Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 14 de Noviembre 2019
Cultura | La titular de la SCJ, Myriam Vachez Plagnol da su apoyo al director artístico de la OFJ

'Mi total respaldo al maestro Parissoto'

La funcionaria, Myriam Vachez Plagnol, asegura que los cambios en la OFJ buscan convertir la orquesta en una de las mejores del país

Por: EL INFORMADOR

Postura. Myriam Vachez Plagnol asegura que los cambios en la OFJ se han hecho en acuerdo con los músicos. EL INFORMADOR / A. CAMACHO

Postura. Myriam Vachez Plagnol asegura que los cambios en la OFJ se han hecho en acuerdo con los músicos. EL INFORMADOR / A. CAMACHO

GUADALAJARA, JALISCO (13/JUN/2015).- Las piezas al interior de la Orquesta Filarmónica de Jalisco (OFJ) han tenido que moverse porque se busca conseguir que la agrupación se convierta en una de las mejores del país, señala Myriam Vachez Plagnol, titular de la Secretaría de Cultura de Jalisco (SCJ), y advierte que las decisiones que ha tomado el director artístico del ensamble, Marco Parisotto, cuentan totalmente con su apoyo porque persiguen un propósito común y responden a la visión de otros músicos que se han puesto al frente de la orquesta —como huéspedes o titulares—, así como algunos expertos en el tema, que afirman que ésta “es una buena orquesta, pero necesita ser renovada en ciertos aspectos”.

Asegura que los cambios se han dado partiendo de varias premisas: quienes estaban cerca de su jubilación y decidieron retirarse voluntariamente; aquellos a los que les faltaba poco para hacerlo y se les ha ofrecido “interesantes” condiciones de retiro anticipado, y los que “por algún motivo no avanzaron al ritmo que se debía avanzar y hoy su desempeño —según los expertos, no mío— no es el que se espera en una orquesta representativa de un Estado”. A partir de eso, Parisotto hizo los ajustes en acuerdo con los músicos, “aunque después ellos decían que no era cierto”.

Vachez Plagnol es consciente de que estas acciones no deben “lesionar derechos ni ser ofensivas” para los músicos, aunque algunos de ellos han asegurado que de Parisotto sólo han recibido malos tratos, a lo que la funcionaria responde: “Grosero nunca ha sido, eso me consta y le consta a todos los músicos que, por su parte, apoyan al maestro”.


—Se ha hablado, entre líneas, de xenofobia, que el maestro no quiere a los mexicanos…

—Lo cual nos parece sumamente injusto. El maestro no es mexicano todavía porque creo que su nacionalización está en trámite, pero está casado con una mexicana, ha trabajado aquí mucho tiempo, no tiene nada en contra de los músicos mexicanos. Quiero citar un ejemplo: uno de los músicos a los que les pidió evaluar, aprendió a tocar violín como mariachi y nadie lo había pasado más adelante, y de pronto descubrió que es un músico que con un año o dos de trabajo puede ser uno de los mejores concertinos que ha oído en su vida, y es mexicano. Entonces al contrario, el maestro quisiera llenar su orquesta de puros músicos jaliscienses, ya no digo mexicanos.


—Muchos reclaman que simplemente se les dijo que ya no iban a participar en algunos conciertos, pero no han tenido información o por escrito o puntual por parte del maestro Parisotto.

—El maestro Parisotto a partir del mes de enero empezó a pedirles a algunos que descansaran cuando no necesitaba tantos músicos. Eventualmente ha enviado unos a que no toquen en un concierto, porque él considera que a lo mejor no llenan las condiciones que requiere para ese concierto, o porque son músicos que están —por supuesto con apoyo de la Secretaría— en trámites de jubilación. Tengo entendido, porque además lo vi, que el maestro sí habló con muchos de ellos, tengo entendido también —porque me lo dijeron y tenía gente que lo estaba viendo— que el maestro muchas veces llamó a músicos directamente para que tocaran para él, no es una audición, es una evaluación, pero como el reglamento no menciona audiciones periódicas para los músicos que tienen cierto tiempo —algo que en nuestra opinión sí debería hacerse—, pues se negaban a ser evaluados; otros sí iban con mucho gusto. De hecho, el maestro dijo que se llevó unas sorpresas extraordinarias de músicos que estaban al final de todo el conjunto de un instrumento y que no había notado que tenían una calidad extraordinaria, entonces los ha estado moviendo.


—Estoy un poco confundida con estas 20 vacantes y los 40 músicos que están en descanso…

—No son 40, son 20 exactamente los que no están, por lo tanto hay que cubrir esos espacios. Sí hay vacantes y esas vacantes estamos cubriéndolas con invitados. Y luego hay rotación en los otros, hay unos que están descansados, entonces —por supuesto— también hay que invitar a algunos que están rotando todo el tiempo. De hecho está haciendo evaluaciones todo el tiempo, aunque no haya hecho audiciones, porque invita músicos mexicanos, extranjeros.


—Entonces estos músicos extranjeros van y vienen, no están de fijo ahora...

—Hay algunos invitados que tienen seis meses aquí, hay otros que se les invita por tres meses. Pero además, quiero que sepas que no son extranjeros, de los invitados que están cubriendo plazas vacantes, la mayoría son mexicanos.


—He escuchado que son unos 30 músicos y están con visa de turistas, que se les paga en efectivo y que hay ciertas irregularidades.

—Normalmente nadie puede estar con visa de turista más de tres meses. Segundo, si vienes a trabajar y percibir un salario, inmediatamente debes tener los acuerdos con el Instituto de Migración. Mentiría si te digo exactamente cuál es el estatus de todos. Quien viene a trabajar debe estar declarado, paga impuestos en su país de origen, como por ejemplo el caso del propio maestro Parisotto que no es mexicano todavía, que está contratado aquí y que obviamente no está como turista, tiene todos sus papales migratorios en regla.


—Se habla también que ellos ganan 22 mil 500 pesos, entonces se pagan dos orquestas, porque los que están descansando siguen cobrando. Entonces, ¿de dónde viene este recurso?

—No olviden las vacantes, no hay dos orquestas, sí es cierto que alternan los que descansan, y si les pagan más es porque tampoco tienen prestaciones, sean mexicanos o no; no están contratados más que por servicios profesionales durante un equis tiempo, con un contrato momentáneo, entonces no puedes darles ni seguro ni pensiones ni nada (...) tienes que compensar eso para que puedan vivir ese tiempo.

FRASE

Estos cambios son para bien. Queremos una muy buena orquesta, queremos darle oportunidad a más músicos jóvenes que sin duda vienen muy preparados

Myriam Vachez Plagnol,
titular SCJ.

Temas

Lee También

Comentarios