Viernes, 10 de Julio 2020
Cultura | Gladys Lizama presenta el libro 'Llamarse Martínez Negrete'

Ausculta dos generaciones de los Martínez Negrete

Gladys Lizama presenta el libro 'Llamarse Martínez Negrete'

Por: EL INFORMADOR

Lizama acentúa en su libro que para preservar la fortuna se creaban redes de parentezco, económicas y sociales. ESPECIAL /

Lizama acentúa en su libro que para preservar la fortuna se creaban redes de parentezco, económicas y sociales. ESPECIAL /

GUADALAJARA, JALISCO (04/ABR/2014).-En el libro "Llamarse Martínez Negrete", Gladys Lizama investiga la historia de una de las familias con mayor importancia en el desarrollo económico de la ciudad en el siglo XIX

La familia Martínez Negrete tuvo una importancia crucial en la evolución y el desarrollo económico de Guadalajara durante el siglo XIX, afirma la investigadora Gladys Lizama Silva, quien presentó anoche, en el Museo Regional de Guadalajara, el libro "Llamarse Martínez Negrete. Familia, redes y economía, Guadalajara siglo XIX", publicado por El Colegio de Michoacán y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Investigadora del Departamento de Estudios Sociourbanos del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Lizama Silva asegura que los Martínez Negrete, como buena parte de las familias y empresarios del siglo XIX en Guadalajara, diversificaron su fortuna en casi todos los rubros de la producción. Fueron comerciantes y empresarios con mucho peso.

Explica que, antes de quebrar económicamente en 1901, Francisco Martínez Negrete Alba fue gerente general del primer tranvía de mulitas, que se mantuvo hasta 1905.

>

Además de ser propietario de fábricas textiles como La Escoba y Río Blanco e incursionar en la minería de plata regional, Martínez Negrete Alba también fue un importante accionista: participó en la construcción de El Parián de Tlaquepaque y en la creación de la primera sucursal, en Guadalajara, del Banco Nacional de México y del Banco de Jalisco.

En el libro -nacido gracias a la fuerte tendencia que hay en la historiografía mexicana por los estudios de familias de elite y de empresarios regionales- se narra detalladamente el colapso económico de esta familia, originado debido al sobreendeudamiento y suspensión de pagos de Martínez Negrete Alba, quien fracasó al creer que sería favorable invertir en empresas textiles.

Este estudio microhistórico comienza en 1830, cuando Francisco Martínez Negrete Ortiz, un migrante vasco, llega a Guadalajara y es apoyado por José Manuel Caballero, un comerciante español que lo recibe en su casa y le ayuda a acumular riqueza.

La chilena acentúa que para preservar la fortuna, las familias decimonónicas en Guadalajara creaban distintas redes: de parentesco, económicas y sociales. Por ejemplo, buscaban compadres que pertenecieran a la clase política y pactaban matrimonios ventajosos para sus hijos.

EL INFORMADOR / GONZALO JÁUREGUI

Temas

Lee También