Miércoles, 07 de Diciembre 2022
null
Jalisco

Exigen reactivar sistema de búsqueda

Universitarios marchan y piden crear una mesa de situación en materia de desaparecidos, con monitoreo diario

El Informador

Que se reactive de manera inmediata el Sistema Estatal de Búsqueda con el gobernador como titular, como dispone la Ley de Personas Desaparecidas de Jalisco, fue una de las principales exigencias externadas por la comunidad de la Universidad de Guadalajara (UdeG), que marchó ayer para exigir la localización inmediata y con vida de Miguel Soto, alumno del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA).  

“No estás solo”, “Miguel no se fue, se lo llevaron”, “Miguel no es un delincuente, es un estudiante”, fueron las principales consignas. 

En el pliego petitorio se sumó el establecimiento de una verdadera coordinación entre autoridades y organismos dedicados a la búsqueda de personas desaparecidas. La Comisión de Búsqueda estatal sigue acéfala desde la salida de Francelia Hernández, en junio. 

Ricardo Villanueva, rector de la UdeG, urgió a la creación de una mesa de situación en materia de personas desaparecidas, coordinada por el Ejecutivo estatal, en la que se realice un monitoreo diario “ante la crisis en esta materia que vive Jalisco”. Pidió que se sume una representación “amplia” de la sociedad para que su operación ayude a que las autoridades estatales tomen medidas reales para frenar este delito que tiene a Jalisco como el Estado con más personas desaparecidas y cuerpos hallados en fosas clandestinas del país. 

“El gobernador no tiene cosa más importante a su regreso (de sus vacaciones de Europa) que atender este caso y el de todos los desaparecidos. No creo que haya agenda más importante. Y lo pongo por encima de las exigencias que la Universidad está haciendo en materia presupuestal y muchas otras causas (en las) que estamos dando la batalla”.

Miguel Soto fue sustraído de su casa en el fraccionamiento Los Olivos el pasado 15 de septiembre. Con él, desde 2014, se desconoce el paradero de 17 alumnos, confirmó el coordinador de Seguridad Universitaria de la UdeG, Montalberti Serrano. Y son parte de las más de 15 mil personas desaparecidas en Jalisco, que lo colocan en primer lugar nacional.

Sobre el caso de Miguel Soto, el fiscal Luis Joaquín Méndez aseguró que se ha mantenido comunicación con la familia del joven.

Los padres del alumno, y el rector Ricardo Villanueva, lideraron la manifestación. EL INFORMADOR/A. Camacho

“Me quitaron a Miguel y se me detuvo la vida”: madre de alumno

En la marcha para pedir por la localización de Miguel Soto, su madre, Magdalena Martín, pidió a los criminales que se lo llevaron que lo regresen con vida.

“Miguel es un buen niño, Miguel no debe nada. Ayúdenme a que esté de vuelta, que las personas que se lo llevaron Dios les toque su corazón y me lo regresen vivo. Yo nada más quiero a mi hijo vivo. Me quitaron a Miguel y se me detuvo la vida, lo único que quiero es que me la regresen. Se me detuvo mi vida, me robaron mi vida”, expresó la mujer.

También exigió que se deje de criminalizar al joven, pues sabe que su hijo no es una mala persona y remarcó que ha demostrado ser un buen estudiante.

“He educado a mis hijos como gente de bien, no me gusta hacer mal a nadie. Sólo quiero que me regresen a mi hijo. Miguel tiene un futuro extraordinario, es un buen estudiante, es un buen niño, solamente eso pido, nada más”.

La mujer añadió que hasta el momento no ha tenido un informe detallado de lo que ocurrió pese a que analizaron algunas cámaras cercanas del fraccionamiento, pero en los videos no se revelaron imágenes claras. Incluso dijo desconocer si actualmente las autoridades llevan a cabo operativos de búsqueda. 

 “Estos son de los momentos más difíciles que me ha tocado vivir como rector. Cuando tenemos que salir a las calles lo hacemos siempre para defender lo correcto, para defender lo justo. Pero tener que salir a la calle porque hay uno de la manada que no sabemos dónde está es verdaderamente lastimoso. No hay palabras que puedan consolar lo que sus padres deben estar sintiendo, pero lo poquito que pueda servir y saber que somos más de 320 mil los que estamos acompañando a Miguel y a su familia. Espero que eso pueda reconfortar un poco lo que hoy están sintiendo”, añadió el rector Ricardo Villanueva Lomelí.

A manera de filtración, personal de la Fiscalía Estatal ha compartido información que incrimina a Miguel Soto como responsable de su desaparición, señalando que esta podría estar relacionada con la compraventa de cigarros apócrifos.

Por eso, la comunidad estudiantil salió a marchar a las calles de Guadalajara, para exigir a las autoridades que el joven sea localizado a la brevedad y con vida, además de que no se le criminalice.

Las cinco exigencias de la UdeG

Ante la desaparición del alumno del CUCEA, la Universidad de Guadalajara (UdeG) pide cinco acciones concretas: 

  • La presentación inmediata y con vida del estudiante Miguel Alejandro Soto Martín y de todos los desaparecidos.
  • La comparecencia pública de las autoridades responsables para que informen de manera profesional y exhaustiva sobre los avances del caso, evitando en todo momento, como se ha convertido ya en una costumbre, la revictimización de Miguel y de sus familiares.
  • La reactivación inmediata del Sistema Estatal de Búsqueda con el ciudadano gobernador como titular a cargo, como dispone la Ley de Personas Desaparecidas del Estado de Jalisco.
  • La creación de una mesa de situación en materia de personas desaparecidas, coordinada por el titular del Ejecutivo y con una representación amplia de la sociedad para que lleve un monitoreo diario de la crisis que vive Jalisco al respecto y se tomen las medidas conducentes para frenarla.
  • La implementación de medidas extraordinarias para atender realmente y a la brevedad la búsqueda inmediata de las más de 15 mil víctimas. Además de prevenir la ocurrencia de nuevos casos y resolver la crisis forense que enfrenta la Entidad, reparar el daño que se ha ocasionado a miles de familias, y sentar las bases para que crímenes como estos no vuelvan a repetirse.
Los ciudadanos se reunieron frente al Palacio de Gobierno. EL INFORMADOR/A. Navarro

Uno de cada tres desaparecidos, menores de 25 años de edad

En Jalisco, de las 15 mil 032 personas desaparecidas y no localizadas, cuatro mil 544 son menores a 25 años; es decir, uno de cada tres, de acuerdo con la versión pública del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO), con corte al día de ayer.

La cifra representa un aumento con enero de 2018, cuando en la Entidad se reportaban tres mil 060 personas desaparecidas, de las cuales, el 29% era menor a 25 años. De acuerdo con el Artículo 4 de la Ley de Personas Desaparecidas del Estado de Jalisco, una persona desaparecida es toda aquella cuya ubicación y paradero se desconocen, independientemente de que su ausencia se relacione o no con la comisión de un delito. 

Por otro lado, este medio publicó que cuando las desaparecidas son mujeres jóvenes, el pico es entre los 15 y los 19 años. “Eso da unas hipótesis que se relacionan principalmente con la trata con fines de explotación sexual”, destacó en conferencia de prensa Dolores del Carmen Chinas Salazar, coordinadora del Comité Universitario de Análisis en Materia de Desaparición Forzada, de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

De acuerdo con el Informe Especial sobre Personas Desaparecidas y no Localizadas en la Entidad, las desapariciones de menores se concentran en municipios del Área Metropolitana de Guadalajara. 

Numeralia

17 alumnos de la Universidad de Guadalajara de los cuales se desconoce su paradero.

105 mil 834 es el total de personas desaparecidas en el país. 

Desaparecidos en el país

  • Jalisco: 15 mil 032
  • Tamaulipas: 12 mil 311
  • Estado de México: 11 mil 588 
  • Veracruz: 7 mil 337
  • Nuevo León: 6 mil 100
  • Sinaloa: 5 mil 663
En su mayoría participaron estudiantes del CUCEA. EL INFORMADOR/A. Camacho

SEGURIDAD UNIVERSITARIA

Señalan fallas en videovigilancia

Aunque la cooperación con las comisarías municipales es buena, ha fallado la estrategia estatal de videovigilancia a través del Escudo Urbano C5, remarcó el  coordinador de Seguridad Universitaria de la UdeG, Montalberti Serrano.

“El tema de las cámaras del C5 ha quedado pendiente desde hace muchos años, con esto el Gobierno del Estado queda a deber a la sociedad jalisciense porque se invirtieron millones de pesos en esta propuesta y se le sigue invirtiendo y sin embargo no sabemos qué ocurre. Hay robos, asaltos, levantones, intentos de secuestro y secuestros, hay muchos delitos por toda la ciudad y todavía no nos dan cuentas claras de este sistema”, lamentó el coordinador.

Explicó que, por ejemplo, en el caso del plagio de Miguel Soto, en la ruta que habrían seguido sus captores hay varias cámaras de este sistema pero hasta el momento no se le ha compartido información ni a la familia ni a la Universidad al respecto de lo que se pudo haber grabado. Sólo se han analizado videos de cámaras cercanas al fraccionamiento, según ha revelado la familia.

Montalberti Serrano señaló que a través de los programas relacionados con impulsar entornos seguros en los distintos planteles de la casa de estudios se han logrado acuerdos con las comisarías municipales de la metrópoli, con quienes se tiene estrecha colaboración. 

A estas, dijo, se les entregan informes mensuales elaborados a partir de los reportes de inseguridad compartidos por la comunidad universitaria, con el fin de identificar cruceros y espacios de riesgo para el alumnado y personal de la UdeG, y crear estrategias de atención y patrullaje específico según las necesidades de cada plantel.

Añadió que estos reportes también se han entregado a las autoridades estatales, y aunque gracias a ellos se colocaron algunas cámaras en cruceros reportados como inseguros, no se les ha brindado información sobre qué es lo que han logrado captar. 

“Tenemos excelente comunicación con los comandantes de zona de las comisarías, pero nos gustaría saber qué detectan las cámaras, quién se junta en esa esquina, qué vehículos pasan, si lograron captar al motociclista o al delincuente que asaltó a nuestro alumno o si tienen detectado el tipo de vehículo que quiso privar de la libertad a una de nuestras alumnas. Sin embargo, hasta la fecha, yo no he recibido ningún reporte sobre esto”, manifestó el coordinador.

Remarcó que esto debe ser un llamado a las autoridades encargadas del Escudo Urbano C5 para que compartan información con ellos, ya que podría ser beneficioso para las estrategias de prevención. También instó a la ciudadanía a que alce la voz para exigir que se dé a conocer un informe sobre los alcances del sistema en hechos relevantes.

Sigue #DebateInformador

¿Qué opina de las acciones para buscar a los desaparecidos?

Participa en Twitter en el debate del día @informador