Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 16 de Diciembre 2018
El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, marcó como una de sus prioridades el saneamiento del Río Santiago. Ayer visitó la zona y anunció que buscará endurecer las sanciones contra empresas que arrojen desperdicios al cauce. EL INFORMADOR / F. Atilano
Jalisco

Alfaro va contra industrias contaminantes en nuevo plan para sanear el Río Santiago

Alfaro se ha comprometido a llevar a cabo un plan de acción para sanear y proteger el Río Santiago, activistas ambientales están escépticos 

El Informador

Tras décadas de escasas acciones para revertir la contaminación que afecta al Río Santiago, y a las personas que viven en sus proximidades, el gobernador Enrique Alfaro anunció su Plan de Saneamiento Integral, con el que pretende invertir tres mil 418 millones de pesos durante el sexenio, aunque también se endurecerán las acciones para evitar que industrias y productores sigan arrojando sus desperdicios al cauce.

El equipo del nuevo Gobierno, que desde el periodo de campaña se comprometió a sanear el río, llegó temprano al mirador de la cascada de Juanacatlán, donde la caída de agua vuelve más intenso el fuerte olor a descomposición que ni los cubrebocas pueden evitar.

En su segundo día como gobernador, Alfaro refirió que uno de los principales problemas de la contaminación es la falta de capacidad del Gobierno para supervisar tanto a la industria como a los productores agropecuarios. “Lo vamos a corregir. Para que entendamos el tamaño del problema que nos dejaron: hoy en la Proepa (Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente) hay en funciones 10 inspectores para todo Jalisco, y dos de ellos están asignados a funciones administrativas”.

Por eso, agregó, el Gobierno fortalecerá a esa dependencia con más del triple del presupuesto que habitualmente se le asigna, para pasar de 16 a 50 millones de pesos al año.

Además, enviará una iniciativa al Congreso para modificar el catálogo de sanciones para las empresas que contaminen el río. “Vamos a elevar de manera importante las sanciones, pero también nuestra capacidad de supervisión”.

El mandatario aclaró que si bien el Estado invertirá mil 450 millones de pesos para todo el plan (principalmente en construcción y rehabilitación de plantas de tratamiento), faltan mil 968 millones del Gobierno federal. “Es uno de los asuntos pendientes que tenemos que resolver con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, en el marco de la discusión del Presupuesto de Egresos”. 

Una capa blanca cubre el cauce del Santiago en el municipio de Juanacatlán. La millonaria planta de tratamiento de El Ahogado quedó rebasada. EL INFORMADOR / F. Atilano

Pese a promesa de limpia, activistas se dicen escépticos

Los gobiernos estatales y municipales han acostumbrado a los habitantes de El Salto y Juanacatlán a las promesas de campaña. Durante años han escuchado que a cambio del voto rescatarán al Río Santiago… y a ellos en consecuencia. Por eso hoy desconfían del nuevo plan que se anunció para su saneamiento. Graciela González, integrante de la asociación Un Salto de Vida, dijo al gobernador Enrique Alfaro que “la mula no era arisca”.

“Sepa usted que no tenemos una historia de agrado con el Estado, que tenemos muchas dificultades de poder entablar un diálogo, precisamente por la falta de entendimiento de lo que es nuestro río, de la integralidad. Sólo quieren hacerse acciones hidráulicas y este es un río vivo, aunque esté enfermo. Guardaremos nuestra distancia crítica”.

González anticipó que vigilarán que se cumpla la propuesta de invertir tres mil 418 millones en 54 acciones durante el sexenio y que, además, ésta se enriquezca con las observaciones de las organizaciones sociales. “Hoy podría ser el inicio de revisar las causas que nos han llevado a esta desgracia”.

Poca alusión a industriales

Para los habitantes de la zona, el hecho de que no se hiciera hincapié en la contaminación que generan las industrias al Río Santiago en el discurso del gobernador en su plan de saneamiento, preocupa. Los integrantes de la organización Un Salto de Vida afirman que son de los principales generadores.

“Estamos muy preocupados porque no se habló mucho de la parte industrial, a pesar de que estamos metidos en este problema por consecuencia de ello. Los industriales son la primera causa por la que no se hacían las cosas”, dijo Graciela González.

En su opinión, las pasadas administraciones (tanto municipales como estatales) no les han exigido  a los industriales que cumplan con las normas ambientales porque así pueden dejar escapar inversiones. “Los gobiernos se atienen a que muchas de ellas dan trabajo. ‘Gobernador, no me corras, voy a dar trabajo, cosa que tú no puedes dar… pero te voy a tirar un cochinero’”.

La asociación exigirá al Gobierno que dialogue con las más de 200 empresas que descargan sus aguas al Santiago. “Ese asunto lo vamos a tener que poner sobre la mesa de una manera muy tajante, porque tenemos que hablar con los industriales”

Residentes soportan los malos olores del agua contaminada. EL INFORMADOR / F. Atilano

Serán 54 acciones en dos ríos

A lo largo de 170 kilómetros del Río Santiago, desde la zona de El Salto y Juanacatlán hasta el municipio de Ocotlán, y desde allí hasta Los Altos, en el municipio de Arandas (ya en el Río Zula), se realizarán 54 acciones estratégicas para mejorar la infraestructura existente y construir nueva, informó Jorge Gastón González, el secretario de Gestión Integral del Agua.
Estas obras representan la mayor parte de la inversión del plan de saneamiento de Enrique Alfaro, con un monto de dos mil 558 millones de pesos para rehabilitar 18 plantas, poner en marcha 22 más y construir 14 nuevas.
El plan trazado por la nueva administración estatal es concluir el sistema de colectores de la cuenca de El Ahogado, una obra que lleva 14 años sólo en plan.
“Tenemos planteado iniciar en el primer semestre de 2019 las primeras siete acciones prioritarias”, adelantó el funcionario.
Se ampliará la planta de Arandas, modernizarán las de Atotonilco y Tototlán. En Ocotlán concluirán las obras que llevan tres años en construcción; en Poncitlán tendrán que hacer una nueva, ampliarán la de Atequiza y, finalmente, en Tlajomulco, terminarán el sistema de colectores.

Llevarán servicios de Salud

Como parte de las obras relacionadas con el saneamiento del Río Santiago, la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP) rehabilitará todos los centros de salud que se encuentran en las poblaciones que colindan con éste y con el Río Zula, cuyos habitantes son los más susceptibles de padecer problemas de salud, explicó David Zamora, el titular de la SIOP.

Las poblaciones son Ocotlán, Poncitlán, Tecualtitlán, Juanacatlán, El Salto, Puente Grande, Arandas, Atotonilco, San Martín de Zula y Santa Clara de Zula. También se implementarán obras de protección para los peatones en los cruces de los cauces de los ríos, con lo que se beneficiará a 205 mil personas. 

Claves: Ruta de cambio 

Área Las acciones para, ahora sí, lograr el prometido saneamiento del Río Santiago requieren una zona de “intervención prioritaria” desde Arandas hasta el Área Metropolitana de Guadalajara.

Desorden La autoridad estatal tiene detectadas serias omisiones y “falta de compromiso” de autoridades de todos los niveles en la cuenca. Uno de ellos: el crecimiento desordenado de industrias y fraccionamientos.

Impunidad Relajar las sanciones a las empresas que vierten sus residuos al cauce es otra omisión. “Durante décadas, la impunidad se hizo hábito”, sostiene la nueva administración estatal.

Plantas La mayor parte de los recursos que se proyecta invertir en la cuenca se irán a la construcción, rehabilitación y mejora de las plantas de tratamiento. Serán 14 nuevas.

Ecosistema No sólo es sanear el agua, sino mejorar el entorno. Por eso se prometieron 265 millones de pesos para rehabilitar clínicas, construir espacios públicos (parques y unidades deportivas), rehabilitar vialidades y puentes en nueve municipios y localidades aledañas.

Registro Se creará un registro único de descargas y aportes contaminantes de empresas y residencias, fortalecerán inspección y se fortalecerán las acciones de limpieza de lirio.

Salud Las personas que viven en las proximidades del río tendrán acceso a servicios de salud y se harán limpias periódicas de insectos que transmiten enfermedades.

Inventario Establos, granjas porcícolas, plantas tequileras y otros giros que generen escurrimientos serán inventariados y vigilados a detalle.

Para librar de maleza el río trabajadores necesitaron maquinaria. EL INFORMADOR / F. Atilano

El agua contamina más allá de su ribera

Hace año y medio, la Universidad de Guadalajara (UdeG) presentó un estudio sobre la zona contaminada del Río Santiago, para el cual se analizaron muestras de aire, agua y tierra en 25 puntos de muestreo tanto en El Salto como en Juanacatlán.

Los resultados arrojaron la presencia de bacterias causantes de enfermedades como neumonía, además de dos tipos que son casi exclusivamente intrahospitalarias, y que sin embargo se hallaban en ese entorno, además de partículas PM10 de las que aún no se han dado resultados sobre su composición.

En las tomas de muestras del suelo se descubrieron metales pesados. “Cuando llegó la investigadora le dije: ‘a ver qué encuentras’; me respondió: ‘encontré la tabla periódica completa’”, dijo ayer Graciela González, integrante de la asociación Un Salto de Vida.

En la tierra había arsénico, mercurio, cadmio, níquel y zinc en los 25 puntos; todos, con indicadores muy altos. “Hicimos un análisis con niños en la primaria frente al río y encontramos que su capacidad respiratoria estaba disminuida”, agregó.

Finalmente, al revisar en su entorno familiar se descubrió que su condición no derivaba de los hábitos de las familias. “¿Qué era lo que respiraban? La emisión de estos contaminantes en la zona está llegando a nuestros cuerpos. Si no, ¿cómo explicamos que haya tantas enfermedades degenerativas en una gran proporción de la población?”, concluyó.