Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 14 de Diciembre 2017

Deportes

Deportes | Comentarios: elopez@informador.com.mx

Futbol sin Balón

Por: Ernesto López Mota

Resulta ocioso pensar que el Guadalajara pudiera contratar a Nery Castillo como refuerzo de la Copa Sudamericana, si tomamos en cuenta que el motivo por el cual viene a entrenar con Chivas es para tener actividad y ser convocado por Sven Goran Eriksson a la Selección mexicana.

Chivas tiene presente que si avanza sobre River Plate, no podrá contratar a Nery Castillo, pues las fechas de los partidos de ida y vuelta de las semifinales de la Copa Sudamericana, son los días 12 y 19 de noviembre, mismos días exactamente que la Selección jugará frente a Ecuador en Phoenix y contra Honduras en San Pedro Sula.

Además, de acuerdo al reglamento de competencia de la Copa Sudamericana, los equipos involucrados en semifinales sólo podrán registrar cambios en su plantel hasta 48 horas antes del partido de ida y ya no podrán hacer movimientos para el duelo de vuelta, ni tampoco para los partido de la final.

El técnico Sven Goran Eriksson esperará hasta el viernes para dar a conocer la lista de convocados para el juego de México contra Ecuador, toda vez que conozca el resultado del partido entre Guadalajara y River Plate, ya que si Chivas avanza en la Sudamericana, no llamará ningún elemento rojiblanco, como tampoco llamará jugadores de Atlante y Tecos que juegan el mismo día 12 de noviembre su partido pendiente del torneo mexicano.

Si en el Atlas existe congruencia deben mandar a la banca al portero Jorge Bava para el juego contra Morelia. Hay que recordar que al principio del torneo el arquero Pedro Hernández era titular hasta que tuvo una mala actuación ante Cruz Azul y perdió el puesto.
Ahora que Bava tuvo un mal desempeño contra Toluca, le deben aplicar el mismo criterio, además, ya termina su contrato al final del torneo y la directiva no tiene intención de renovarlo.

Prácticamente de nada sirvió la ardua labor que realizó la directiva del Atlas durante más de dos meses ante la FMF, para que le autorizaran el registro del jugador, Jorge Achucarro, pues el delantero paraguayo apenas jugó 26 minutos el domingo y ya sólo quedan dos partidos para que el técnico Darío Franco lo pueda utilizar.

No es raro que los equipos argentinos que visitan nuestro país adopten posturas arrogantes y se nieguen a dar entrevistas a los medios de comunicación mexicanos, bajo el pretexto de que son las normas impuestas por el club.

El conjunto River Plate no es la excepción en su visita a Guadalajara.
Durante los días previos al cotejo contra Chivas los jugadores del River se han negado a dar entrevistas a la prensa, incluso, el “Loco” Sebastián Abreu realizó una visita de cortesía a la Universidad Autónoma para saludar a los cuates y se negó a conceder entrevistas a los reporteros argumentando el impedimento del club.

La única oportunidad para dialogar con los elementos de River Plate se dio ayer con cuatro jugadores en rueda de prensa en el hotel de concentración.
La imagen de equipo odioso que nos está dejando River Plate es la misma que muestra el Guadalajara cuando sale de viaje al no conceder entrevistas a los medios, salvo en rueda de prensa con tres o cuatro jugadores designados por rotación y durante la zona mixta al finalizar los encuentros.
Comentarios: elopez@informador.com.mx

Temas

Lee También

Comentarios