Martes, 21 de Enero 2020
Cultura | Reconocimiento a la belleza y maestría artesanal

Premio Nacional de la Cerámica

Desde el domingo pasado, ceramistas y público en general comenzaron a hacer sus quinielas entre las más de cinco mil 200 piezas de 14 estados del país

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO.- Desde el domingo pasado, ceramistas y público en general comenzaron a hacer sus quinielas entre las más de cinco mil 200 piezas de 14 estados del país expuestas en el Centro Cultural El Refugio, sede del Premio Nacional de la Cerámica Pantaleón Panduro. Pero la parte más difícil se la llevó el jurado del certamen, al tener que elegir entre las mil 421 obras registradas las tres de mejor calidad y belleza en cada una las ocho categorías que se han establecido en el premio y, encima, seleccionar la considerada de excelencia para darle el Galardón Presidencial.

Al final, los especialistas y artistas que integraron el comité seleccionador optaron por la obra Latidos de mi abuelo, del ceramista tonalteca Juan Francisco Basulto González, para hacerse de la máxima presea que se otorga en el concurso que desde hace 33 años se realiza en Tlaquepaque, dotada con un premio económico de 125 mil pesos y un reconocimiento signado por el presidente Felipe Calderón.

Entre vítores, música y buena vibra, los ceramistas -procedentes del Distrito Federal, Colima, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Chihuahua, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Tlaxcala, Veracruz, Zacatecas, Querétaro y Jalisco- se reunieron la noche del jueves en el Patio San Pedro del Centro Cultural El Refugio, junto con las autoridades del certamen, municipales, estatales y federales, para celebrar la buena salud que goza esta forma artesanal.

Además de los premios para las mejores obras por categoría, se reconoció con el Galardón Pantaleón Panduro (por trayectoria en el ámbito nacional) al tlaquepaquense Carlos Bustos Ramos, quien se hizo acreedor a 75 mil pesos; y el tonalteca José Ángel Santos Juárez con el Galardón Ángel Carranza (por trayectoria estatal), dotado con 50 mil pesos.

Los galardonados

En cada categoría se entregó una bolsa de 40 mil pesos para el primer lugar, 30 mil pesos para el segundo y 15 mil pesos para el tercero. Las piezas ganadoras en todos los casos forman parte ya del acervo el Museo Nacional de la Cerámica (Munac) Pantaleón Panduro.

En Vidriada Libre de Plomo, el primer lugar fue para Cazuela molera, de la michoacana María del Carmen Torres; el segundo sitio lo ganó Tibor pulquero, del tapatío Albino Basulto; y el tercer lugar lo obtuvo Joel Enrique Montoya, del Estado de México, por Librillo color azul. En el apartado Tradicional se reconoció a Margarita Martínez (Michoacán) con Olla roja ancha, Carlos Loya (Chihuahua) con Luna roja y Víctor Gómez (Oaxaca) con Cántaro decorado con aves de Oaxaca.

En Miniatura los ganadores fueron Juan Hernández (Estado de México) por Apúrate con los tamales Mary, Virginia Lozoya (Chihuahua) por Jarritos bonitos, Juan Carlos de la Cruz (Michoacán) por Boda de calaveras. En la categoría Navideña se impusieron Carmen Gutiérrez (Veracruz) con Visita al niño Jesús, Juan Manuel Vázquez (Estado de México) con Nacimiento de portal y Angélica Lorenzo (Guerrero) con Más tradicional.

Norma Vásquez (Veracruz), con La pachanga; Vilma Velasco (Oaxaca), con Altar de muertos; y Erasto Solís (Guerrero), con León acostado, fueron reconocidos en Arcilla. También resultaron premiados en Bruñida Salvador Vaca (Chihuahua) por Olla negra de paquimé, Gerónimo Ramos (Jalisco) por Tradiciones jaliscienses y José Luis Cortés (Jalisco) por Tibor tradicional.

En la categoría de Pintada en Frío, el primer lugar fue para Tren al infierno, de Alberto Ortiz (Michoacán); el segundo para El nahualero, de Prudencio Guzmán (Jalisco); y el tercero para Viejitos de Tonalá, de Miguel Jarero (Jalisco). En Contemporánea, Elsa Naveda (Veracruz), con Crecimiento orgánico; Rubén González (Jalisco), con Jarrón con raíz negra; y Ricardo Hernández (Jalisco), con Contemplando su majestad, fueron los vencedores.

Temas

Lee También