Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 14 de Diciembre 2019
Cultura | Entre el periodismo y el derecho nació el camino de las Letras

El escritor sin etiquetas

Enrique Vila-Matas recibe hoy el Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances, así comienza la fiesta de los libros

Por: EL INFORMADOR

Vila-Matas considera ridículo que en la literatura se escriba por géneros. ESPECIAL /

Vila-Matas considera ridículo que en la literatura se escriba por géneros. ESPECIAL /

GUADALAJARA, JALISCO (28/NOV/2015).- El escritor español Enrique Vila-Matas considera que los pensamientos no ocurren por compartimientos, por eso es ridículo que en la literatura se escriba por géneros, algo que ha evitado en sus más de 30 obras publicadas, algunas de las cuales han sido catalogadas como novelas desde el punto de vista comercial o de la industria del libro sin que eso haya sido totalmente cierto, ya que el ganador del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2015 ha eliminado fronteras al mezclar ficción y ensayo, o lo autobiográfico con lo ficcional; un trabajo sin encasillamientos.

Enrique Vila-Matas nació el 31 de marzo de 1948 en Barcelona, España. Estudió periodismo y derecho y fue en la revista “Fotogramas” donde comenzó a laborar como redactor. Su primera novela “Mujer en el espejo contemplando el paisaje”, cuyo título original es “En un lugar solitario” la escribió cuando se encontraba en Melilla haciendo el servicio militar y la cual él mismo describió como un relato largo y en que escribió “por las tardes en la trastienda de un colmado del regimiento de artillería, sin ánimo de publicarla, sólo por no perder el tiempo. Mi sorpresa fue que, a mi regreso a Barcelona, Beatriz de Moura la leyó y me propuso que la publicara”.

Su segundo trabajo fue “La asesina ilustrada”, texto que publicó en 1977, para continuar con “Al sur de los párpados”, “Nunca voy al cine” e “Impostura”, en donde muestra su estilo narrativo al mezclar la realidad con la ficción. Tras un par de publicaciones más, el reconocimiento le llegó en 2001, cuando ganó el XII Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos por “El viaje vertical”, la cual para los miembros del jurado es la peregrinación hacia una identidad alterna, en donde se acepta la perplejidad ante una vida ya pasada plagada de un humor negro que se maneja con tan sutileza que hace sonreír.

Tras ese galardón siguieron otros, principalmente de países como España y Francia, siendo sus obras más premiadas “El mal de montano”, “Bartebly y compañía”, “Dublinesca” y “Doctor Pasavento”.  Acerca de Bartebly (en donde aparece Juan Rulfo) , señala que contrariamente a lo que se cree, no habla exactamente de escritores que dejaron de escribir sino de personas que viven y luego dejan de hacerlo.  “De fondo, eso sí, el gran enigma de la escritura que parece estar diciéndonos que en la literatura  una voz dice que la vida no tiene sentido, pero su timbre profundo es el eco de ese sentido”. Asimismo el autor no deja su lado periodístico, sobre todo en el lado del periodismo cultural. Colabora con el diario español El País a través de la columna quincenal Café Perec, con más de 100 publicaciones a la fecha.

Para él, el Premio FIL de Literatura es un regalo por haber estado tanto tiempo conectado con la literatura latinoamericana. El escritor ha destacado con anterioridad que México fue el primer país que apreció su  literatura e incluso el galardón que recogerá el próximo 28 de noviembre en el Auditorio Juan Rulfo tiene todo el sentido. Primero porque es un gran admirador de la obra de Juan Rulfo (y segundo porque para él la Feria Internacional del Libro de Guadalajara forma parte de su biografía, de su imaginario narrativo, de sus memorias cuando  la fiesta de las letras no era lo que es ahora.

“Hablo del año 91, 92, recuerdo mucho la del 92 porque era el premio para (Juan José) Arreola y yo no había oído jamás de Arreola, fue para mí un descubrimiento total, estar en contacto con su figura enigmática que se paseaba por la feria en esos días, jamás pensé que ese premio iba a llegar a mí”.

Enrique Vila-matas

•67 años
•español
•escritor

SABER MÁS
Algunas obras


“La Modestie et autres récits” (2015), “Porque ella no lo pidió” (2015), “Kassel no invita a la lógica” (2014), “Fuera de aquí” (2013), “Aire de Dylan” (2012), “Una vida absolutamente maravillosa” (2011), “Perder  teorías” (2010), “Ella era Hemingway / No soy Auster” (2008), “Exploradores del abismo” (2007), “Doctor Pasavento” (2005), “El viento ligero en Parma” (2004), “París no se acaba nunca” (2003), “El mal de Montano” (2002), “Bartleby y compañía” (2000), “Desde la ciudad nerviosa” (2000), “El viaje vertical”  (1999), “Para acabar con los números redondos” (1997), “El traje de los domingos” (1995), “Recuerdos inventados” (1994), “Hijos sin hijos” (1993), “El viajero más lento” (1992), “Suicidios ejemplares” (1991), “Una casa para siempre” (1988), “Historia abreviada de la literatura portátil” (1985), “Impostura” (1984), “Nunca voy al cine” (1982), “Al sur de los párpados” (1980), “La asesina ilustrada” (1977), “Mujer en el espejo contemplando el paisaje” (1973).

Temas

Lee También