Viernes, 24 de Enero 2020
Cultura | Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades

La UNAM, un ejemplo de educación al servicio de la sociedad

La Universidad Nacional Autónoma de México es reconocida por su compromiso con la difusión cultural, el humanismo y las nuevas tecnologías

Por: EL INFORMADOR

CIUDAD DE MÉXICO.- Como escudo, un ave bicéfala formada por un águila mexicana y un cóndor andino que protegen el mapa de América Latina. Como lema, una histórica frase de José Vasconcelos: "Por mi raza hablará el espíritu". Son las señas de identidad que revelan la vocación humanística con la que fue concebida la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), ganadora del Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2009 tras superar en las últimas rondas de votaciones a la candidatura del diario estadounidense The New York Times.

Con cerca de 300 mil estudiantes, más de 30 mil profesores y 450 años de historia, la UNAM es uno de los centros académicos de referencia de Iberoamérica, inspirado en todas las corrientes del pensamiento y construido sobre los principios de libertad de cátedra y de investigación.

"Formar profesionales, investigadores, profesores universitarios y técnicos útiles a la sociedad" es el fin último de esta institución que concede gran importancia a la labor investigadora, principalmente en lo relacionado con las condiciones y los problemas nacionales, tratando de "extender con la mayor amplitud posible los beneficios de la cultura".

En este sentido, el actual rector de la UNAM, José Narro Robles, se ha marcado como objetivo investigar para aportar análisis y alternativas ante los temas que afectan a México, como el cambio climático, la crisis de energía, la pobreza, la desigualdad y las emigraciones masivas. Defiende la educación universitaria gratuita como una herramienta para favorecer el ascenso social de los jóvenes. "La educación no es un lujo, sino una verdadera necesidad que repercute horizontalmente en la población", ha declarado el rector en alguna ocasión.

Impulso a poderosas corrientes del pensamiento

El jurado del Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades ha destacado de la Universidad Nacional Autónoma de México su impulso a "poderosas corrientes de pensamiento humanístico, liberal y democrático".

En el acta dado a conocer ayer en la ciudad española de Oviedo, se reconoce de la UNAM su "decisivo influjo", que ha permitido "crear una extraordinaria variedad de instituciones que amplían el mundo académico y lo entroncan en la sociedad a la que sirven".

"A lo largo de los 100 años de su existencia, ha sido el modelo académico y formativo de muchas generaciones de estudiantes de diversos países y ha nutrido el ámbito iberoamericano de valiosísimos intelectuales y científicos", reconoció el jurado.

De la UNAM salieron tres premios Nobel, el de Literatura Octavio Paz (1990), el de la Paz para el diplomático Alfonso García Robles (1982) y el de Química para el científico Mario Molina (1995), una eminencia en cambio climático.

Narro Robles ha asegurado que esta distinción es "muy importante para esta universidad y para México como país". Para el máximo responsable de la UNAM, el galardón abona el "excelente" momento de los lazos entre México y España, "una relación sistemática" que "ha tenido como todas altibajos" y constituye "un eslabón más" en una "gran cadena" de amistad entre los dos países.

Desde la escuela hasta la investigación

La UNAM tiene 82 licenciaturas universitarias y una oferta educativa que va desde la enseñanza media a través de la Escuela Nacional Preparatoria y el Colegio de Ciencias y Humanidades, hasta el doctorado, con 167 programas específicos de investigación y 131 maestrías.

Al margen de la actividad académica, la Universidad Nacional Autónoma de México fomenta la difusión de la cultura con 23 museos propios, gestiona cuatro reservas naturales y cuenta además con una serie de servicios públicos a su cargo, como el Observatorio Astronómico, el Servicio Sismológico, la Biblioteca y la Hemeroteca Nacionales.

Aparte de las actividades académicas, ofrece 47 disciplinas deportivas de alto rendimiento y recreativas.

La candidatura de la Universidad Nacional Autónoma de México al Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades fue propuesta por Carmelo Angulo Barturen, embajador de España en México. Entre los más de mil 500 apoyos recibidos se encuentran los premios Príncipe de Asturias Francisco Bolívar Zapata, Marcos Moshinsky, Ricardo Miledi, Antonio García Bellido, Pablo Rudomín, Carlos Fuentes y El Colegio de México, además de los escritores Gabriel García Márquez y Enrique Krauze.

Al galardón optaban 20 candidaturas procedentes de 12 países, entre las que se encontraban el historiador británico Geoffrey Lloyd, el sociólogo alemán Ulrich Beck, el filósofo Emilio Lledó, el escritor iraní Ramin Jahanbegloo, el psicoanalista esloveno Slavoj Zizek y una conjunta integrada por la agencia Magnum y cinco organizaciones internacionales que velan por la libertad de prensa.
 
Cuatro siglos y medio de historia

Fundada el 2 de septiembre de 1910, sus orígenes se remontan en realidad a 1547, cuando la Corona de España accedió a constituirla en tiempos del arzobispo Fray Juan de Zumárraga y del virrey Antonio de Mendoza.

Concebida a imagen y semejanza de la Universidad de Salamanca (España), inicialmente pretendía sembrar la tradición escolástica europea en América, un carácter que perdería en tiempos de la Independencia de México, cuando sería
rebautizada como Universidad de México.

En 1778 fue abierta la Real Escuela de Cirugía y en 1792 el Real Colegio de Minería. Dos años más tarde se creó la Academia de San Carlos para el estudio de las bellas artes.

Actualmente la UNAM se ha convertido en uno de los más grandes e importantes centros educativos de México y de Iberoamérica.

Todo el conjunto arquitectónico de la UNAM fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en 2007, un privilegio que solo tienen la Universidad de Alcalá de Henares (España) y la Central de Venezuela en Caracas.

El campus de la Universidad Nacional Autónoma de México cuenta con murales de Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, y edificios emblemáticos como el de Rectoría (1952), cubierto con murales de Juan O’Gorman, que representan la historia de México a través del pasado prehispánico, el mundo colonial, el mundo contemporáneo y la universidad y el mundo actual.

Temas

Lee También