximo, aunque expertos coinciden en que pasará el resto de sus días en prisión por la gravedad de sus ilícitos, con base en la ley estadounidense.

El “Chapo”, de 61 años y vestido con traje azul y corbata oscura, permaneció impasible durante la lectura de la sentencia, al igual que su mujer, Emma Coronel, cuya salida de la Corte de Brooklyn se produjo entre una avalancha de periodistas.

Para el fiscal de Distrito, Richard Donoghue, esta decisión fue una “victoria” tanto para el pueblo americano como para las “familias que perdieron a sus seres queridos” por culpa de las drogas que el “Chapo” introdujo en el país. La defensa, por otro lado, aseguró que apelará la decisión. “Ha sido un honor y un placer representar a Joaquín Guzmán”, remarcó el abogado Jeffrey Lichtman, para quien su defendido siempre estuvo “feliz” durante el proceso.

Desde que arrancó el juicio en noviembre pasado, el jurado escuchó a los 56 testigos cooperantes que la Fiscalía llevó al estrado, 14 de los cuales se trataban de antiguos socios o trabajadores del “Chapo”, que tenían acuerdos de colaboración con el Gobierno norteamericano. Entre ellos, algunos miembros importantes del cártel de Sinaloa, como Jesús “Rey” Zambada, Vicentillo Zambada o Juan Carlos Ramírez Abadía “Chupeta”, líder del cártel colombiano del Norte del Valle.

Una cárcel de Colorado, conocida como “Alcatraz de las Montañas Rocosas”, sería la última “casa” del narco. Todavía nadie escapa de esa prisión.

Sus 10 delitos

El jurado de Brooklyn declaró culpable al “Chapo” y su sentencia se conocerá el 25 de junio. Es culpable de 10 delitos:

  1. Participación continua en una empresa criminal.
  2. Conspiración internacional para producir y distribuir cocaína, heroína, metanfetaminas y mariguana.
  3. Conspiración para importar cocaína.
  4. Conspiración para distribuir cocaína.
  5. Distribución internacional de cocaína.
  6. Otro cargo por distribución internacional de cocaína.
  7. Uno más por distribución internacional de cocaína.
  8. Se suma un cuarto por distribución internacional de cocaína.
  9. Uso de armas de fuego.
  10. Conspiración por lavado de dinero producto del narcotráfico.
Tras el veredicto, el “Chapo” enfrenta una cadena perpetua. En la imagen, cuando fue extraditado a Estados Unidos en 2017. AP/DEA

El criminal que desafió al Estado

La sentencia contra el sinaloense, culpable de dirigir las actividades del Cártel de Sinaloa, se conocerá hasta el 25 de junio, aunque todo indica que será condenado a cadena perpetua.

Joaquín Guzmán Loera quedará en la historia del narcotráfico como el criminal que desafió al Estado mexicano al fugarse en dos ocasiones de prisiones de máxima seguridad. Y por tejer una amplia red de funcionarios a su servicio: policías, miembros de alto rango de las fuerzas armadas y políticos.

Nació en el municipio sinaloense de Badiraguato, el 4 de abril de 1957. Vivió en La Tuna y, a los 15 años de edad se inició en el narcotráfico, en la siembra de mariguana en la sierra. Entró de lleno al negocio de las drogas en la década de los ochenta del siglo pasado, de la mano del fundador del Cártel de Guadalajara, Miguel Ángel Félix Gallardo, el “jefe de jefes”, quien se convirtió en el zar de la cocaína al ser el primero en traficarla a Estados Unidos.

Tras la caída de Félix Gallardo, el “Chapo” fundó el Cártel de Sinaloa, asociado con Héctor Palma Salazar, el “Güero Palma”, dos capos que fueron los más buscados por autoridades de Estados Unidos.

Al mando del Cártel de Sinaloa, transportó decenas de miles de kilogramos de narcóticos desde Centro y Sudamérica para distribuirlas al mayoreo en ciudades de Estados Unidos, como en Arizona, Atlanta, Chicago, Los Ángeles, Miami y Nueva York.

Según la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), utilizó submarinos, aviones de fibra de carbono, trenes y túneles transnacionales.

Una de las mayores incautaciones de drogas dirigidas a los Estados Unidos involucró más de siete toneladas de cocaína escondida en latas de chiles jalapeños, reportó la DEA. El lucrativo negocio de narcotráfico de Guzmán generó miles de millones de dólares en ganancias ilícitas.

Otra de las incautaciones más grandes fue de 1.26 millones de dólares en compartimentos ocultos en un camión conducido por el hermano del “Chapo” en Douglas, Arizona, en 1989.

Además del contrabando de efectivo, supervisó numerosas compañías fantasma, como una empresa de jugos y otra de harina de pescado, para lavar las ganancias del cártel.

Fue detenido por primera vez en 1993, en Guatemala, en el puente internacional del Talismán, y extraditado a México, donde fue ingresado al penal de Almoloya.

En 1995 fue trasladado al penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, de donde se fugó en un carrito de lavandería el 19 de enero de 2001. Ese año fue declarado por el Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés), como el segundo criminal más buscado del mundo, después del líder de la red terrorista Al Qaeda, Bin Laden.

Como fugitivo, se reintegró al negocio del tráfico de drogas, catapultándolo en breve tiempo como el narcotraficante más importante y el más buscado por las autoridades de México, además por el FBI, Interpol y la DEA.

Según el Departamento de Justicia, el Cártel de Sinaloa tiene acceso ilimitado a las armas y su “éxito se basó en el uso de la violencia para mantener su poder en toda la región y más allá”.

En febrero de 2014, el capo fue detenido por elementos de la Marina en Mazatlán, Sinaloa; sin embargo, luego de un año volvió a fugarse, en esta ocasión del penal de máxima de seguridad del Altiplano.

Dos años después fue recapturado por elementos de las fuerzas federales durante un operativo realizado en Sinaloa.

En enero de 2017, Guzmán fue extraditado a Estados Unidos bajo la condición de que no le fuera aplicada la pena de muerte.

El “Chapo”, de 61 años y vestido con traje azul y corbata oscura, permaneció impasible durante la lectura de la sentencia. AP/E. Williams

Festejan en Estados Unidos

La culpabilidad del capo mexicano “es una victoria por mucho tiempo esperada para Estados Unidos y para las familias que perdieron seres queridos por la droga”, aseguró la Fiscalía federal tras conocerse la decisión del jurado, en su sexto día de deliberación.

“El reinado de sangre de Guzmán Loera al frente del Cártel de Sinaloa ha llegado a su fin. Y el mito de que no podía ser llevado ante la justicia ha muerto”, afirmó el fiscal de Distrito en Nueva York donde se le juzgó, Richard Donoghue.

Indicó que el narco “ha sido responsabilizado por las toneladas de droga ilegal que traficó por más de dos décadas, los asesinatos que ordenó y cometió, así como los millones de dólares que ganó mientras causó incalculable dolor y sufrimiento”.

Un jurado popular halló culpable a Guzmán Loera de 10 cargos por los que se le juzgó relacionados con el narcotráfico. El proceso judicial comenzó el pasado noviembre y culminó ayer con el veredicto contra el famoso mexicano.

El jurado escuchó durante el juicio 56 testimonios aportados por la Fiscalía, de los que 14 fueron cooperantes, personas muy cercanas a Guzmán Loera, socios y ex empleados presos en cárceles en Estados Unidos, que testificaron a cambio de una reducción de sus sentencias.

“Hay quienes dicen que la guerra de las drogas no merece la pena. Esa gente se equivoca”, afirmó el fiscal, quien destacó que el veredicto es la culminación del incansable trabajo de las agencias del orden dentro y fuera de Estados Unidos.

Por su parte, el director de la DEA en Nueva York, Ray Donovan, afirmó que no desistirán de perseguir a los narcotraficantes. “No importa quién seas, dónde te encuentres o el poder que tengas”.

El “Chapo” fue responsable de “inundar” las calles de Estados Unidos con cocaína, así como grandes cantidades de droga peligrosa, como heroína y metanfetamina.

 

“No voy a llorar”

“Hoy no voy a llorar. Nadie ha muerto aquí”, dijo Emma Coronel al conocer el veredicto de culpabilidad emitido contra su esposo, el “Chapo” Guzmán.

Fue la respuesta al ofrecimiento de una periodista que le ofreció unos pañuelos desechables inmediatamente después de conocerse el veredicto.

Coronel, quien el próximo 3 de julio cumplirá 30 años de edad, acudió prácticamente a todas las audiencias del juicio, que inició el pasado noviembre y concluyó ayer.

Según periodistas presentes en la sala, Guzmán y Coronel intercambiaron miradas tras conocer el veredicto, “era notorio que la ex reina de belleza se esforzaba en no llorar”, revelaron.

Una leve sonrisa compartida fue la despedida entre ambos. Y Coronel se llevó la mano a su corazón como gesto de adiós.

Fue ahí donde la periodista Blanca Rosa Vilchez ofreció los pañuelos desechables a la esposa de Guzmán, quien le respondió con palabras que en todo momento pretendieron mostrarla serena, acotó la reportera.

    “Nadie ha muerto aquí”. “Hoy yo no voy a llorar. ¿Por qué? Nadie ha muerto aquí”, dijo Emma Coronel al salir de la corte de Nueva York. AFP/D. Angerer

    CLAVES

    Pedirán nulidad del juicio

    Defensa Los abogados mexicanos que intentaron evitar la extradición del “Chapo” anunciaron que buscarán ante cortes internacionales que se declare la nulidad de su juicio en Nueva York por se “ilegal”.

    Ilegal Juan Pablo Badillo y José Luis González sostuvieron que el traslado en 2017 del capo a Nueva York estuvo fuera de la ley, dado que la extradición sólo fue autorizada por las Cortes de California y Texas. “Por consecuencia, todos los actos judiciales de esta Corte de Nueva York son nulos de pleno derecho”, sostuvo Badillo.

    Recursos Por eso recurrirán ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya y la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, además de exponer esta situación ante la ONU y Amnistía Internacional.

    Sigue: #DebateInformador

    ¿Qué opina de la sentencia que recibirá Joaquín Guzmán Loera?

    Participa en Twitter en el debate del día @informador