/contenidos/2008/03/30/noticia_0074.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Junio 2018
Economía | La crisis hipotecaria es un nuevo dolor de cabeza para los mexicanos residentes en Estados Unidos.

Golpea a mexicanos residentes en EU la crisis hipotecaria

La economía de Estados Unidos sufre una grave desaceleración ocasionada principalmente por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria con el estallido de la crisis hipotecaria

Por: EL INFORMADOR

MÉXICO.- La crisis hipotecaria es un nuevo dolor de cabeza para los mexicanos residentes en Estados Unidos, aseguró Claudio Alvarez, agente encargado de negociar hipotecas y testigo privilegiado de los problemas que vive este sector.

Alvarez, originario del estado mexicano de Colima y agente de la firma Bridgewater Funding, con sede en Long Island, realiza desde hace cinco años el papel de negociador de hipotecas entre los compradores de casa y los bancos.

La economía de Estados Unidos sufre una grave desaceleración ocasionada principalmente por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria con el estallido de la crisis hipotecaria en el verano pasado.

En declaraciones a Notimex, Alvarez dijo que "hasta antes de la crisis, muchos bancos empezaron a aceptar como comprobante de ingresos simplemente una carta del jefe diciendo el salario que uno ganaba. No checaban más".

Sin embargo, desde noviembre anterior, las entidades bancarias exigen cada vez más garantías de pago, como la declaración de impuestos, a través de la cual comprueban los ingresos de quienes solicitan la hipoteca.

"La culpa ha sido un poco de todos: de los bancos que rebajaron los requisitos, de los brokers (gestores) de hipotecas que se aprovecharon de los incautos y de aquellos que no supieron contratar una buena hipoteca o que mintieron para que se la concedieran", explica.

En el caso de los inmigrantes latinos, "no escuchan lo que les dicen, no entienden las condiciones de las hipotecas, y porque están empeñados en siempre elegir un tipo de interés variable porque es más bajo que uno fijo".

Y ahí viene uno de los principales problemas, porque con el paso del tiempo, y más en épocas de crisis, éstas se elevan, haciendo imposible el pago mensual que en algunos casos puede aumentar varios cientos de dólares al mes, eso sin contar los intereses.


"Los paisanos que vienen de México no eligen como debieran, se asesoran mal, sobre todo por falta de conocimiento y preparación", dice Alvarez.

Un ejemplo es Armando, originario del estado de Puebla, y quien prefiere no decir su apellido. Mesero de profesión, lleva ocho años en Nueva York y recién consiguió regularizar su situación.

Pero ahora tiene un nuevo dolor de cabeza: cómo hacer frente al pago de su hipoteca; "creo que voy a tener que vender mi casa antes de que me la quite el banco", señala a Notimex, aunque afirma que aún le queda algún margen de salvación.

En el lado contrario está Jaime Flores, del estado mexicano de Hidalgo y con 18 años en la Gran Manzana.

Flores, quien cuenta con dos tiendas de material deportivo en El Barrio, zona de Harlem tomada por hispanos, y en Brooklyn, contrató una hipoteca con tasa fija por lo que sigue pagando al mes la cantidad que contrató al principio.

"Estoy tranquilo, no tengo problemas con la hipoteca. Ahora bien, el problema vendrá si la crisis económica se agudiza y me golpea fuerte. Será entonces cuando baje mi negocio y no pueda pagar la letra mensual", señala con cierta preocupación Flores.

"De momento, estamos caminando sobre el río. Veremos lo que viene ahora", añade.

Marlene Guinchard, responsable de Hipotecaria Mexicana en este país, dijo que la crisis hipotecaria por la que atraviesa Estados Unidos no les afecta directamente, aunque sí ha notado algunos efectos colaterales.

Hipotecaria Mexicana, creada en 2004 y adquirida por el BBVA Bancomer en 2005, se especializa en dar préstamos a gente que reside en Estados Unidos –la gran mayoría mexicanos- para que compren casas en México con créditos concedidos allí.

"Lo que sí hemos visto es que la gente hace más preguntas, ha crecido mucho el interés por todo lo que tiene que ver con las hipotecas o la compra de una vivienda", dijo Guinchard a Notimex.

Indicó que debido a la crisis estadunidense, muchos de los que pensaban invertir comprando una casa aquí lo piensan ahora dos veces y prefieren poner su dinero en lugar más seguro, en este caso México.

Pero también se da la tendencia inversa, debido a que la gran oferta de casas a la venta en Estados Unidos ha hecho que se desplome su precio. Por eso, muchos mexicanos que iban a comprar en su país de origen prefieren ahora buscar alguna buena oportunidad aquí.

"Hemos notado las dos dinámicas: los que por miedo han cambiado de opinión y compran en México, y los que iban a invertir allí y han decidido hacerlo aquí porque han bajado lo precios", explica Guinchard.

Al igual que Alvarez, agente de hipotecas, esta mexicana cree que los paisanos en problemas por la crisis hipotecaria, en riesgo de perder su casa, no preguntan ni escuchan lo suficiente antes de firmar la hipoteca.

Pero esto está cambiando a raíz de la crisis. "La gente se ha vuelto más cauta al ver lo que está pasando", señaló.


EL INFORMADOR / MLOM /30-03-08

Temas

Lee También

Comentarios