Martes, 21 de Mayo 2024
Cultura | Se convertirá en el titular de lo que se conoce como la Coordinación de Exposiciones

Carlos Ashida, nuevo curador del ICC

Sus objetivos serán formular proyectos con capacidad de atracción e identificar alianzas con instituciones pares del ICC

Por: EL INFORMADOR

Currículum. De profesión arquitecto, Ashida ha sido director de diversos museos de México.  /

Currículum. De profesión arquitecto, Ashida ha sido director de diversos museos de México. /

GUADALAJARA, JALISCO (07/FEB/2014).- Tras la aprobación del Consejo Directivo del Instituto Cultural Cabañas (ICC), Carlos Ashida se convertirá en el titular de lo que se conoció como la Coordinación de Exposiciones de la institución, cargo que sufrirá una transformación debido, explica Ashida, “al peso que tiene el programa de exposiciones”, algo que “demanda la creación de una figura que, desde hace tiempo, es frecuente en espacios de estas dimensiones” y que buscará la “maduración” de la sección curatorial y contar “recursos humanos propios”.

Refiere Ashida que “la figura del curador es más o menos reciente en la historia de la museología mexicana, por lo menos en términos contemporáneos, independientemente de su especialidad. El Cabañas se inauguró –en 1983– sin que existiera esa figura y no sé cuándo se adquirió la conciencia de su necesidad (aunque identifico a mis dos antecesores, Alicia Lozano y Víctor Guzmán), pero esto es un primer paso de algo que deberá desarrollarse aún más”.

En este sentido, asegura, el ICC “para alcanzar su destino, ser una institución de primer nivel, de excelencia, tendrá que tomar bajo sus manos la producción de buena parte de sus eventos, a la fecha, un procentaje muy alto que provienen del exterior, ideados y trabajados por otras instituciones, por particulares o por inciativas de distinta índole, donde el ICC juzga la conveniencia de presentarlo y negocia con los responsables. Aspiramos a que varíe esa condición”.

Esta muda, detalla, se centra “en tener la capacidad de desarrollar lo que le corresponde hacer” a la institución; proyectos que tienen que ver, particularmente con “dos temas que son importantes para este espacio: uno es Orozco y el otro es la comunidad local de artistas jaliscienses. Por su carácter simbólico, por su peso dentro de la estructura cultural en la región, por su historia y su colección, está ligado a esos dos temas”.

Lo anterior, destaca, “conduce a otra carácterística que el Cabañas debe consolidar: su carácter histórico. Los eventos deben trabajar en territorios de valoración con perspectiva histórica. En este sentido es importante la maduracion de esta sección curatorial y contar con recursos humanos propios”.

Actitud y respaldo institucional


Ante este nuevo reto, declara Ashida, “soy optimista, porque creo que un buen proyecto tiene capacidad de abrir caminos donde parece que no los hay; a lo que le apuesto, como curador, es que he percibido –y creo está ahí– una necesidad, no atendida, de que nos cuenten la historia del arte en Jalisco.

Las disputas que se dan al interior de la comunidad artística, me parece, tienen que ver con la reflexión histórica del papel que han jugado sus protagonistas; por eso creo que hay una cantidad de temas que sólo el Cabañas podrá desarrollar con suficiencia y solvencia profesional”.

Ashida se mira, hoy, como una persona “afortunada” porque ha logrado “llevar mi carrera profesional por los caminos que me han atraído e interesado, dentro y fuera de la institucionalidad; en ese sentido, me considero independiente y, por otra parte, he logrado establecer contactos en función de objetivos puntuales, todos en el campo de la promoción de la cultura mexicana”.

El cargo que asume el curador y gestor no tiene nombre aún pero, afirma, “incluye nuevas responsabilidades”; con todo, Ashida colabora de manera formal con el ICC desde el pasado 7 de enero y, a nivel personal ha colaborado por tres décadas .

Así mismo, considera que al ICC no se le ha sacado suficiente provecho ni cumplido con la expectativa que representaba tras su creación; ese es un reto a enfrentar.

PERFIL
Carlos Ashida


Originario de la ciudad de México, estudió arquitectura en el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO). Ha sido director de la Galería Clave, del Taller Mexicano de Gobelinos, de la sección de Artes Plásticas para el Departamento de Bellas Artes de Jalisco, director del Museo de las Artes (Musa) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), director del Museo Carrillo Gil (en el DF) y del Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO).

Asimismo, desde 1986 ha sido curador independiente de varias exposiciones en Monterrey, Guadalajara y el Distrito Federal.  De igual forma, su proyecto America Foto Latina ganó la beca del Fideicomiso para la Cultura México/ Estados Unidos, con apoyo de BBVA Bancomer, Fundación Rockefeller y el Patronato Arte Contemporáneo (PAC). Fue también candidato para la dirección del Museo de Arte Contemporáneo Rufino Tamayo y miembro del Consejo Consultivo del Museo de Arte Moderno (MAM) de la capital del país.

LAS POSTURAS
Proceso breve


El proceso que ahora desemboca en su nombramiento no fue prolongado; de hecho, el primer contacto que sostuvo con Olga Ramírez –directora general del ICC– fue “hace poco más de un mes”. La “línea de trabajo” propuesta por Ashida implica, a nivel administrativo, “algunas modificaciones; quizá se amplíen las atribuciones y obligaciones de la posición”. Ashida no oculta su interés por “llegar” al ICC, ya que “es la institución más importante y, también, una tarea pendiente, porque tiene en su haber un potencial enorme que no se ha concretado a lo largo de 30 años, lo que yo llamo ‘un destino pendiente de cumplirse’”.

Situación financiera y gestión

Ahora, no es un misterio para nadie la difícil situación financiera del ICC, una cuestión –dice Ashida– “que habrá que enfrentar y modificar; los problemas financieron saltan a la vista pero la cuestión es que, creo, no podemos contestar con suficiente claridad qué distancia hay entre el estado actual y un punto de operación ideal, sano y de autonomía para el Cabañas, pero sí pueden diseñarse estrategias de gestión para identificar quiénes son posibles aliados o facilitadores de proyectos; en ese sentido, la curaduría tiene algo importante qué decir”.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones