Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 17 de Noviembre 2017
Cultura | Rodrigo Rey Rosa presenta la novedad editorial 'Fábula asiática'

Centroamérica en la literatura

El autor Rodrigo Rey Rosa es parte de la 'ola' de escritores que llegan desde el Sur de suelo azteca
Rodrigo Rey Rosa, uno de los más celebrados cuentistas de la actualidad. EL INFORMADOR / M. Vargas

Rodrigo Rey Rosa, uno de los más celebrados cuentistas de la actualidad. EL INFORMADOR / M. Vargas

GUADALAJARA, JALISCO (01/DIC/2016).- El escritor guatemalteco Rodrigo Rey Rosa acudió a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) con la novedad editorial “Fábula asiática” (Alfaguara). Autor de novelas como “Severina”, “Los sordos”, “La tetralogía Imitación de Guatemala”, además de “Tres novelas exóticas”. En charla con él, comenzamos hablando sobre “El material humano”, un libro en formato de diario y autoficción. Sobre el recurso de la autoficción, comentó: “Es seguir inventando con cosas nuevas: es una modalidad distinta de las otras, quería probar. Ya lo hice… Por lo menos en mi caso lo explico como curiosidad de experimentar con cosas distintas”.

En cuanto a el paisaje social guatemalteco retratado en algunas de sus novelas, agregó: “Creo que se trata de karma: soy guatemalteco, he vivido casi toda mi en Guatemala. Uno no escoge lo que tiene como materia prima. Si uno vive en esta parte del mundo… En México también hay mucha violencia, pero no creo que porque los autores busquen eso, sino porque reflejan su entorno”. Tras la firma de paz en Guatemala, ocurrida a mediados de los 90, el autor regresó a su país, aunque la situación no se modificó sustancialmente: “Cambió un poco la forma, porque cambió el mundo: cayó la cortina de hierro, se volvió inoperante. Pero la desigualdad y la violencia es igual o peor”.

Por el conflicto civil en Guatemala, Rodrigo salió del país. En Nueva York estudió cine, disciplina en la que dirigió la cinta “Lo que soñó Sebastián”, (basada en su libro homónimo): “Estudié cine un año y medio, muy poco realmente; pero sí vi mucho cine… Escogí estudiar cine no por vocación de cineasta, sino por ponerme al día con la cultura cinematográfica, que en Guatemala era cero. No se podía ver cine que no fuera comercial. En la adaptación me divertí: lo hice con un amigo poeta, eso fue lo divertido. Pero hacer una película se lo dejo a los cineastas: es aburrido, hay que tener paciencia, trabajar mucho. Sobre todo si estamos en un lugar como Guatemala, donde no hay industria de cine”.

La otra faceta de Rey Rosa

Rey Rosa ha traducido a Paul Bowles, con quien tuvo una amistad y que él mismo tradujo al inglés. Sobre la influencia que significó conocerlo, dijo: “De joven uno recibe más influjos, los asimila y los aprovecha. Con Bowles, cuando leí sus cuentos pensé que eran cuentos que me hubiera gustado escribir. Había una afinidad, a él le gustaron las cosas que yo hacía, incluso tradujo algunas. Se convirtió en un amigo muy fácilmente. Fue una relación de amistad, y un ejemplo también de cómo sin ser un best seller se puede vivir. Vivía económicamente muy modesto, pero bien. Decía que vivía en Marruecos porque allí era mucho más barato: viviendo en Nueva York no se puede sobrevivir ganando poco dinero. Me dio un ejemplo de cómo se puede compaginar…”.

Una larga trayectoria

Escritor de raza, de los que se centran en contar una buena historia para no dejar indemnes a los lectores, Rodrigo Rey Rosa tiene ya una larga trayectoria en el ámbito de las letras.

Nacido en 1958, en una convulsa Guatemala, comenzó de manera fulgurante con el libro de cuentos “El cuchillo del mendigo”, editado en 1986. Le siguieron “El agua quieta”, en 1989; “Cárcel de árboles” y “Ningún lugar sagrado”. Para 1993 saltó al mundo del largo aliento presentando la novela “El salvador de buques”, bajo el sello de Publicaciones Vista. Le seguirían “El cojo bueno”, “Que me maten si...”, “La orilla africana” y “Piedras encantadas”, por mencionar sólo las primeras.

Su obra, que está traducida a diversos idiomas como el francés, alemán, holandés, italiano y japonés, le ha hecho merecedor de los galardones: Premio Nacional de Literatura Miguel Ángel Asturias, en el año  2004; y el Premio Iberoamericano de Letras José Donoso, que recibió en el año 2015. También ha ejercido el periodismo y ha hecho cine.

¡ASISTE!

Encuentro Internacional de Cuentistas, con Rodrigo Rey Rosa, Beatriz Bracher, Marcelo Birmajer y Fernando Ampuero, viernes 2 de diciembre, 18:00 horas, Salón 3.

Temas

Lee También

Comentarios