Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 23 de Octubre 2018
null
Jalisco

Agrava contaminación incendio en La Primavera

Por un fuerte siniestro en el bosque se decretó ayer una emergencia ambiental; suspenden clases en Tala, Zapopan, Tlajomulco y Tlaquepaque

El Informador

Ayer por la tarde se decretó una emergencia ambiental por los efectos del fuerte incendio registrado desde el martes en La Primavera, en los límites de Tala y Zapopan. El siniestro comenzó en el Cerro de San Miguel, por lo que la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) activó la contingencia en un polígono de seis kilómetros. Esto detonó que la Secretaría de Educación en Jalisco (SEJ) suspendiera las clases desde la tarde de ayer en dos mil 558 escuelas (más de 558 mil alumnos y 23 mil maestros afectados), mientras que en Twitter el gobernador Aristóteles Sandoval anunció que hoy se cancelaban las clases en horario matutino, en todos los planteles que se encuentren en los municipios de Tala, Zapopan, Tlajomulco y Tlaquepaque, “esto incluye todos los niveles de educación, desde el básico hasta el superior y las universidades”.

Una emergencia atmosférica se decreta cuando se presenta un evento extraordinario que pone en riesgo la salud de la población por la exposición a los contaminantes atmosféricos a causa de explosiones, incendios y otras fugas de sustancias nocivas. Sin embargo, la quema en La Primavera agravó la mala calidad del aire que se arrastra en la metrópoli: en los primeros 99 días del año, 86 registran “mala calidad”, cuatro “muy mala calidad” y solamente en nueve se cumplió la norma.

En el bosque, casi 400 elementos de diversas corporaciones continúan las tareas para sofocar el fuego. Por el momento, las acciones están en dos frentes: el primero se considera de bajo riesgo, pues está cerca de zonas de pastizal y agrícolas. En el segundo, en la zona del bosque y la escuela de la UdeG, es donde hay peligro de afectación en zonas boscosas. El último corte es que se tiene un 60% de avance en la estrategia de combate al fuego, aunque están a la expectativa de que no se reactive.

Magdalena Ruíz Mejía, titular de la Semadet, advierte que el siniestro fue provocado. “Inició por una quema agrícola. Hay una relación de que fue provocado… estaremos tomando cartas en el asunto e invitando a los propietarios afectados a sumarse a la denuncia”. A partir de los sobrevuelos se corroboró que el siniestro tuvo origen en una zona localizada a un costado de los invernaderos que conviven directamente con el área forestal, “por eso la relación directa de la quema agrícola, pero se nota la provocación”. Será la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa) la que tomará cartas en el asunto para generar un expediente para la denuncia penal.

Gabriela Mena, coordinadora de Urgencias Epidemiológicas y Desastres de la Secretaría de Salud, añade que mantendrán una alerta por dos semanas para detectar y atender padecimientos de la población.

En la zona de la escuela de la UdeG es donde hay mayor peligro, por ser boscosa. EL INFORMADOR/M. Vargas

Registra La Primavera el segundo incendio más severo de la década

Después del megaincendio que afectó 11 mil hectáreas del bosque La Primavera en abril de 2012, el siniestro que inició este martes en el Cerro de San Miguel, que ya alcanza las dos mil hectáreas dañadas, es la más extensa a la que se ha enfrentado la administración en curso. Tanto, que la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) decretó una “emergencia atmosférica” que obliga a la suspensión de clases en las proximidades del área afectada.

La Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa) informa que la red de detección temprana de incendios, que se instaló recientemente, logró ubicar el origen del fuego y la evidencia hasta el momento es que éste fue provocado. No obstante, apunta que una vez que se declare la extinción del fuego se solicitará al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) que realicen el peritaje para confirmarlo.

“En este momento, la red de detección ha sido útil para ubicar personas e intencionalidades, pero no es una red que permita dar evidencia que genere una cadena de coincidencias y consecuencias”, dijo el procurador ambiental, José Rentería González.

Por su parte, el director de Medio Ambiente de Zapopan, Alfredo Martín Ochoa, apuntó que “no es la primera vez que se detecta intencionalidad” en el estiaje.

El titular del OPD de La Primavera, Marciano Valtierra, adelantó que “se identificaron a personas que realizaban una quema agrícola en las tierras de Cuxpala (municipio de Tala) y, derivado de las ráfagas de viento, se hizo la propagación y el fuego escaló al Cerro de San Miguel.

La Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente señaló que iniciarán el procedimiento que corresponda para dar seguimiento al tema”.

Afirmó que sin el modelo de atención que opera actualmente en ese espacio, con coordinación entre los tres niveles de Gobierno y el organismo a su cargo, las secuelas serían mayores.

Una vez más, pues así ocurrió en 2012, además de intentar fincar responsabilidad penal a los responsables, se solicitará “blindar” el uso de suelo de la reserva por 20 años, para evitar que estos hechos permitan la construcción de viviendas.

Por el momento, tanto el Ayuntamiento de Zapopan como la Semadet coincidieron en que no es necesario que los ciudadanos envíen insumos para ayudar a los brigadistas.

Protección Civil del Estado añadió que hay 381 personas de, al menos, 11 dependencias, 87 unidades y cuatro helicópteros integrados en la estrategia de extinción. Explican, a su vez, que la caída de ceniza en las proximidades del sitio es derivado del incendio en La Primavera, por lo que piden no hacer reportes que puedan desviar la atención que se presta en el sitio.

El último corte de las autoridades es que se tiene un 60% de avance en la estrategia de combate al fuego, aunque están a la expectativa de que no se reactive durante la noche.

Suspenden las clases

Debido al incendio que se presenta desde el martes en La Primavera, la Secretaría de Educación en Jalisco dio aviso de la suspensión de clases en las escuelas de educación básica en Tala, Zapopan, Tlajomulco y Tlaquepaque. El secretario Francisco Ayón explicó que hoy por la mañana evaluarán si por la tarde regresan a las aulas; de lo contrario, hasta el viernes se reincorporarían. Todo dependerá de las condiciones climáticas.

La dependencia detalló que esta decisión se toma por instrucciones de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), que activó la emergencia atmosférica en el municipio desde la madrugada del miércoles.

Por su parte, la Universidad de Guadalajara hizo lo mismo en el Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA) y en otros espacios educativos, “por recomendación de la Semadet, a partir de las 17:30 horas (de ayer) se suspenden las actividades en el CUCBA”.

Previamente, se suspendieron actividades en la Preparatoria 20, en la Preparatoria de Tala y el módulo de El Arenal.

A través de un comunicado, la UdeG anunció que hoy se reanudarían labores dependiendo de las condiciones climáticas y exhortó a la comunidad universitaria a estar atentos a los reportes que se difundan en las redes institucionales y en los medios de comunicación.

Por su parte, el ITESO emitió otro comunicado a través de su cuenta de Twitter en el que señala que las clases serán suspendidas debido a las condiciones atmosféricas, pero serían reanudadas hoy. 

CRÓNICA

“Tuvimos que esperar a que pasara la lumbre”

Un grupo de 30 elementos quedó atrapado por el fuego en una zona cercana a la punta del cerro, pero logró salir la tarde de ayer. EL INFORMADOR/M. Vargas

Uniformes amarillos, azules y verdes podían verse de un lado para otro en el puesto de mando unificado, montado a un costado del Cerro de San Miguel.  Eran los líderes operativos que, con radio en mano, coordinaban las acciones del combate al fuego. Algunos con distintos mapas analizaban el alcance de las afectaciones; otros reportaban a los comandantes los resultados de cada estrategia implementada en los tres diferentes puntos de ataque.

Cerca de las 14:00 horas de ayer regresaron al centro de mando los primeros brigadistas. En sus rostros se mezclaba el sudor con la ceniza y el cansancio de haber permanecido cerca del fuego por casi 24 horas.

Varios de ellos fueron llevados al puesto médico para atender las quemaduras de primer grado. A un lado se encontraban sus trinches y una mochila que las llamas alcanzaron a derretir. Y es que un grupo de 30 elementos quedó atrapado por el fuego en una zona cercana a la punta del cerro: “Nos tuvimos que esperar a que pasara la lumbre, había mucho humo y estábamos casi ahogándonos. Hasta que bajó la lumbre nos pudimos regresar”, relató uno de los elementos antes de que se le cortara la voz y sus ojos se llenaran de lágrimas. “Lo único que me pasó por la cabeza fue saber si regresaríamos a casa para ver otra vez a nuestra familia”.

La operación de “Tláloc”, “Colibrí”, “Halcón” y “Corsario”, los cuatro helicópteros encargados de realizar las descargas de agua y retardante, se sentía en el puesto de mando cuando arribaban para ser recargados con combustible. El ruido de las hélices cortaba las conversaciones, la potencia con la que se alzaban en el aire levantaba ráfagas de viento acompañadas de tierra y pasto.

Durante la tarde también fueron trasladados a la zona elementos del Ejército, que con pala en mano removerían las cenizas de las áreas ya controladas. Gotas de lluvia cayeron durante la reunión de las autoridades en la que se estimó que el fuego quedaría controlado para este jueves. 

Más afectaciones
La noche del primero de abril se combatió el primer incendio de la temporada de estiaje en La Primavera en la zona conocida como El Picnic, en Zapopan, el cual fue controlado y sofocado a las tres de la mañana con un daño de una hectárea.
Al día siguiente se presentó un nuevo incendio en el bosque, en el área de San José de la Montaña, con un daño aproximado de cinco hectáreas.
El pasado 26 de marzo se documentó otro incidente en la zona de El Bajío, a un lado del bosque, que consumió unas 10 hectáreas antes de ser controlado para evitar que se propagara hacia el bosque y zonas aledañas. Forman parte de los daños.

Causan fumadores 504 siniestros en cinco años

En abril de 2011, el copiloto de un vehículo que circulaba sobre la Carretera a Vallarta, en el ingreso a Guadalajara, arrojó una colilla de cigarro desde la ventanilla. Ésta cayó en un espacio de vegetación seca y comenzó a quemarla. El aire intensificó el fuego y las llamas se fueron hacia adentro, hasta que eventualmente alcanzaron al fraccionamiento Pinar de La Venta, ubicado a un costado del bosque La Primavera.

El helicóptero Fénix, entonces a cargo de la Unidad Estatal de Protección Civil, sofocaba las llamas desde el aire, en tanto que los residentes de ese exclusivo fraccionamiento fueron evacuados por el riesgo de la proximidad de las llamas.

No se requirieron peritajes para confirmar que fue un fumador quien provocó esa movilización: la línea de fuego estaba trazada desde la carretera. Y ese evento forma parte de una estadística de 504 incendios que comenzaron tras encender un cigarrillo y arrojarlo en zonas boscosas, entre los años 2013 y 2017.

Según la Conafor, sofocar esos 504 eventos han costado un total de nueve millones 109 mil 343 pesos. El más significativo inició en abril del año pasado, en Zapopan, y requirió el traslado de 156 brigadistas, quienes permanecieron entre dos y tres días en el sitio. Sólo en ese evento se erogaron 324 mil 534 pesos. Sólo en los municipios de Zapopan, Tlajomulco y Tala, donde se encuentra el bosque La Primavera, se contabilizan 258 eventos provocados por fumadores, que han costado 6.6 millones de pesos; es decir, 72.5% del total erogado en todo el Estado por esta causa.

En ese mismo espacio, la Conafor contabiliza 21 conflagraciones iniciadas tras la quema de una fogata entre los años 2013 y 2015 (ninguna después), una más por “cultivos ilícitos” en 2015, 202 actos intencionales y 35 por quema de basureros entre 2013 y 2017.

El último corte de la autoridad es que se tiene un 60% de avance en la estrategia del combate al fuego. ESPECIAL

Dan resultados los “robots” vigilantes en zonas periféricas

Los seis equipos que conforman el Sistema de Detección Temprana de Incendios, instaló la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) en el bosque La Primavera, antes de las vacaciones de Semana Santa y Pascua, sí han dado resultados, pero en la periferia de la reserva forestal.

De acuerdo con Eduardo Cruz Castañeda, el director de Manejo de Fuego, estos “robots” han detectado “la mayoría” de los episodios que ocurren. “Son en el área limítrofe; no dentro de La Primavera. Salvo este incendio que se presentó en esas condiciones, pero esa es la función: han venido detectando los incendios en lo que es el límite”.

Afirma que, gracias a los sensores de estos dispositivos, cada episodio ha sido atendido oportunamente, incluso han sido detectados algunos brotes afuera del bosque, en zonas agrícolas. “Los ‘robots’ dejan un registro de todos los puntos de calor”.

Magdalena Ruiz Mejía, titular de la Semadet, apunta que los equipos han “funcionado” porque la alerta temprana que envían es en tiempo real, y hasta en un perímetro de 15 kilómetros desde el punto en donde se encuentran, lo que ha permitido atender eventos recientes como el de Teuchitlán.

“Nos está ayudando a detectar el avance de las fronteras de calor. Sin embargo, el ajuste de todo el proceso se hace en el Mando Unificado. La evolución del incendio depende de un alto nivel de coordinación, en donde los líderes y quienes toman las decisiones son los expertos en el combate de fuego”.

Por su parte, el director del bosque La Primavera, Marciano Valtierra, explica que si bien aún es pronto para hablar de un “éxito” en la habilitación de los equipos, los resultados preliminares que han dado en las periferias son relevantes, pues allí es donde tiene origen la mayoría de los eventos que afectan al bosque.

“Habría que dar un poquito más de tiempo para valorar de manera más objetiva, pero es un indicador claro en los últimos dos años que el mayor porcentaje de incendios atendidos han sido fuera del polígono protegido. Eso indica alto nivel de presión de La Primavera, derivado de la expansión demográfica”.

El megaincendio de 2012 costó 33 millones de pesos

Uno de los peores incendios en la historia reciente del bosque La Primavera inició el  21 de abril de 2012. Los brigadistas del Estado y la Comisión Nacional Forestal (Conafor) comenzaron a atacarlo desde la mañana y, según sus reportes, fue intencional: inició tras la quema de un basurero.

Para la noche de ese sábado, los combatientes indicaron que éste había sido controlado, pero el viento lo avivó. Incluso, con una sorpresiva llovizna que se presentó en la zona, el fuego creció y la columna de humo fue percibida desde cualquier punto de la ciudad.

Atentos al desarrollo del siniestro, los tapatíos se organizaron en las redes sociales y comenzaron a reunir víveres para asistir a los brigadistas. El fuego duró siete días y, al final, afectó más de 11 mil hectáreas. La reserva forestal tiene una extensión de 30 mil hectáreas, por lo que ese evento afectó a una cuarta parte.

A través de su Unidad de Transparencia, la Conafor informa que ese ha sido, históricamente, el incendio que más ha afectado a La Primavera, pero también el que más costo representó. En total, fueron 33 millones 694 mil 807 pesos los que se erogaron para sofocar esa conflagración, cuyas secuelas obligaron al ex Presidente, Felipe Calderón, a viajar a Jalisco.

Las llamas alcanzaron tanta vegetación que generaron una columna de humo que nubló la metrópoli entera. El entonces secretario de Desarrollo Rural, Álvaro García, declaró en su momento que detrás del fuego habían “intereses particulares”.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Proepa) afirmó que iniciaría una investigación para llevar ante la justicia a los responsables.

Mientras, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales indicó que la zona siniestrada sería “blindada” contra cambios de uso de suelo por, al menos, 20 años.

Para tener una dimensión de lo erogado en ese incendio, el segundo en la lista de gasto fue uno en el municipio de San Martín de Bolaños, iniciado por “actividades agropecuarias” y que requirió el apoyo de mil 570 brigadistas y voluntarios. Y aunque duró más de siete días activo, el costo estimado de su sofocación fue de 3.1 millones de pesos; esto es, 10 veces menos que el de La Primavera.

El más severo
El incendio de 2012 duró siete días y consumió más de 11 mil hectáreas en La Primavera.
El bosque tiene una extensión de 30 mil hectáreas, por lo que ese evento afectó una tercera parte.
Este es el segundo incendio más grande desde el 2010. El siniestro de abril de 2012 consumió 11 mil hectáreas. EL INFORMADOR/Archivo

Otra emergencia atmosférica 

La tarde de ayer, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) activó una emergencia atmosférica en un polígono de seis kilómetros, desde los límites del bosque La Primavera, que comprenden parte de Zapopan, Tlajomulco y Tlaquepaque, debido a la contaminación provocada por el incendio forestal registrado el pasado martes.

Entre las zonas afectadas se incluyen sitios como el Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA), Tecnológico de Monterrey, Venta del Astillero, ITESO, Zona del Bajío, Estadio Akron, Colli Urbano, Club Santa Anita y Plaza Panorámica Bugambilias, entre otras.

Se trata de la cuarta emergencia activada en lo que va del año. Por ejemplo, otras dos ocurrieron el 18 y 23 de marzo, cuando la Semadet decretó dos situaciones de emergencia en el municipio de Tala por incendios en el vertedero municipal y en el tiradero clandestino de llantas.

De acuerdo con la norma, se decreta una emergencia atmosférica cuando se presenta un evento extraordinario que pone en riesgo la salud de la población por la exposición a contaminantes atmosféricos a causa de explosiones, incendios y otras fugas de nocivas.

El problema es que la mala calidad del aire sigue siendo un lastre. Tan sólo en los primeros 99 días del año, 86 registran “mala calidad”, cuatro “muy mala calidad” y solo en nueve se cumplió la norma de calidad del aire, lo que significa que en la metrópoli, nueve de cada 10 días tienen mala calidad del aire.

La ciudad ha tenido más contaminación ambiental entre enero y abril de este año, pues en el mismo lapso del año previo se presentaron 46 días de “mala calidad” y dos con “muy mala calidad”; mientras que las precontinencias se dispararon de 16 a 24, y las contingencias, de tres a cuatro episodios en el mismo comparativo, de acuerdo con el Sistema de Monitoreo Atmosférico de Jalisco.

Entre los factores que se combinan para la “mala calidad” del aire destacan los niveles de contaminación emitidos por automóviles, industrias y servicios; la presencia de inversiones térmicas prolongadas y espesas; así como la debilidad del viento.

Para Eduardo Cruz Castañeda, director forestal de Manejo de Fuego, esto se debe a la presencia de otros contaminantes en la atmósfera, ya que los incendios sólo afectan temporalmente, “por el tipo de emisiones que se dan y la temporalidad, (los incendios) no contribuyen de manera permanente como otros tipos de contaminantes”.

Ante estas condiciones, la Semadet recomienda evitar actividades al aire libre, así como cerrar puertas y ventanas para disminuir los riesgos a la salud, especialmente entre grupos vulnerables como menores de edad, adultos mayores y mujeres embarazadas.

Según informó la Semadet, hasta el momento no se registran riesgos potenciales para los habitantes del resto Área Metropolitana de Guadalajara, aunque la intensidad del incendio ha provocado una cantidad considerable de emisiones de humo que pueden ser visibles desde varios puntos de la ciudad.

Calidad del aire en la ciudad del 1 de enero al 9 de abril de 2018
Comparativo 2017  2018
Días en que se cumple la norma de calidad del aire (menor o igual a 100 puntos Imeca) 51 9
Días con mala calidad del aire (mayor de 100 y menor o igual a 150 puntos Imeca)  46 86
Días con muy mala calidad del aire (mayor de 150 y menor o igual a 250 puntos Imeca) 2 4
Días con extremadamente mala calidad (mayor de 250 puntos Imeca) 0 0

Fuente: Semadet.

Recomendaciones
1. Minimizar las actividades al aire libre, recreativas y de ejercicio.
2. Cerrar puertas y ventanas para evitar que los contaminantes ingresen al interior de los inmuebles.
3. Evitar salir a la calle y de preferencia usar cubrebocas.
4. Tener especial cuidado con niños menores a cinco años, adultos mayores, asmáticos y personas con problemas respiratorios crónicos.
5. Queda estrictamente prohibido cualquier quema o fogatas a cielo abierto.
6. Tomar líquidos en abundancia y evitar fumar.
7. Disminuir el uso de vehículos automotores.
8. Atender las indicaciones que emita la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos de Jalisco.

Sigue: #DebateInformador

¿Se abstuvo de alguna actividad ante la emergencia atmosférica decretada por el incendio en La Primavera?

Participa en Twitter en el debate del día @informador