Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 15 de Noviembre 2018
Economía | La OCDE prevé que el Producto Interior Bruto del conjunto de sus 30 países miembros crecerá un 1.4% este año.

OCDE: ayudas deberían limitarse de forma casi exclusiva al sistema financiero

El financiero es fundamentalmente el único sector que por la quiebra de sus instituciones podría arrastrar en su caída al resto de la economía

Por: EFE

París,Francia.- La crisis económica, por su carácter excepcional, necesita estímulos macroeconómicos en particular por la vía de rebajas fiscales, según la OCDE, que considera que las eventuales ayudas a sectores productivos deberían limitarse de forma casi exclusiva al financiero, por el riesgo sistémico que plantea.

El financiero es "fundamentalmente" el único sector que por la quiebra de sus instituciones podría arrastrar en su caída al resto de la economía, subrayó hoy el economista jefe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Klaus Schmidt-Hebbel, en la presentación a la prensa del informe semestral de Perspectivas.

Schmidt-Hebbel reconoció que "son necesarios estímulos macroeconómicos adicionales" a los contemplados por los Gobiernos para hacer frente a la recesión en la que ha entrado la OCDE, pero a continuación indicó que "es vital" que eso se haga "con condiciones".

En primer lugar, esos planes de relanzamiento "deben aplicarse tan pronto como sea posible" para que tengan un efecto inmediato y además han de diseñarse con carácter temporal para retirarse en cuanto se den los primeros signos de recuperación, señaló.

Preguntado sobre las ayudas contempladas en Estados Unidos o Europa para otros sectores, y en particular el automovilístico, el economista jefe de la OCDE se pronunció en contra, porque a su juicio la quiebra de una empresa, por muy grande que fuera, no se llevaría consigo al resto de esta industria.

Es más, añadió que los consumidores no dejarían por eso de comprar coches, sino que se decantarían por los de la competencia.

En cuanto a eventuales medidas en apoyo de la vivienda, Schmidt-Hebbel admitió que "pueden ser una medida temporal útil a corto plazo", y aludió al programa australiano para favorecer la concesión de créditos hipotecarios a personas que no son todavía propietarias.

Las puntualizaciones de la OCDE llegan en un momento en que se ultima un plan de relanzamiento de la Unión Europea y se discute sobre la pertinencia de acudir en ayuda de algún sector productivo, en particular el del automóvil.

El economista jefe señaló que la recesión que se inició en la OCDE en el tercer trimestre de este año se prolongará durante "cuatro trimestres", y precisó que la recuperación será débil y sólo empezará a finales de 2010.

La OCDE prevé que el Producto Interior Bruto del conjunto de sus 30 países miembros crecerá un 1.4% este año, antes de bajar un 0.4% el próximo y de subir un 1.5% en 2010, cifras que significan una revisión severa respecto a las previsiones publicadas en junio.

Schmidt-Hebbel señaló que estas nuevas estimaciones se basan en la asunción de que el periodo crítico de las turbulencias financieras terminará pronto, "en unas semanas" o "en unos meses" y en cualquier caso antes de un año.

Pero admitió que no se puede prever exactamente lo que ocurrirá, dado que la situación actual "no tiene precedentes", e indicó que "los riesgos están muy significativamente orientados a la baja", a un deterioro todavía mayor de la coyuntura.

Unos riesgos que vendrían de un periodo más largo del calculado antes de que se normalice la situación financiera, de quiebras de entidades financieras que conducirían al endurecimiento de las condiciones crediticias o a un contagio de las economías emergentes en forma de desconfianza y salida de capitales.

Temas

Lee También

Comentarios