Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 24 de Marzo 2019
Cultura | La casa Louis C. Morton dividirá en dos los paquetes de negativos, uno de 13 piezas y otro de 24

Imágenes inéditas de Rivera y Kahlo serán subastadas

Los negativos pertenecen un ayudante de fotógrafo profesional cuyo estudio estaba en el centro histórico

Por: SUN

CIUDAD DE MÉXICO.- Negativos de fotos inéditas de Diego Rivera pintando dos de sus más famosos murales, de su esposa Frida Kahlo en una exposición a la que llegó en cama o imágenes de Rivera compartiendo con otros artistas mexicanos podrán ser adquiridas por el mejor postor el sábado.

La subasta, organizada por la casa Louis C. Morton, se dividirá en dos paquetes de negativos, uno de 13 piezas y otro de 24.

El primero contiene las instantáneas de Rivera presentando o trabajando en sus murales ''Sueño de tarde dominical en la Alameda Central'' y ''Hombre controlador del universo u Hombre en el cruce de los caminos'', que arranca con una puja de 80 mil pesos (más de 6 mil dólares).

El segundo paquete, cuyo precio de venta iniciará en los 25 mil pesos (alrededor de mil 900 dólares) incluye imágenes de Rivera en su estudio en la colonia San Ángel al sur de la capital o compartiendo con otro destacado muralista mexicano, David Alfaro Siqueiros, o el político ruso con quien cultivó una gran amistad, León Trosky.

Los negativos pertenecen a un hombre que de pequeño, en las décadas de 1940 y 1950, fue ayudante de un fotógrafo profesional cuyo estudio estaba en el centro histórico, dijo Carlos Carballo, especialista de la rematadora.

El fotógrafo, que no fue identificado, tuvo acceso a Rivera en varias instancias de su vida, incluso cuando pintó los murales, y cuando se hizo mayor decidió ''pagarle'' a su ayudante con esos negativos.

Los directivos de la casa de subastas dijeron desconocer las razones por las cuales el hombre quería vender los negativos.

''Son imágenes muy interesantes'', dijo el experto. ''Quien los compre tiene derecho de reproducirlos como mejor le convenga''.

Indicó que varias personas han ido a ver el material, que en su mayoría está en perfecto estado.

Gran parte del valor histórico de las fotos radica en que ambos murales estuvieron en peligro de desaparecer.

''Sueño de tarde dominical en la Alameda Central'', de casi 4,2 por 15,6 metros y con 35 toneladas de peso, fue comisionado en 1946 por los arquitectos del extinto Hotel El Prado, ubicado entonces frente a la Alameda de la capital mexicana. Un año después ya engalanaba el vestíbulo principal, hasta que el edificio colapsó en el terremoto de 1985.

No obstante, la monumental pieza pudo ser rescatada y se le construyó un edificio especial, cruzando la calle, para albergarlo junto con fotos del impresionante traslado que requirió de grúas y personal especializado.

La pintura está dividida en tres actos:

Al lado izquierdo se evoca el pasado con representaciones de la conquista y la época colonial, la posterior independencia, la invasión norteamericana, los once periodos presidenciales del general Santa Anna, la intervención francesa y la reforma.

En el centro, donde Rivera se representó con cuerpo de niño con Kahlo detrás suyo en actitud protectora, representa su presente e incluye a los personajes más populares de la época.

La tercera sección aborda los movimientos campesinos y las luchas populares que culminaron en el movimiento revolucionario de 1910 y el período posrevolucionario, simbolizados por las figuras de la familia campesina, el joven obrero y el obrero revolucionario.

Pintado al fresco con colores brillantes, el mural busca representar las diferentes clases sociales y la diversidad del mestizaje.

La otra pintura de gran tamaño, ''Hombre controlador del universo u Hombre en el cruce de los caminos'', se encuentra ahora en el tercer piso del Palacio de Bellas Artes y fue comisionado para el Rockefeller Center de Nueva York.

Cuando la familia Rockefeller vio que tenía mensajes anticapitalistas y entre sus personajes incluía a Lenin, aún sin terminar, fue destruido.

Rivera, que conservaba bocetos y estudios sobre la pieza, la rehizo en 1934, esta vez con el conflicto del capitalismo y el socialismo aún más evidente.

La obra comprende de forma humanista la superioridad de la inteligencia y la razón por encima de cualquier circunstancia.

Por su parte, la ocasión en que Kahlo fue a una exposición suya en México en cama y que ha sido recreada en películas como ''Frida'', fue la última vez que la artista pudo presentarse junto a su obra en su país.

Temas

Lee También

Comentarios