Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 14 de Diciembre 2018
Cultura | Este conjunto patrimonial y minero de Almadén se enfrenta este fin de semana a una decisión que le permitirá perdurar para siempre

El yacimiento de mercurio más importante del mundo reivindica su historia

La prohibición impuesta por la Unión Europea de comercializar y exportar mercurio a partir del 2011 pondrá fin a más de dos mil años de historia del mayor yacimiento en el planeta de este metal

Por: EFE

MADRID, ESPAÑA.- La prohibición impuesta por la Unión Europea de comercializar y exportar mercurio a partir del 2011 pondrá fin a más de dos mil años de historia del mayor yacimiento en el planeta de este metal, cuya influencia en el mundo sigue viva a través de la ciencia, la medicina, la cultura y la tecnología.

La empresa pública Mayasa, propietaria del yacimiento, dejó de explotar los filones mercuriales de las entrañas de la ciudad española de Almadén en 2003 y se volcó en recuperar sus instalaciones hasta hacerlas visitables y convertirlas en el parque minero que es hoy.

Este conjunto patrimonial y minero de Almadén se enfrenta este fin de semana a una decisión que le permitirá perdurar para siempre en la historia: convertirse en Patrimonio de la Humanidad, si así lo decide la Unesco en la reunión que mantiene en Sevilla.

El yacimiento de Almadén se remonta 440 millones de años atrás, como explica a Efe el director del parque minero de Almadén, Javier Carrasco, cuando recorremos las galerías, cañas, pozos o socavones de esta mina que explotaron los romanos y que los árabes llamaron Hins Al-madin.

"Lo que hace a esta mina única es que se ha explotado de manera ininterrumpida durante 2000 años", dice Carrasco, de ahí que existan 180 kilómetros de galerías subterráneas divididas en las 27 plantas excavadas con una profundidad de más de 700 metros en total.

"La tercera parte del mercurio que ha utilizado la humanidad en su historia ha salido de esta mina", ratifica Carrasco.

Su mayor esplendor fue entre los siglos XVI y XX cuando en 1540 un tratado en Venecia titulado "La Pirotechnia" describe el método de amalgamación por el que "mediante el uso del azogue pueden obtenerse metales preciosos de las Américas".

Corría la mitad del siglo XVIII y era tal la demanda de trabajadores que existía en la mina de Almadén que, por Real decreto, los presos, maleantes o vagabundos eran trasladados como "forzados" a Almadén para extraer más y más mercurio.

Hoy son visitables algunas de las celdas donde estaban presos estos seres humanos así como parte de la galería que recorrían diariamente hasta morir "sin poder ver la luz del sol" y que unía sus barrotes con la mina y el mercurio.

Sacrificio, sudor, enfermedad y muerte ha sido el sino durante veinte siglos de esta mina hasta que en 2003 dejó de extraer mercurio "por causas técnicas" al quedarse obsoleta la maquinaria y los elementos de extracción "que precisaban de una gran inversión" que nunca se realizó, afirma Carrasco.

La caída del precio y la venta de mercurio de forma considerable a comienzos del siglo XX y la prohibición de la Unión Europea para que se siga comercializando a partir de 2011 "hicieron abandonar en junio de 2001 el yacimiento aprovechando el hundimiento sufrido por la cámara entre las plantas novena y décimo segunda", afirma.

La mina se recuperó en 2008 con la puesta en valor de las instalaciones de Mayasa que ya han visitado más de 40 mil personas, principalmente de la provincia de Ciudad Real, "aunque nos falta llegar al público en general y a otras regiones", afirma Carrasco.

Temas

Lee También

Comentarios