Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 18 de Junio 2019
null
Jalisco

Crecen “ninis” en Jalisco: ya son 224 mil

Este sector poblacional podrá beneficiarse del programa de López Obrador que otorgará becas para trabajar y estudiar
 

El Informador

Jalisco se encuentra en los primeros lugares en México con mayor cantidad de jóvenes que ni estudian ni trabajan, conocidos como “ninis”. Suman 224 mil 146 personas en esta situación, de un total de 1.4 millones de jaliscienses entre los 15 y 24 años de edad, revela un estudio del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas.

En 2010, el Consejo Estatal de Población estimaba que 200 mil jóvenes estaban en esta condición, por lo que se registra un incremento. Sin embargo, este sector podría beneficiarse del programa Jóvenes construyendo el futuro, que impulsa Andrés Manuel López Obrador, en el que se otorgarán becas laborales o para estudiar. 

Jalisco está por debajo del Estado de México, que tiene más de 521 mil jóvenes que no estudian ni trabajan, continuándole Veracruz (322 mil) y Chiapas (268 mil).

De los más de 224 mil jóvenes considerados como “ninis” en Jalisco, al menos 123 mil podrán retomar o iniciar sus estudios, así como encontrar algún trabajo a través de Jóvenes construyendo el futuro. De ese total, 11 mil 257 podrían recibir un apoyo mensual de dos mil 400 pesos para que no abandonen sus estudios de licenciatura (el presupuesto federal pretende otorgar 324 millones de pesos a Jalisco para este plan). Por su parte, los jóvenes que podrán ser insertados al mercado laboral serían 112 mil en Jalisco, quienes recibirán una remuneración mensual de tres mil 600 pesos (se requerirá de una bolsa de cuatro mil 844 millones de pesos para el Estado).

En el ámbito nacional, aún está por definirse la bolsa que se etiquetará en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019. El programa pretende integrar a los jóvenes en actividades de capacitación en el trabajo y, así, dotarlos de herramientas para una vida mejor. El objetivo es dar oportunidades de acceso a estudios universitarios, alejarlos del desempleo y del camino de las conductas antisociales, acelerar la preparación de una reserva de personas para las actividades productivas, en previsión de un mayor crecimiento económico en el futuro próximo, así como incluir al sector privado en las actividades de responsabilidad social.

En México se estima que hay 3.8 millones de “ninis”, de un total de 21.8 millones de habitantes que se ubican en ese rango de edad. Por su parte, el Gobierno federal pretende darle becas para trabajar o estudiar a 2.6 millones de personas a través de Jóvenes construyendo el futuro.

Los Estados con mayor porcentaje de ‘ninis’ con respecto a su población total de jóvenes son Chiapas, Veracruz, Hidalgo y Michoacán. Allí se dirigiría principalmente el proyecto.

Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá y Tlajomulco concentran 57% de los jóvenes entre 15 y 29 años en Jalisco. EL INFORMADOR/A. Camacho

Jalisco rebasa en número de jóvenes a Ciudad de México

Jalisco se ubica como la segunda Entidad con el mayor número de jóvenes de entre los 15 y 24 años de edad en el país, con un millón 443 mil, de acuerdo con un análisis del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas.

En el informe se precisa que las cuatro Entidades que cuentan con la mayor población en este rango de edad son el Estado de México, Jalisco, Ciudad de México, Veracruz y Puebla, respectivamente. “En estas Entidades es importante mencionar que las tres primeras tienen un índice de marginación por debajo del promedio nacional, mientras que Veracruz tiene uno de los mayores índices de marginación, sólo por debajo de Guerrero, Chiapas y Oaxaca”.

Las cinco Entidades con mayor población representan 39% de los 21.8 millones de personas que forman parte de ese sector de la población a nivel nacional, el conocido bono demográfico.

La académica de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Patricia Noemí Vargas, destaca que se trata de una situación inédita, “es producto del crecimiento de la población pasada, de altas tasas de fecundidad y el descenso de la mortalidad. Estos dos fenómenos combinados hacen que tengamos cortes juveniles inéditos, como no se había presentado en Jalisco”.

Sin embargo, recuerda que este fenómeno ejerce presión sobre diversas instituciones, como son las del sistema educativo, de salud y del mercado laboral. “Los Gobiernos se ven rebasados para proporcionar a estos jóvenes todo lo que demandan”.

Señala que si los Gobiernos no actúan, dentro de varios años tendrán una población vulnerable. Y el reto es mayor si se toman en cuenta las últimas proyecciones del Consejo Nacional de la Población (Conapo).

Subraya que se les debe garantizar educación, trabajos dignos y protección social, para cuando envejezcan tengan fondos para el retiro suficientes.

“Si los jóvenes están accediendo a empleos informales, si los jóvenes están entrando a este sistema de outsourcing, donde los contratan temporalmente y no tienen fondos de ahorro para el retiro, y no tienen seguridad social a largo plazo, no están cuidando su futuro”.

De acuerdo con el informe de la Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018 del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), 59.9% de los jóvenes ocupados en el país contaba con empleos informales y 41.2% no tenía prestaciones. Además, más de la mitad ganaba entre uno y tres salarios mínimos; es decir, entre dos mil 220 y seis mil 661 pesos mensuales.

Radiografía

  • De acuerdo con las últimas proyecciones de la población publicadas por el Consejo Nacional de Población (Conapo), a mitad de 2018, Jalisco cuenta con dos millones 545 mil 310 habitantes de entre 12 y 29 años; es decir, 31.0% de la población total es joven.
  • Del total, un millón 270 mil 617 (49.9%) son mujeres y un millón 274 mil 693 (50.1%) son hombres.
  • Los municipios de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá y Tlajomulco tienen la mayor cantidad de jóvenes de entre 15 y 29 años, concentrando 57 por ciento.

 

Ocupados, casi la mitad

En Jalisco, hay un millón 443 mil jóvenes de entre los 15 y 24 años de edad, de los cuales,  713 mil  075  tienen algún tipo de trabajo o se encuentran en búsqueda de espacios laborales. Lo anterio ubica al Estado en la  segunda posición a nivel nacional con la mayor población económicamente activa.

Según el estudio Caracterización del segmento de jóvenes que ni estudian ni trabajan, elaborado por el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas, Jalisco se encuentra sólo por debajo del Estado de México, el cual tiene 1.2 millones de jóvenes en esta condición.

De los más de 713 mil jaliscienses que forman parte de la población económicamente activa, 664 mil 216 tienen algún tipo de trabajo, mientras que 48 mil 859 no tienen empleo.

Esto ubica a la Entidad en la tercera posición con la mayor cantidad de población desocupada en este rango de edad. De ese total, 27 mil 304 pueden tardar hasta medio año en encontrar algún trabajo, mientras que más de 16 mil pudo lograrlo tras el primer mes de estar desempleado.

En este indicador, que cuenta con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), el Estado de México se ubica también en la primera posición con más de 124  mil jóvenes, seguido por la Ciudad de México, con 68 mil.

El top cinco lo conforman también Nuevo León (34 mil) y, Guanajuato (32 mil). Los Estados con la menor población desocupada son Oaxaca, Campeche,  Morelia, Colima y  Guerrero.

El académico del Departamento de Economía, Administración y Mercadología del ITESO, Ignacio Román Morales, indica que, a mayor nivel de urbanización o mayor penetración de las áreas metropolitanas como la Ciudad de México y Guadalajara, la tasa de participación en actividades económicas es más elevada.

“Lo siguiente donde llama muchísimo la atención es, efectivamente, en la población económicamente activa, pero en particular en dos grupos: el de 15 a 19 años y el de 20 a 24 años, no es tanto por lo que esté ocurriendo en particular solamente en Jalisco sino por el enorme derrumbe que tiene la Ciudad de México. ¿Qué es lo que pasa? La Ciudad de México tiende a ser cada vez más una ciudad para trabajar y no para dormir”.

Con el programa Jóvenes construyendo el futuro se podrían beneficiar a 123 mil jaliscienses, con becas para estudiar o trabajar. EL INFORMADOR/Archivo

Como la ENOE es una encuesta de hogares, explica, una gran parte de la población que trabaja en la Ciudad de México vive en el Estado de México, “lo que crece muy fuerte es el Estado de México que, además, es menos caro que la Ciudad de México”.

Lo que caracteriza a Jalisco, subraya, es que tiene una elevada tasa de participación femenina y, principalmente, en el campo, “posiblemente, a partir de las edades de maternidad hay un mayor retiro de la población económicamente femenina de Jalisco en la actividad económica, lo que no ocurre en la misma proporción en la Ciudad de México”.

Una de las razones básicas por las que el sector femenino participa más es que Guadalajara y Jalisco en general, explica, tienen una alta intensidad de micro y pequeños establecimientos, y es muy posible que haya una mayor incorporación de trabajo en empresas familiares.

El incremento entre los  jóvenes emprendedores, remarca, no necesariamente se puede interpretar como un indicador positivo o negativo, “es muy probable que haya una mayor participación, porque hay menos dinero o porque no alcanza y hay que meterse a trabajar de lo que sea”.

Otro punto es que Jalisco es uno de los Estados con mayor éxodo hacia los Estados Unidos, por lo que gran parte de las tierras tienden a feminizarse, “por lo tanto también tenemos ahí una mayor participación de las mujeres y, sobre todo, de las mujeres jóvenes. Hay que recordar que los salarios medios de cotización en Jalisco son significativamente más bajos que en la Ciudad de México y el promedio nacional, y eso obliga a los hogares a tener una incorporación de más miembros propiamente de la actividad productiva en el hogar”.

En enero arrancará el plan federal

Un total de 230 empresas se han sumado a la primera etapa del programa Jóvenes construyendo el futuro, a través del cual se capacitará a personas de entre 18 y 29 años de edad que no cuenten con trabajo, además de brindar apoyo para que continúen los estudios universitarios.

En el caso de Jalisco, los industriales se pronunciaron a favor del programa. Se estima que, en una primera fase, se brinden entre 15 mil y 20 mil puestos para aprendices en empresas.

El coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, Daniel Curiel, considera que el programa, además de los beneficios a los jóvenes, ofrece un “ganar ganar” a los empresarios que participen.

Agrega que ya hay empresas en Jalisco que han manifestado interés en acercarse a conocer más sobre este plan. “La empresa no tiene que pagarles ni es responsable en los temas de salud y otras prestaciones. De eso se encargará el Gobierno federal”.

Sin embargo, aclara que es necesario ver cómo funciona. “Es una apuesta interesante para rescatar a los jóvenes, sobre todo de temas de delincuencia organizada”.

CLAVES

Programa Jóvenes construyendo el futuro

  • Consiste en un programa que busca que miles de jóvenes puedan estudiar o capacitarse en el trabajo. El Gobierno les otorgará una beca mensual de dos  mil 400 pesos para estudios universitarios y de tres mil 600 pesos para capacitarse en un centro de trabajo.
  • Es la oportunidad para que empresas, instituciones públicas y organizaciones sociales los capaciten para que desarrollen habilidades, aprovechen su talento y comiencen su experiencia
  • Se aprovechará el bono demográfico, así como las capacidades y talentos de jóvenes para alcanzar un capital productivo para México sin precedentes. La prioridad es pacificar el país, lo cual implica restablecer los lazos desde las comunidades y generar oportunidades de desarrollo a quienes hasta ahora se les han negado.

LA VOZ DEL EXPERTO

“Que garanticen estabilidad laboral”

Ignacio Román Morales (académico del ITESO)

Uno de los problemas que podría generar el programa Jóvenes construyendo el futuro, dirigido a quienes no estudia ni trabajan, es afectar a otros sectores de la población que trabajan desde hace varios años en las empresas, considera el académico.

Esto, debido a que si no se tienen los espacios suficientes en el mercado local, difícilmente puede haber un aumento significativo del empleo, “si el Estado lo que hace es pagar una parte creciente de la nómina de las empresas, a partir de estas becas, es posible y, eso es lo que podría ser muy delicado, que provoque un desplazamiento de otras personas dentro de la misma estructura de empleo”. Es decir, que se pueda despedir a gente de mayor edad o que se deje de contratar a eventuales para incorporar a estas personas.

“Me parece que el programa sería de mucha utilidad si eso garantizara cierta estabilidad laboral, y si esto no fuese acompañado o haya un compromiso de que no fuese acompañado de un desplazamiento de otros trabajadores”.

Sin embargo, considera que es muy positivo el que haya un incremento de capacidades de la gente y que se puedan insertar de una forma digna y estable al trabajo.

Acentúa que, a través de los convenios que se generarán entre empresas, sindicatos y Estado, se deben ubicar con claridad cuáles son competencias que van a adquirir las personas en el lugar donde vayan a trabajar o estudiar, “si no adquieren esas competencias, quien sale castigado no es tanto el trabajador sino la empresa”.

Agrega que será necesario un acuerdo entre el Gobierno federal y local para que el programa opere de manera adecuada.

El bono demográfico es un potencial de desarrollo, pero también ejerce presión sobre el sistema educativo, el de salud y el mercado laboral. EL INFORMADOR/Archivo

“Deben estar en la escuela”

Patricia Noemí Vargas (académica de la UdeG).

En lugar de formar parte de la vida económica del Estado, los jóvenes de entre 15 y 24 años deben estar estudiando, subraya la académica.

Esto, debido a que más de 700 mil jóvenes de Jalisco, de ese grupo de edad, forman parte de la población económicamente activa.

“Sólo deberían estudiar. Si tienes 15 años tienes que estar terminando tu secundaria; si tienes 18 años, deberías estar terminando la preparatoria y entrando a la universidad. Si a los 15 años entras al mercado laboral, a una persona que solamente tiene la secundaria terminada, ¿qué trabajo le puedes ofrecer?”.

Por ello considera que el programa anunciado por el Presidente es insuficiente, “no es que no haga falta, claro, es necesario. Pero necesita ser mucho más numeroso y necesita educar a la población”.

Recuerda que López Obrador enfatizó que va a invertir para que todos tengan derecho a la escuela. Tiene que armar el sistema educativo. Tiene que ofrecerles a los jóvenes un abanico de oportunidades para que elijan”.

Añade que el Gobierno puede hacer una política donde garantice espacio en las escuelas a quienes están en edad de educarse y, a su vez, garantice trabajo a quienes deberían estar teóricamente en edad laboral.

A su vez, esto permitiría quitar la presión sobre los mercados de trabajo, “porque si tienes muy poca población estudiando y a la mayoría la tienes demandándote trabajo, ¿qué les puedes ofrecer? Trabajos precarios”.

Sigue: #DebateInformador

¿Cuál es el principal apoyo que la autoridad debe brindar a los jóvenes?

Participa en Twitter en el debate del día  @informador