Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 20 de Febrero 2019

Deportes

Deportes | No podrá manifestar ese comportamiento en dos años

Drogba se va cuatro partidos suspendido

La rabieta que realizó en la semifinal ante el Barcelona le sale cara al marfileño

Por: AFP

PARIS, FRANCIA.- El delantero marfileño del Chelsea Didier Drogba cumplirá cuatro partidos de sanción en competiciones europeas por su rabieta contra el árbitro de la vuelta de semifinales de la Liga de Campeones contra el Barcelona (1-1), que le privará de buena parte de la próxima fase de grupos.

La comisión disciplinaria de la UEFA le impuso además este miércoles otros dos partidos de suspensión condicionados, con un "periodo de prueba de dos años", y castigó con tres partidos (más uno condicional) a su compañero el portugués José Bosingwa, que trató al colegiado de ladrón.

Además de sancionar a los dos jugadores, acusados de contravenir "los principios de la deportividad insultando al árbitro y haciendo comentarios ofensivos", se multa al Chelsea con 100 mil euros "por la conducta incorrecta de sus jugadores y el lanzamiento de proyectiles por parte de sus hinchas".

Ni Drogba ni Bosingwa habían reaccionado por el momento y un portavoz del club inglés se limitó a declarar: "Hemos recibido el veredicto de la UEFA. Ahora vamos a tomarnos tiempo para estudiarlo por completo y meditar una respuesta".

El club y los jugadores tienen tres días para apelar pero Drogba ya había dicho poco después del 6 de mayo, día del partido: "Cumpliré mi suspensión y después volveré más fuerte. No es fácil pero creo que, hiciera lo que hiciera, y sea cual sea la decisión que tomen, la aceptaré".

El delantero, que ya se perdió el comienzo de la pasada campaña europea por lesión, recibió el apoyo de su club y en especial de su entrenador, Guus Hiddink, y de su compañero Frank Lampard.

Durante y después del partido de vuelta de las semifinales contra el Barça, los jugadores del Chelsea se abalanzaron sobre el árbitro, el noruego Tommy Ovrebo, reprochándole que no hubiera pitado varios penaltis a su favor que consideraban evidentes.

Sustituido en la segunda mitad, Drogba hizo irrupción en el terreno de juego para increpar al árbitro al término de un partido en el que el Chelsea quedaba eliminado.
Retenido por sus compañeros de equipos y por representantes de la UEFA, el delantero fue amonestado.

El marfileño, que había perdido totalmente el control, se dirigió entonces a las cámaras del canal británico que emitía el encuentro gesticulando y gritando "¡Es una puta vergüenza!", en unas imágentes que dieron la vuelta al mundo.

Al día siguiente, pidió perdón al árbitro y admitió que su reacción fue "excesiva". "También reconozco que mi lenguaje del momento no fue un buen ejemplo para los telespectadores, en especial para los niños. Lamento haber expresado así en caliente mi frustración y mi decepción y pido disculpas".

Por su parte, Bosingwa fue sancionado tras declarar a la televisión portuguesa RTP: "No sé si el árbitro es un árbitro o un ladrón". Al día siguiente, también reconoció su culpa y retiró sus palabras, pidiendo disculpas por su conducta.

Temas

Lee También

Comentarios