Martes, 16 de Julio 2024
null
Jalisco

Disminuye el número de niños en Jalisco

Pasan de dos millones 161 mil en el año 2010, a dos millones 103 mil en 2023

El Informador

En la última década, el número de niños en Jalisco disminuyó. Si bien en generaciones pasadas había familias que tenían hasta 10 hijos, las estadísticas cambiaron de forma radical.

De acuerdo con estadísticas del Inegi, actualmente las familias tienen un promedio de dos hijos. “El dinero ya no alcanza como antes, por eso ya nadie quiere tener tantos hijos. Las familias ahora se conforman de cuatro: papá, mamá y dos hijos... aunque muchos amigos apenas tienen uno. Ya casi no se ven familias de más de tres hijos”, refiere Rosa Isela Gómez, quien tiene una niña de cuatro años.

Según el último Censo de Población, en Jalisco hay dos millones 103 mil niñas y niños de entre 0 a 14 años, cuando en el año 2010 eran dos millones 161 mil menores de edad.

Para el investigador del Departamento de Sociología de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Gerardo Cervantes Medina, esto es porque parte de la generación “millennial” (nacida en la década de los 90 del siglo pasado), generó conciencia sobre la falta de condiciones para vivir. Por ejemplo, al ser la generación que no tiene las mismas posibilidades que sus antecesores para tener casa propia, o que en sus empleos carecen de seguridad social, además de que son la primera generación que no gozará de beneficios al jubilarse.

“En el caso de sus padres, la mayoría heredaron casas o adquirieron créditos a bajo costo con mayor facilidad. Actualmente, a los jóvenes les cuesta conseguir empleo... y los que consiguen tienen salarios bajos, aunque estén bien calificados, sin dejar de lado la recesión económica y la crisis”. 

Zapopan es el municipio con más niños en Jalisco, pues viven 328 mil 031 menores. EL INFORMADOR/A. Navarro

Zapopan, el municipio con más niños en la metrópoli

Zapopan “es la ciudad de las niñas y de los niños”, pero en esta ocasión no se trata de la política pública implementada por el Ayuntamiento de Juan José Frangie, sino que, de acuerdo con cifras del Inegi, es el municipio que tiene más menores de entre 0 y 14 años. 

Según datos del último Censo de Población, en Zapopan viven 328 mil 031 niños en este sector, superando incluso al municipio de Guadalajara, que reportó 272 mil 081.

En el tercer puesto se encuentra Tlajomulco de Zúñiga, que contabilizó 215 mil 808 personas en este rango de edad, seguido por Tlaquepaque, con 175 mil 311. 

Este es un dato fundamental para que los municipios generen políticas públicas de primer impacto, que no sólo tomen en cuenta su existencia y el papel que juegan en la sociedad, sino que los involucren en la construcción de la ciudad y ciudadanía, refieren expertos.

Un ejemplo es el programa de entrega de útiles escolares, al cual están adscritos estos cinco municipios metropolitanos y los beneficia para que puedan contar con los elementos básicos para su estudio, beneficiando la economía de sus familias, pero también motivándolos para no desertar. 

También es importante que las familias asuman su rol de responsabilidad en materia de salud y cumplan con sus revisiones periódicas, así como con sus esquemas de vacunación seguidos por el sistema de salud federal. También pueden ser llevados a las instancias estatales y municipales gratuitas. 

Otro factor relevante al cual deben sumarse los municipios, y en el cual Guadalajara, Zapopan y Tlajomulco van adelante, es el establecimiento de apoyos para madres trabajadoras, en busca de que puedan tener acceso a guarderías en las cuales puedan dejar seguros a sus hijos.  

A nivel estatal, otro beneficio son las infancias de Apoyo a Mujeres Jefas de Familia, mediante las cuales se brindan apoyos económicos para que puedan emprender un negocio, para el pago de estancias infantiles o para apoyar la calidad alimenticia de los infantes, con el objetivo de mejorar su calidad de vida. 

Estos apoyos en favor de las infancias suelen ser ofrecidos de manera periódica en las redes sociales y en las páginas oficiales de los Gobiernos municipales, estatal y federal, con el objetivo de que los interesados puedan acceder a estos; sin embargo, también pueden acercarse a la oficina de gobierno más cercana a preguntar por los apoyos ofrecidos y los requisitos para acceder.

Zapopan cuenta con espacios dedicados a los menores de edad, como el Parque de las niñas y los niños, donde se promueve que las infancias urbanas se apropien de su derecho a la ciudad y al juego. EL INFORMADOR/A. Camacho

Sólo sonrisas bajo el sol en el parque de Las niñas y los niños

A su edad quizá no les pase por la cabeza todo lo que conlleva ser un adulto, el trabajo, el estrés, el pensar que el dinero no alcanza, la rutina. Las y los niños solo quieren divertirse, y muchas y muchos de ellos, si pudieran, ni siquiera harían la tarea, y todo ello es fabuloso. 

Su emoción al llegar al parque es inigualable, no saben por dónde comenzar. Algunos en sus bicicletas, algunos caminando de la mano de su mamá, su abuelito o sus hermanos mayores, llegar ahí les da ese espacio de libertad que todas y todos debiéramos gozar, y que, según recuerdo, se siente como un fin de semana largo sin ocupaciones, o el subirse al vehículo que te llevará a tus vacaciones. 

El parque de las niñas y los niños, a mi ver, ha sido una de las ideas más geniales, porque por primera vez no se trató de colores o partidos, sino de saldar una deuda que se tenía con las infancias. 

La primera vez que asistí a este parque hace menos de un año comprendí a la maestra en Urbanismo y Territorio, Fabiola Hernández, de quien leí que este espacio pudo cumplir con las condiciones para promover que las infancias urbanas se apropien de su derecho a la ciudad y al juego, pues, explica, es un espacio pensado y ejecutado principalmente para la primera infancia (niñez entre los 0 y los 6 años) etapa en la que quieren descubrir el mundo. 

Sin duda lo hizo, acudir a este espacio es ver a las niñas y niños felices bajo el sol de la tarde, unos trepando en los obstáculos de la “zona extrema” al fondo del parque, otros mientras juegan con su perro en las áreas verdes. No hay como la sonrisa de satisfacción del que anotó el gol en la portería. Verles jugar, niñas y niños al futbol, me recuerda la pasión que le ponen a lo que hacen, lo que les hace feliz. 

Uno de ellos va corriendo por las canchas detrás del balón, bañado en sudor que se limpia con el antebrazo, antebrazo lleno de tierra porque previamente se había barrillo: lodo en la cara. Me llena de desesperación y quisiese correr a limpiarlo. “Ya soy una señora”, pienso mientras caigo en cuenta de que eso a él no le importa, lo que quiere es emparejar el juego porque el equipo contrario ya había anotado. Más tarde llegará a bañarse y nada habrá pasado. La acción volvió insignificante la mancha de café en mi blusa que he traído desde la mañana. 

En este espacio para ellas y ellos no hay horario, solo es posible saber que el tiempo va corriendo por el sol que toma camino para irse ocultando por allá por donde va el tren al norte. 

Otros bañándose en las fuentes interactivas, que bien hace para el calor, y que hasta a mí me dan ganas de entrar, pero seguramente no será bien visto que una casi treintañera entre con ellos a divertirse. Esa es su libertad, el poder gozar de lo que sea sin ser mal vistos. ¿En qué momento se pierde eso? 

Creo que en la pubertad. A un extremo del parque, en la zona de patinetas, un grupo de adolescentes hace suertes y trucos, pienso que es en esta edad, pues chicos y chicas se han reunido aquí para conversar, pero gritan, se avientan, llaman la atención. Dos mamás al paso les miran feo, como incómodas, como si esperaran que se comporten. ¿Comportarse para qué? ¿Para dar paso a crecer?  

No gracias. 12 o 13 años no son nada ¿Dónde estabas tú hace 12 años? ¿Dónde estabas tú a los 12 años? ¿Recuerdas esa sensación de libertad y felicidad en tu infancia? Dejémosles correr, crecer, reír, jugar, porque, así como una tarde en el parque rápidamente, así su infancia también va volando. Acompañemos a nuestras niñas y nuestros niños, al parque, en su crecimiento, hagamos que esas sonrisas sean recordadas cuando sean adultos. Hoy es su tarde, hoy es su día, hoy es su tiempo. 
 

Celebran a más de 250 niños en el helipuerto

Niñas y niños de Zapopan se dieron cita para celebrar ayer el Día del Niño en el Helipuerto de la Comisaría de Zapopan. En el recinto acudieron más de 250 menores de diversos vecindarios y de pueblos originarios a disfrutar una exposición de habilidades de los diversos grupos de seguridad del municipio.

Los infantes fueron partícipes de diversas dinámicas y convivieron con oficiales y elementos de seguridad del municipio de Zapopan, entre ellas jugaron y aprendieron las labores que ejercen los elementos públicos, tuvieron contacto con el helicóptero Tláloc e interactuaron con el apoyo de la unidad canina.

"Estamos festejando el Día del Niño hoy (ayer) es el día muy importante para todos los niños, invitamos a las comunidades de los pueblos, de diferentes poblaciones, así como de las colonias, son aproximadamente 250 - 270 niños que estamos festejando con ellos. Tenemos bolos, tenemos regalos para ellos y algunas actividades como las que están viendo ustedes con el helicóptero", apuntó Jorge Alberto Arizpe García, Comisario del Municipio.

Las actividades fueron coordinadas por aproximadamente 35 efectivos de los diversos grupos de seguridad, entre los que estuvieron presentes los grupos de Caninos, Héroes, Jaguares, Ciclos, Unidad Montada, y personal del Mando de los de la Comisaría.

"Por ser Zapopan la Ciudad de las niñas y los niños, desde el primer día empezamos con eventos en todas las colonias. La idea es llevar hasta el último rincón el festejo para las niñas y los niños, y en todas las dependencias no sólo la política es algo transversal, lo que estamos haciendo para que pues las niñas y los niños pasen un mes completo y estén contentos. Cerramos el día de mañana (hoy) con la inauguración del Foro cometa, este está muy interesante porque las niñas y los niños hicieron una encuesta y ellos pusieron el nombre al foro", señaló el alcalde municipal, Juan José Frangie.

Tras acabar las exhibiciones, los infantes pasaron directamente a las instalaciones de la Comisaría para tomar un refrigerio, recibir una surtida cantidad de dulces y presentes por parte de la dependencia de seguridad, quien por su parte concluye los festejos luego de cuatro fines de semana llevando la alegría a niñas y niños de Zapopan.

Infantes en Zapopan realizaron actividades con el helicóptero Tláloc, por el Día del Niño. EL INFORMADOR/A. Navarro

Romper ciclo de pobreza infantil

En el contexto en el que actualmente se encuentra México, la pobreza es uno de los factores que no ha podido ser combatido, y que de acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), es clave para tener un mejor futuro, tomando en cuenta, principalmente, a las infancias. 

Según su reporte más reciente sobre la situación de la niñez y adolescencia en México, presentado en agosto pasado, eliminar la pobreza entre la población infantil y adolescente a nivel nacional, es clave para que los menores puedan acceder a espacios más igualitarios, a una mejor alimentación y a una mejor educación, elementos claves para su desarrollo personal y social, que determina en gran medida cómo serán sus condiciones en el futuro. 

El informe revela que los hogares con integrantes menores de edad siguen teniendo menores ingresos a los percibidos antes de la pandemia, cuentan con más dificultades en cuanto al acceso y al consumo de alimentos saludables y evidencian síntomas y comportamientos asociados al deterioro de la salud mental. 

El documento señala que se tuvieron mayores niveles de pobreza que otros grupos poblacionales: 52.6% entre la población de 0 a 17 años y 43.9% entre la de 18 año en adelante.  “En otras palabras, uno de cada dos niños, niñas o adolescentes vive en la pobreza: cerca de 19.5 millones. Es preocupante la prevalencia de la desnutrición crónica entre menores de cinco años (13.9%), de la anemia entre los de uno a cuatro años (32.5%) y del sobrepeso y la obesidad (38.5%) entre los de 6 a 11 años (y 43.8% entre la población de 12 a 19 años), afectaciones todas con graves consecuencias para la salud”, indicó la Unicef.  

El documento explica que en este sector se tuvieron serios desafíos para asegurar la continuación de los estudios y el aprendizaje debido a los gastos asociados, el temor al contagio en entornos escolares y las demoras en la reapertura de planteles, por lo cual la educación también tuvo un retroceso. 

Por otra parte, acentuó, el confinamiento vinculado a la pandemia conllevó a un incremento de los delitos por violencia doméstica: 5.3% en 2020 respecto a 2019.  

Ante este tipo de situaciones, debe trabajarse en fortalecer y ampliar la protección social a niveles federal y estatal, con fuerte énfasis en recabar conocimiento sobre el grado y tipo de pobreza que viven niñas, niños y adolescentes en México, así como los efectos de la pandemia de COVID-19 en los hogares. 

En materia de salud, es necesario aumentar el acceso a los servicios de salud vinculados a la buena nutrición, y a mejorar la salud materno-infantil.

Detectan a más de 500 menores en situación de calle

Aunque no existe una cifra exacta respecto de los menores en situación de calle, tan sólo el municipio de Guadalajara ha detectado la presencia de más de 500. Este medio dio a conocer en abril de 2022, que el DIF tapatío había detectado la presencia de 513 menores que, aunque no adoptan la calle por completo en su forma de vida, se encuentran en las vialidades mientras trabajan o desarrollan actividades.

Crece la violencia contra menores 

La violencia en México y en el Estado no desconoce edades y, lamentablemente, también alcanza a menores de edad. 

Durante 2022, al menos mil 439 menores de edad fueron víctimas de algún delito en Jalisco, de acuerdo con estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública analizados por la Red por los Derechos de la Infancia de México. 

Según el análisis de esta Red, la violencia contra los menores de edad aumentó en el último año, en comparación con los mil 371 ilícitos cometidos durante 2021.  

Del total, 148 menores fueron víctimas de homicidio y 132 fueron víctimas de corrupción de menores en nuestra Entidad. Al menos cinco niñas y adolescentes fueron víctimas de feminicidio y mil 035 padecieron de lesiones.  

El análisis también habla de 48 menores de edad que fueron víctimas de extorsión y al menos dos menores víctimas de secuestro. Sin embargo, las cifras contemplan sólo casos denunciados, por lo que los números reales son peores. 

En cuanto a las desapariciones, en Jalisco hay al menos 457 menores entre los 0 y los 14 años de quienes se desconoce su paradero. De éstos, 237 son hombres y 220 mujeres. Y el mayor rango de edad en las que desaparecieron fueron entre los 12 y los 14 años (251). 

“Condenamos esta nueva masacre que escala la violación a los derechos de las niñas, los niños y los adolescentes en México. Llamamos a las autoridades a actuar para defender el derecho a la vida que deben tener nuestras infancias. Es deplorable que el país siga acumulando la evidencia de la grave crisis de seguridad que vivimos, sin que se implementen estrategias que garanticen la vida de niños, niñas y adolescentes. Ellas y ellos no deben seguir muriendo por la violencia. Basta de acostumbrarnos a esta realidad”, expresó la Red. 

Por su parte, para el Centro de Estudios para la Paz y el Desarrollo, las violencias en todos los aspectos sociales, además de violar los derechos de los niños y adolescentes, agudizan el impacto psicosocial a los mismos, pues resulta común que después de una experiencia traumática los menores vivan con miedo reaccionando con alerta y prevención ante cualquier situación percibiendo esta como una amenaza.  

“Considerando esto es importante que se reconozcan y se atiendan los impactos que se generan en niños, niñas y adolescentes a raíz del contexto de violencia y las graves violaciones a los derechos humanos, que se aseguren todas las medidas necesarias para garantizar la protección de sus derechos y que se responda de manera integral y eficaz a sus necesidades específicas y afectaciones particulares”, indicó el organismo en su llamado a generar políticas integrales.

La niñez en México

  • De los casi 40 millones de menores de edad (0-17 años) que viven en México, más de la mitad vive en pobreza y cuatro millones en pobreza extrema.  
  • El 20% de la población son menores de 0 a 14 años: 31.8 millones de niños. 
  • La deserción escolar tiene una tasa de 0.4 puntos en primaria. Y 8 de cada 10 niños de 6 grado de primaria no cumplen con el lenguaje y comunicación esperados. 
  • Según el Censo de Población y Vivienda 2020, del total de menores de 0 a 14 años, 22% vivía solo con la madre, 3% únicamente con su padre y 6% no vivía con sus progenitores debido a los fallecimientos, no sabe o no especificó la presencia. 
  • 1.8 de cada mil niñas de 10 a 14 años quedan embarazadas en el país en promedio. 
  • Por otra parte, seis de cada 10 niños entre 0 a 14 años han experimentado algún tipo de violencia. 
  • La desnutrición crónica se presenta en uno de cada 10 niños menores de 5 años. Y uno de cada tres de niños de entre 6 a 11 años presenta sobrepeso y obesidad. 
  • De acuerdo con la REDIM, de enero a octubre de 2022 se registraron 692 homicidios con arma de fuego contra menores de entre 0 a 17 años en el país. La cifra representó un aumento de 5.3% respecto de la cantidad de homicidios con arma de fuego registrados contra la misma población en el mismo periodo de 2021 (657).

LA VOZ DEL EXPERTO

Deben educar con más valores

Gerardo Cervantes Medina, profesor del Departamento de Sociología de la UdeG.

Para el doctor en Sociología y profesor del Departamento de Sociología de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Gerardo Cervantes Medina, una de las claves para el desarrollo de las infancias en el contexto en el que se encuentran Jalisco y México, y que al mismo tiempo se convierte en un reto, es el educar y reeducar con valores  

Lo anterior, porque al observar tanta violencia a su alrededor, no sólo en la familia y en el entorno en el que se vive actualmente como sociedad, sino a través de los productos que consume, como programas de televisión, videojuegos, música que destaca la narco cultura y la violencia, y hasta en redes sociales (cuando los menores no deberían tener acceso a ellos), sólo ocasiona que normalicen estos productos y los reproduzcan. 

“Nosotros como adultos debemos ser responsables y cambiar los valores, las actitudes, las costumbres, todo eso que tenemos arraigado en la cultura actual y en las familias, en la escuela, como sociedad. Todas y todos tenemos responsabilidad, porque estamos inculcando un discurso de violencia, normalizándola y justificándola. Por eso los altos índices de violencia, de machismo y de feminicidio. Necesitamos cambiarlo de inmediato, porque las infancias lo aprenden hoy y lo estarán reproduciendo el día de mañana”.

Indicó que una prueba de esto es la ocurrencia del acoso en las escuelas, pues México se encuentra entre los países del mundo con mayor incidencia en esta materia. “De cada 10 escolares siete son agredidos en sus aulas, de acuerdo con cifras del Inegi, mientras que las mujeres, de cada 10, ocho han sufrido de violencia en edad escolar”.

Lo primero “que tenemos que hacer como sociedad es un replanteamiento de valores, mientras no hagamos esto vamos a seguir teniendo violencia doméstica, machismo, vamos a seguir normalizando la violencia y teniendo estas cifras lamentables, que en ocasiones les puede llevar a pensar en el suicidio ante las presiones que sufren en la escuela o en su casa”.

Un primer paso, comentó Cervantes Medina, es comenzar a analizar lo que consumen nuestras niñas y niños tanto en la televisión, en internet, los videojuegos y la música. 

Es necesario también reforzar el sistema educativo para asegurar que no caigan en la deserción escolar, pues al ocurrir esto pueden ser atraídos por el narcotráfico, que desde edades tempranas se acerca a ellos con estrategias como el regalo de despensas o de juguetes, para normalizar su actuar y aprovechando para sumarles a sus filas.