Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Cultura | Puntos a tomar en cuenta para atraer más público y definir el futuro de esta disciplina

Siete claves para recordar un año de mucho teatro

Existe una serie de puntos a tomar en cuenta para atraer más público y definir el futuro de esta disciplina
Jalisco se mantiene como el Estado con la segunda producción más abundante de teatro independiente en el país. EL INFORMADOR / ARCHIVO

Jalisco se mantiene como el Estado con la segunda producción más abundante de teatro independiente en el país. EL INFORMADOR / ARCHIVO

GUADALAJARA, JALISCO (27/DIC/2016).- Jalisco se mantiene como el Estado con la segunda producción más abundante de teatro independiente en el país y, al mismo tiempo, como uno de los sitios con mayores problemas para resolver la falta de públicos que viven este tipo de espectáculos en México. En la tensión entre esos elementos, algunos momentos clave del año podrían servir de punto de partida para mejoras sustanciales y hacer más atractiva la oferta e impulsar la asistencia de la gente al teatro en todos los niveles.

1.- Olor a espíritu adolescente:

Guadalajara tiene cuatro escuelas de artes escénicas y es común que los jóvenes sorprendan a la escena local. Pocas veces un trabajo “hecho por muchachos” había resonado con tal claridad como “Salto de canario”, del grupo Tramando Teatro. Basado en un texto de Saúl Enríquez y con una historia sobre adolescentes de secundaria, fue dirigido, producido e interpretado por seis creativos que apenas rondan los 25 años de edad, y fue el ganador de la Muestra Estatal de Teatro de Jalisco 2016. Tramando Teatro prepara un montaje diferente para 2017, “Sobrevivir”, y dará función de “Salto de canario” el 11 de enero a las 19:00 horas, en el Teatro Galerías.

2.- La Muestra que creció:

A lo largo de 20 ediciones, la Muestra Estatal de Teatro de Jalisco ha intentado definir su vocación entre mostrar “lo mejor” del año en las artes escénicas y el esfuerzo de acercarlo al público. Las ediciones de 2015 y 2016 tuvieron dos apuestas: motivar al diálogo entre profesionales, a través de un Encuentro abierto y de talleres, y bajar los precios de los boletos, con la intención de que responda a la oferta. Por lo pronto la MET de 2016 convocó a un cierto consenso acerca de que ésas son buenas decisiones… sin que eso signifique que ya dio en el clavo.

3.- Ciudad conectada con el mundo:

El Encuentro Nacional de Investigación de las Artes Vivas (ENIAV), el Festival Internacional de Teatro para la Primera Infancia (Fitpa), el Festival de la Joven Dramaturgia, la Muestra Jalisco Circo organizada por seis compañías locales, el Encuentro Internacional de Arte Escénico Contemporáneo (EINCE), el Festival Internacional de Teatro para Sordos… Guadalajara demostró que está convertida en una sede teatral de impacto internacional, incluso para abrirse a propuestas tan poco convencionales como el teatro para bebés. ¿Y de aquí hacia afuera? Dos esforzadas compañías de títeres dan el ejemplo: La Coperacha y Luna Morena.

4.- Un encuentro para nuevas generaciones:

¿Quién va a hacer el teatro jalisciense en 10, 20 o 30 años? Esa fue la pregunta del Encuentro de Estudiantes de Teatro de Guadalajara (ENTE), un festival dirigido a los “artistas en proceso”. En su organización se involucraron alumnos del Cedart, el Inart, la UdeG y el Instituto Cultural Cabañas, artistas de la ciudad de todas las generaciones y las cuatro instituciones. De la pregunta original salieron muchas otras para los estudiantes, que se llevaron reclamos de parte de decanos como el director Jesús Esquivel, que en una de las charlas les dijo: “Nosotros, los viejos, tenemos que seguirles la pista a ustedes, tenemos que convertirnos en su público”.

5.- Que las escuelas respondan:

El Programa Nacional de Teatro Escolar volvió a Jalisco en 2014 y en 2016 tuvo uno de sus mejores momentos: como hubo recursos extra, en lugar de que se convocara a un montaje para dar 40 funciones a grupos escolares, invitó a tres. No ha cumplido con las 120 funciones, y espera hacerlo en el primer mes de 2017. Como sea, miles de niños, adolescentes y jóvenes de tres a 15 años de edad pudieron ver “Dicen que las tortugas no sueñan”, “Gretel y Hansel” y “Hazme un hijo”, en sus aulas o en un teatro en funciones especiales. ¿Hay nuevo público entre esos espectadores? El tiempo lo dirá.

6.- Alternativas para el financiamiento:

Varios ya buscan alternativas como lo hizo la obra “Disección”, del grupo Make Project, que consiguió una buena cantidad de recursos gracias a una convocatoria en el sitio Fondeadora.mx, alternativa que habían probado también espectáculos como la premiada Puercoespín; e igualmente lo hizo Remedios, impulsado sobre todo por la intérprete y gestora Ana Karen Sahagún, que logró llevar su montaje hasta el prestigioso United Solo Theatre Festival de Nueva York. Así hubo varios ejemplos de artistas que lograron poner distancia respecto de las taquillas y el otro gran financiador del teatro local: el gobierno, a través de becas y fondos de apoyo.

7.- El problema de los foros:

Entre los problemas del teatro independiente de Guadalajara, la falta de espacios para presentar montajes es uno de los más complicados: los que hay, y ofrecen condiciones profesionales —de los gobiernos de Jalisco, Guadalajara o de la Universidad de Guadalajara— salen cada vez más caros, según denuncian los artistas locales. Por eso es importante para ellos voltear a sitios como el Foro Periplo de la zona del Templo Expiatorio, El Embarcadero de Hospital y Mezquitán o la resistente Casa Inverso de Santa Mónica y Reforma. 2016 vio lo mismo cómo cerró en forma temporal la franquicia de Microteatro mientras que el director Mosco Aguilar y el taller Centro Centro abrieron el Foro de Centro, en la calle Eulogio Parra.

Temas

Lee También

Comentarios