Domingo, 07 de Marzo 2021
null
Economía

COVID-19: Con seguro de vida, dos de cada 10 víctimas de coronavirus en Jalisco

La AMIS informa que se han solicitado dos mil 011 indemnizaciones, frente a nueve mil 057 defunciones registradas

El Informador

En noviembre, un médico de 78 años enfermó de COVID-19 y permanece en coma inducido en un hospital privado. La aseguradora ya cubrió 3 millones de pesos por los servicios, informa el agente Eliseo Hernández. “Lamentablemente no hay muchas esperanzas”.

En Jalisco, dos de cada 10 fallecidos por coronavirus tenían contratado un seguro de vida, lo que disparó las indemnizaciones. 

La Asociación Mexicana de Instituciones Aseguradoras revela que se han solicitado dos mil 011 indemnizaciones, frente a las nueve mil 057 defunciones en ese periodo. 

El monto promedio para cada familia indemnizada es de 226 mil pesos, pero hay un caso de 68.5 millones, según la Asociación.

Las hospitalizaciones y las atenciones posteriores de los enfermos disparan los gastos de las empresas aseguradoras en México. AFP/M. Tama

Pagan aseguradoras 422 mil pesos por cada hospitalizado por el virus

En  lo que va de la pandemia, 21 mil 507 personas han requerido hospitalización en Jalisco tras enfermar por el COVID-19, de un total de 214 mil 205 casos confirmados; es decir, uno de cada 10, según la base de datos del Sistema Radar de la Secretaría de Salud en Jalisco (al 15 de febrero). 

El mes pasado, la Entidad vio la etapa más crítica en lo que va de la pandemia. Tanto hospitales como servicios crematorios y funerarias se encontraban rebasados. 

Aunque las aseguradoras de gastos médicos cuentan con recursos para cubrir los servicios que requieran sus clientes en caso de enfermar por el nuevo coronavirus, se puede complicar encontrar espacios disponibles en los hospitales. 

“La dificultad es cuando se llenan los hospitales privados porque hay que buscarles lugar. Eso sería un llamado a la ciudadanía para estarse cuidando”, resaltó Eliseo Hernández, agente de seguros. 

Hay que reconocer, dijo, que en algunos momentos de la pandemia colapsó la atención en las instituciones de salud públicas y privadas.

Edgar Karam, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS),  declaró que la mayoría de las indemnizaciones pagadas por el COVID-19  han tenido un costo promedio de 422 mil pesos por atención hospitalaria y el resto de las intervenciones médicas durante la recuperación (por cada paciente). 

Resaltó que están muy cerca de la Asociación Nacional de Hospitales y del Consorcio Mexicano de Hospitales para facilitar la identificación de camas disponibles. 

“Hay muchas compañías de seguros que, de manera muy puntual, se sientan con los propietarios de los hospitales privados para tener algún tipo de acuerdo;  sin embargo, seguimos viendo una saturación”.

Añadió que todavía no observan una disminución relevante en los hospitales. “Sigue todavía el contagio”. 

Cuestionado sobre los botones de emergencia que se pusieron en marcha en la Entidad para reducir los contagios y muertes, Juan Patricio Riveroll, también vicepresidente de la asociación, acentuó que aún no se ven los resultados. 

“Si  analizamos a Jalisco, el nivel de contagios no ha disminuido ni tampoco la ocupación hospitalaria. Deberían de transitar más tiempo este tipo de medidas para ver si están teniendo un efecto mitigante del contagio porque hasta ahorita todavía no se alcanza a ver una reducción importante”.

Pese a esto, consideró que si no se hubiesen implementado ese tipo de medidas, “probablemente la cifra sería mucho mayor”.

Estados con más pagos

Indemnizados por el seguro de gastos médicos

  • 7 mil 639 personas en la Ciudad de México. 
  • 3 mil 672 en Nuevo León. 
  • 2 mil 723 en Estado de México. 
  • Mil 654 en Jalisco. 
  • Mil 076 en Chihuahua.
  • Total nacional: 25 mil 810 indemnizados en todo el país.

Indemnizados por seguro de vida

  • 9 mil 362 personas en la Ciudad de México. 
  • 5 mil 812 en Estado de México. 
  • 2 mil 942 en Veracruz. 
  • 2 mil 028 en Sinaloa. 
  • 2 mil 011 en Jalisco.
  • Total nacional: 50 mil 286 indemnizaciones en todo el país. 

TELÓN DE FONDO

A la baja

El pasado 14 de febrero, en Jalisco había mil 224 personas hospitalizadas por el nuevo coronavirus, con una ocupación de 40.4% de las camas, que representó la cifra más baja desde el 4 de enero pasado (cuando registraron mil 212 pacientes en instituciones de salud públicas). 

Según datos de la Secretaría de Salud en Jalisco, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) concentraba la mayor cantidad, con 812 de los afectados por el virus, 351 estaban en las instalaciones del sector salud estatal, mientras el resto en otros nosocomios. 

Debido a la baja de contagios, las autoridades estatales pusieron fin al Plan Jalisco COVID-19, que se  aplicó  al inicio de la pandemia. 

La nueva estrategia estará vigente hasta el 15 de diciembre. 

Las medidas contemplan cuatro ejes en el Estado: resiliencia y educación para la salud (eliminación de las restricciones de horarios y edades), tratamiento y atención médica (políticas de salud pública), economía y responsabilidad social (qué se puede y cómo en las actividades económicas) y seguir con la vacunación.

La vacunación de los adultos mayores inició el pasado martes en Jalisco, en el municipio de Etzatlán, tras recibir el primer paquete de dosis por parte de la Federación (58 mil 690).

Tras contar con un seguro de vida, la indemnización más cara que ya se pagó fue por 68.5 millones de pesos a la familia de un fallecido por el nuevo coronavirus. EFE/Archivo

CLAVES

Las nuevas opciones

Inversión. Para la población en general es complicado contratar un seguro de gastos médicos o de vida, pero Eliseo Hernández, agente de seguros, explicó que actualmente hay un público más receptivo para invertir en este tipo de beneficios.

Accesibilidad. “Tienden a buscar más opciones, pero necesitan conocer los beneficios y costos. Por supuesto que, cuando encuentran la mejor opción y es accesible, contratan el seguro. Te hablo del caso de la accesibilidad porque la realidad es que las pólizas de gastos médicos sí tienen un costo alto”, puntualizó Hernández.

Membresías. Agregó que ya han salido nuevas opciones para la contratación de seguros, como las membresías de salud. “Siempre hay opciones, que no piensen que el gasto médico es muy caro…  siempre hay todo tipo de opciones y se buscan como membresías de salud, que sí te pueden llegar a cubrir entre uno y hasta los tres millones de pesos”.

Empresas. Reconoció que entre las personas que cuentan con seguros de gastos médicos privados en el país, normalmente es porque esas prestaciones las ofrecen sus compañías.

Digital. Pese a los tiempos de la pandemia, las aseguradoras continúan con solvencia económica. Además, se han adaptado a los cambios por el  tema del confinamiento. Recordó que ahora se pueden realizar las solicitudes por la vía digital. “Es una situación que ha impactado mucho…  y están presentando muchos cambios en cuento a las estructuras”. 

Descartan cobertura solidaria

Las compañías aseguradoras del país no tienen contemplado implementar de nuevo la cobertura solidaria, que consistía en un seguro de vida para indemnizar a las familias del personal de salud que falleciera atendiendo a los pacientes infectados por el nuevo coronavirus. 

Ese esquema se anunció a principios de la pandemia. La ayuda se brindó del 1 de abril al 31 de agosto del año pasado. El plazo máximo para solicitar el apoyo por las defunciones ocurridas en ese periodo fue el 31 de diciembre pasado. 

Edgar Karam, vicepresidente de la AMIS, aclaró que no han hablado de restablecer esa cobertura. “Más que ponerlo en discusión,  simple y sencillamente estamos muy abocados en seguir atendiendo las obligaciones que tenemos con las pólizas de gastos médicos y de vida que, como podrán observar, no han disminuido de ninguna manera”.

Indemnizaciones superan los mil millones de dólares

La pandemia por el COVID-19 ya costó mil 101 millones de dólares a las empresas aseguradoras (con corte a enero pasado), colocándose como la quinta catástrofe más cara en la industria. 

Sólo se ubica por debajo de los huracanes “Gilberto” en 1988, “Wilma” en 2005 y  “Odile” en 2014, así como el sismo de 2017 en México. 

“Wilma” es el siniestro más importante en el pago de indemnizaciones, con un costo de dos mil 322 millones de dólares. 

Juan Patricio Riveroll, vicepresidente de la  AMIS, acentuó que la contingencia sanitaria podría llegar al tercer lugar en menos de dos meses. “A finales del primer trimestre estaríamos ahí”. 

Edgar Karam, también vicepresidente de la asociación, informó que con corte al pasado 8 de febrero, 25 mil 810 casos por el nuevo coronavirus han tenido una atención por gastos médicos en el país. 

“Por gastos médicos, el seguro más caro que se ha pagado es por  29  millones de pesos. Ahí podrán ver la tendencia del número de casos acumulados, que ya estamos muy cerca de las 26 mil personas que han recibido el beneficio de la póliza”.

MÉXICO

Las catástrofes más importantes para la industria aseguradora

  • 2 mil 322 millones de dólares por el Huracán “Wilma” en 2005. 
  • Mil 258 millones de dólares por el sismo del 19 de septiembre de 2017. 
  • Mil 249 millones de dólares por el  Huracán “Odilo” ocurrido en 2014. 
  • Mil 127 millones de dólares por el Huracán “Gilberto” registrado en 1988. 
  • Mil 101 millones de dólares por la pandemia del COVID-19  (hasta enero pasado).
Hasta el momento, el Huracán “Wilma” en 2005 registra el mayor pago de indemnizaciones hacia las víctimas por parte de las aseguradoras (con dos mil 322 millones de dólares). EL INFORMADOR/Archivo

SECTOR PRIVADO

Las contrataciones

  • Las personas que estén buscando contratar por primera vez un seguro de gastos médicos deben pasar por un proceso de suscripción. “Simplemente contestas un pequeño cuestionario”, recordó Norma Alicia Rosas Rodríguez, presidenta de la AMIS. 
  • Descartó que las compañías estén rechazando a las personas que se recuperaron del  COVID-19. “Ahorita está completamente restablecida la contratación, lo que puedo decir es que la mayoría de las aseguradoras los van aceptar, no tienen ningún problema. Es como si hubieras tenido algún resfriado, alguna cosa de este estilo”.
  • Si la persona tiene coronavirus o acaba de recuperarse, lo que normalmente se está haciendo es esperar, “se aplaza la contratación, no se da de manera inmediata, pero se le pone un pequeño periodo de espera.  Y eso depende de cada compañía. No necesariamente una persona que tuvo COVID-19  ya está catalogada para no tener un seguro. Sí puede tener un seguro y en muchas condiciones lo puede tener de manera rápida, lo único que sería importante es que termine el padecimiento, que ya sea una persona que pasó por esa enfermedad”. 
  • Reiteró que no pueden asegurar siniestros ya realizados. “Entonces esa persona estará sujeta a que pasen tres meses, seis meses… dependerá de las aseguradoras”. 
  • Una situación especial es que la persona está o estuvo intubada y tenga secuelas. En ese caso se tendrá que hacer algunos estudios para la suscripción y podría estar sujeta a una cuota distinta o incluso a un rechazo, “pero es el procedimiento normal que siguen todas las aseguradoras para cualquier riesgo, no es exclusivo del COVID-19”.

Sigue #DebateInformador

¿Cuenta con un seguro de vida o gastos médicos?

Participa en Twitter en el debate del día @informador