Jueves, 13 de Mayo 2021
Deportes | El piloto dominó de principio a fin y consiguió ganar el Gran Premio 50 de su carrera

Hamilton no quita el dedo del renglón

El británico, que partió desde la pole, dominó de principio a fin y consiguió ganar el Gran Premio 50 de su carrera

Por: EL INFORMADOR

Lewis Hamilton logró la victoria que necesitaba para mantener vivas sus esperanzas de coronación en la Fórmula Uno. AP /

Lewis Hamilton logró la victoria que necesitaba para mantener vivas sus esperanzas de coronación en la Fórmula Uno. AP /

AUSTIN, ESTADOS UNIDOS (24/OCT/2016).- Hacer que el campeón claudique será complicado.

Lewis Hamilton dijo después del Gran Premio de Japón que hará un mayor esfuerzo para que no le arrebaten su corona y ayer, en la pista del Circuito de las Américas de Austin, fue fiel a su palabra, al llevarse de principio a fin un poco espectacular Gran Premio de Estados Unidos.

El piloto de Mercedes, amo y señor de Austin, llegó a cuatro triunfos en este circuito, en la quinta ocasión que un Gran Premio de Fórmula Uno se lleva a cabo en territorio texano, para poder llegar a 305 puntos, aún 26 unidades detrás de Nico Rosberg.

El alemán y actual líder de la clasificación, pudo preservar el 1-2 para Mercedes, el número 28 para la escudería de las Flechas Plateadas desde el inicio de la temporada 2014 a la fecha, luego de que con un Safety Car Virtual en la pista, tras el abandono de Max Verstappen (Red Bull), moviera mejor sus piezas en la estrategia y le arrebatara ese segundo sitio a un Daniel Ricciardo, que frustrado, cruzó la meta en tercera posición, concretando su sexto podio en las últimas ocho carreras.

Desde la arrancada y hasta el momento en el que se ondeó la bandera a cuadros, Hamilton vio al resto del pelotón en sus espejos, pues tuvo una largada limpia y pudo salir avante en la primera curva donde el desastre cayó sobre pilotos como Nico Hulkbenberg (Force India) y Valtteri Bottas (Williams), quienes tuvieron un contacto sufriendo ambos respectivos pinchazos.

Mientras el británico hacía válida la posición de privilegio, Rosberg era superado por Ricciardo en los primeros metros de carrera y a partir de ese momento fue una búsqueda constante del piloto alemán por recuperar la segunda posición, que finalmente retomó poco después de la mitad de la competencia, dejando relegado al australiano a la tercera posición final.

Con los puestos del podio ya definidos desde el arranque del último tercio de carrera y con pocas disputas en pista por mejorar los puestos de puntos, el desastre llegó ahora a las filas de Ferrari, después de un error de primaria en los boxes con Kimi Raikkonen, quien abandonó la carrera desde la cuarta posición luego de que una pistola neumática se quedara atascada en uno de sus neumáticos tras una detención en pits.

Esto le favoreció a Sebastian Vettel, quien avanzó hasta el cuarto puesto, pero acrecentó aún más las frustraciones de una escudería italiana que no ha tenido el año esperado.

Con los cuatro primeros sitios definidos, la atención del público asistente al trazado texano se centró en lo que pudieran hacer Carlos Sainz, Felipe Massa y Fernando Alonso, tres pilotos que en las últimas vueltas se disputaron el quinto puesto y donde el asturiano aprovechó para dar una muestra más de su talento en el fin de semana en el que celebraba el décimo aniversario de su segundo título mundial.

El piloto de McLaren primero cerró el espacio a Massa en una arriesgada maniobra donde ambos tuvieron un contacto para que el español se hiciera del sexto puesto; unos giros después, Alonso pudo contra la resistencia de su gran amigo Carlos Sáinz, en los últimos instantes de la vuelta 56 para quitarle el quinto puesto, en lo que fue uno de los momentos más espectaculares de toda la carrera.

Ahora, con sólo tres carreras por disputarse en el calendario, el campeonato sigue abierto, pero de darse una situación favorable a Rosberg en la Ciudad de México el próximo fin de semana, en donde llegase a proclamarse ganador y Hamilton termine en décimo sitio o peor, el piloto alemán será el campeón, pero el británico impedirá a toda costa que eso ocurra e irá al Autódromo Hermanos Rodríguez a la búsqueda de su triunfo 51 en la categoría, para igualar a Alain Prost.

DESDE LA PISTA
Gran Premio de Estados Unidos

Por Aurelio López

Misión imposible
Lewis Hamilton se llevó la victoria haciendo una carrera perfecta sin cometer errores y siempre muy consciente de la distancia sobre sus rivales. Sin embargo su coequipero y líder del campeonato, Nico Rosberg, hizo lo suyo y se quedó con la segunda posición, la diferencia en los pilotos de Mercedes se reduce a 26 puntos con tan sólo tres carreras por diputarse, matemáticamente todavía el tres veces campeón del mundo podría arrebatarle el título al alemán, sin embargo durante el fin de semana se vio a Nico tranquilo y muy atento. Tengamos en cuenta que salvo por algún contacto, la dupla teutona de máquina y piloto han acabado todas las carreras. Me da pena decirlo pero para mí es una misión imposible que Lewis retenga su título. Ésta es la Fórmula Uno y todo puede pasar.

Errores
Durante la decimoctava prueba del campeonato, fuimos testigos de algo que teníamos mucho sin ver. Dos de los equipos más importantes, mejor fondeados y de tradición cometieron errores dentro de los fosos que les cuestan caro. Aunque Max Verstappen comete el error e ingresa a su parada antes de que el equipo estuviera listo (no tuvo nada que ver este momento con su abandono) y con ello perdió automáticamente cualquier posibilidad de subir al podio. ¿Estará el piloto holandés teniendo problemas de madurez? El abandono del piloto de Ferrari, Kimi Raikkonen, es completamente una consecuencia de un descuido por parte de sus mecánicos obligándolo a detenerse sobre la recta principal. Al bajar del auto se le ve al finlandés extremadamente molesto y no es para menos porque después de un inicio del campeonato muy por detrás de Sebastian Vettel, Kimi, venía enrachado venciendo a su coequipero.

Consolidado
Sergio Pérez terminó en octava posición. No digo que sea sorpresa por el desempeño del mexicano si no, porque después de una colisión en la primera vuelta, el piloto se vio relegado hasta el lugar 17 y cosechar puntos parecía difícil. Pero con una carrera inteligente, al preservar sus neumáticos, logró colarse al top ten. Después de la carrera noté a Checo muy cómodo, seguro y contento, receta perfecta para que me llene de ilusión en el Gran Premio de México. Con los puntos de ayer y la mala suerte de Valtteri Bottas, Sergio se consolida en el séptimo lugar del campeonato sólo detrás de los pilotos que militan en los tres grandes y a Force India en el cuarto lugar de constructores. No olvidar que la posición final en la temporada de las escuderías define cómo se parte el “pastel” de los derechos televisivos de la Fórmula Uno. Con la inminente salida de su coequipero a Renault estoy seguro que Checo llega en la mejor posición posible para sorprender en México.

Tormenta perfecta
El equipo HAAS llegó al Gran Premio de Estados Unidos como local y desgraciadamente fue el piloto francés Grosjean el que brilló y consigue un punto para la escudería. Esteban, que el sábado fue muy superior a su coequipero y partía la carrera cerca de la zona de puntos tuvo un domingo plagado de mala suerte y se vio forzado a abandonar. Aquí entendamos que el regiomontano no tiene asiento asegurado para la próxima temporada y con tres pruebas más en el campeonato veo muy difícil que lo logre. Este deporte es de fierros y estoy consciente que muchas veces no es el piloto el culpable de malos resultados. Sería una pena perder a un representante, pero, nos guste o no, los resultados no se han dado. Espero de corazón que en México con el apoyo de su gente logre darle puntos a la joven escudería. Comentarios en @desdepista

Temas

Lee También