Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Un asteroide del tamaño de una casa pasará cerca de la Tierra

Permitirá a los científicos prepararse para el día en que uno de estos objetos suponga una amenaza real
El 2012 TC4 pasará a una distancia de aproximadamente 42 mil kilómetros de distancia. Twitter / NASA

El 2012 TC4 pasará a una distancia de aproximadamente 42 mil kilómetros de distancia. Twitter / NASA

Un asteroide pasará mañana muy cerca de la Tierra y aunque no significará un peligro, permitirá a los científicos prepararse para el día en que uno de estos objetos suponga una amenaza real.

El 2012 TC4 pasará a una distancia de aproximadamente 42 mil kilómetros de distancia, esto es un poco más de una décima parte de la distancia que existe entre la Tierra y la Luna y justo pasará por arriba de la altura orbital de los satélites de comunicaciones. El encuentro con TC4 será utilizado por los expertos de todo el mundo para probar su capacidad para operar como una red internacional coordinada de alerta.

Se estima que el 2012 TC4 mide entre 15 y 30 metros, como una casa. Los expertos aseguran que este cuerpo celeste no representa ningún riesgo de impacto con la Tierra. Sin embargo, su aproximación tan cercana con la Tierra es una oportunidad para probar la capacidad de una creciente red global de observación para comunicar y coordinar sus observaciones ópticas y de radar en un escenario real.

Este asteroide fue descubierto por el Panoramic Survey Telescope y el Rapid Response System (Pan-STARRS) en Hawai en 2012.

Sobre la base de las observaciones que se pudieron hacer en 2012, los especialistas predijeron que debería volverse observar en el otoño de 2017. La Agencia Espacial Europea (ESA) y el Observatorio Europeo Austral fueron los primeros en recapturar a 2012 TC4, a finales de julio de 2017, utilizando uno de sus grandes telescopios de 8 metros de apertura. Desde entonces, astrónomos de todo el mundo han estado rastreando el objeto mientras se aproxima a la Tierra y reportan su trabajo al Minor Planet Center.

Esta "prueba" de lo que se ha convertido en un sistema global de alerta temprana de impacto de asteroides es un proyecto voluntario, concebido y organizado por observadores de asteroides financiados por la NASA y apoyado por la Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA (PDCO).

Según Michael Kelley, científico del programa y líder de PDCO de la NASA, "los expertos de asteroides están utilizando este sobrevuelo para probar la detección de asteroides en todo el mundo y la red de rastreo, evaluando nuestra capacidad para trabajar juntos en respuesta a encontrar una potencial amenaza de impacto".

No se prevé que ningún asteroide actualmente conocido afecte a la Tierra durante los próximos 100 años.

Lo más cerca de la Tierra que estará el asteroide TC4 será sobre la Antártida a la 1:40am EDT. Decenas de telescopios de funcionamiento profesional en todo el mundo estarán tomando observaciones en tierra.

Muchos de los observadores que participan en este ejercicio son financiados por el Programa de Observación de NEO de la NASA, pero los observadores apoyados por las agencias espaciales de otros países y las instituciones espaciales de todo el mundo están ahora involucrados en la campaña.

Vishnu Reddy, profesor asistente en el Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona, comenta que "este proyecto es un esfuerzo de equipo que involucra más de una docena de observatorios, universidades y laboratorios alrededor del mundo para que aprendamos colectivamente las fortalezas y limitaciones de nuestras capacidades de observación de objetos cercanos a la Tierra".

¿Impacto en 2079?

Durante el paso del asteroide, los observatorios enviarán la información que capten a centros de gestión de situaciones de emergencia.

El asteroide no será visible a simple vista pero los aficionados equipados de buenos telescopios podrían tener la suerte de capturar imágenes.

Australia será el lugar donde podrá ser visualizado este cuerpo rocoso con mayor facilidad.

Este objeto, que gira alrededor del Sol en 609 días, fue descubierto en el 2012, pero no había sido observado en el último lustro.

Asimismo, determinaron que en su próximo paso cerca de la Tierra, en el 2050, su órbita habrá sido modificada y no impactará contra nuestro planeta. Pero no es imposible que sí se estrelle en el 2079, según los expertos.

Si el asteroide 2012 TC4 impactase contra la Tierra, no sería necesario evacuar, sino simplemente "advertir a la población de que se aleje de las ventanas", aseguran los expertos.

Temas

Lee También

Comentarios