Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Cultura | Se trata de los objetos que Sophia Schliemann regaló al Museo Arqueológico de Atenas

Exponen en Grecia los milenarios tesoros de Troya

La colección reúne los objetos que Sophia Schliemann regaló al Museo Arqueológico Nacional de Atenas en 1892
El Museo Arqueológico Nacional de Atenas mostrará al público objetos de su almacén que nunca antes han sido expuestos. YOUTUBE / www.namuseum.gr

El Museo Arqueológico Nacional de Atenas mostrará al público objetos de su almacén que nunca antes han sido expuestos. YOUTUBE / www.namuseum.gr

CIUDAD DE MÉXICO (12/JUN/2017).- El Museo Arqueológico Nacional de Atenas reúne la colección de Troya que Sophia Schliemann regaló al recinto en 1892, dos años después de la muerte de su esposo, Heinrich Schliemann.

El recinto ateniense, el que tiene una mayor cantidad de objetos de la antigua Grecia, mostrará al público objetos de su almacén que nunca antes han sido expuestos, informó ABC.

Los objetos provenientes de la excavación de Troya se expondrán hasta el 30 de julio y habrá visitas guiadas con arqueólogos que mostrarán detalles de la colección y explicarán la fascinante historia del conocido "Tesoro de Troya" y cómo acabó repartido en recintos europeos.

Los objetos de la milenaria ciudad, fechados entre los años 2500 y 2300 a. de C., están ubicados en una vitrina de la sala central. Pequeños objetos, cerámicas, ánforas, joyas de oro, collares y pendientes en los que el oro se trabaja con técnica de granulado, así como figuras antropomórficas de mármol, forman parte de las piezas que están en el espacio museístico.

Heinrich Schliemann encontró las piezas en una excavación realizada en la década de 1870 en Troya (Turquía). La colección de Sophia Schliemann es una parte mínima de los hallazgos de Heinrich.

Heinrich era un comerciante alemán que dejó los negocios para dedicarse a su pasión la arqueología y encontrar la ciudad de Troya. Incluso se separó de su mujer, con quien tenía cuatro hijos, y pidió a un profesor griego que le consiguiera una nueva esposa y tuviera una pasión por la antigüedad griega, la literatura y geografía.

Fue así que conoció a Sophia Engastromenos, con quien tuvo dos hijos: Andromaca y Agamenón. Gran parte de sus descubrimientos se quedaron en Turquía, pero otros fueron a Berlín y una parte terminó en el Museo Pushkin.

Temas

Lee También

Comentarios