Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 20 de Marzo 2019
Deportes | A propósito

* Para Ripley

A propósito Por JAIME GARCÍA ELÍAS

Por: EL INFORMADOR

Lo de menos es que los tilden de “candil de la calle y oscuridad de su casa”: esto último porque sus perspectivas en la competencia doméstica son nulas en un caso y escasas en el otro; lo primero porque, “vivitos y coleando” aún en la Copa Libertadores, tanto América como Atlas ejercitan a plenitud algo que ni al más desvalido de los mortales se le niega: el derecho de soñar.
*
El Atlas entra en acción esta tarde. El Lanús, su rival en turno, viene precedido del antecedente inmediato de que pasó a octavos de final en el certamen continental en calidad de invicto... pero con un nada espectacular récord de dos victorias y cuatro empates en la primera ronda. Quienes se empecinan en querer asustar incautos con el consabido petate del muerto, esgrimen a favor del equipo argentino el argumento de que es el actual campeón defensor. Soslayan, en cambio, en la medida de lo posible, que se trata de un caso similar al del Atlante: su actual posición en el torneo de su país es lamentable: penúltimo de la clasificación general. O sea que sus laureles, que por recientes aún deberían estar lozanos, de hecho ya están marchitos.
*
A favor de los rojinegros, independientemente de la motivación con que llegan a este compromiso, en una marcha que comenzó por la azarosa vía del “volado” con que conquistó uno de los boletos disputados en el “Interliga”, está su comportamiento táctico en el certamen. En contraste con el calamitoso desempeño en el reciente partido del Torneo de Clausura ante Santos Laguna, que le clavó media docena de pepinos en una sola sentada, el funcionamiento de los rojinegros a la defensiva, contra Boca Juniors en el Estadio Jalisco y en la reciente visita al Colo Colo, fue punto menos que perfecto.
Si se recuerda que a Miguel Ángel Brindisi se le tildaba de “defensivo” cuando se le contrató, ahora, con el incontrovertible argumento de los pelos de la burra parda en la mano, pocos se atreverán a cuestionar la eficacia de su trabajo.
*
Por lo que hace al América, el señor Ripley estará al pendiente de su desempeño: si ya la victoria sobre River Plate resultaba inexplicable en un equipo empecinado en ser sotanero en la competencia doméstica, uno sobre Flamengo, mañana, servirá para inaugurar una nueva sección del célebre coleccionista de rarezas: “¡Aunque ni Ripley lo crea!”.

EL INFORMADOR/ Redacción/ EMD 29/ 04/ 08

Temas

Lee También

Comentarios