Jueves, 06 de Octubre 2022

Los océanos se han convertido en el cementerio de basura espacial

La contaminación de los océanos por desechos espaciales es un tema que comienza a tener relevancia

Por: SUN .

Millones de desechos espaciales circulan alrededor de la Tierra a diferentes altitudes. EFE/ARCHIVO

Millones de desechos espaciales circulan alrededor de la Tierra a diferentes altitudes. EFE/ARCHIVO

En una conferencia llamada "Desechos muy especiales, sobre las implicaciones exológicas, económicas y jurídicas de la basura especial", la investigadora astrofísica francesa, Fatoumata Kébé, precisó que los desechos espaciales son partes de los satélites que orbitan en la Tierra. 

Kebé informó que la basura espacial ha dejado 130 millones de desperdicios, cuyos tamaños varían de un milímetro a un centímetro, así como 36 mil 500 de mayor dimensión, de acuerdo a cifras actualizadas.

Lo anterior "se convierte en toneladas de objetos artificiales. ¿Cuáles son los impactos desde el punto de vista capitalista? Que los océanos se vuelven en el cementerio de los objetos espaciales. La gente dice que no es grave: ´es solo basura de un metro cuadrado´", explicó.

Empero, señaló que aunque la mayoría de los desechos espaciales son pequeños, todos pueden impactar contra un satélite y explotar.

"La agencia espacial ha enviado 6 mil 200 cohetes y 15 mil 100 satélites, de los cuales, más de 8 mil permanecen en órbita y 5 mil 700 funcionan a más de 15 mil kilómetros de altitud. Hay miles de desechos espaciales, lo cual hace muy difícil un seguimiento de su trayectoria", añadió la astrónoma.

Realizar una limpieza integral sería muy costoso, además de que el desperdicio espacial es viejo y no se conoce a sus propietarios, informó la científica. Ninguna nación se ha nombrado como dueña de un objeto celeste; las empresas privadas son las que se hacen cargo. 

"Al final, los objetos espaciales representan millones de euros. En Francia se reguló que los satélites deben volver a la Tierra. Es difícil meter todo esto en el marco jurídico, y hacerlo tomaría mucho tiempo, más del que llevaría el desarrollo de la tecnología de limpieza del espacio", aseguró la autora del Libro de la Luna.

El problema es que no hay un marco jurídico a fondo que regule los desechos espaciales. "Habría que hacer presión en los medios de comunicación hacia quienes están contaminando nuestro cielo. El público debe tener acceso a la información para preguntarle a las empresas privadas lo que están haciendo", concluyó la astrofísica que en 2018, la revista "Vanity Fair" la incluyó en la lista de las 50 personas más influyentes.

La conferencia donde se promulgó Kébé fue durante la última jornada de la sexta edición de El Aleph. Festival de arte y ciencia, en la Sala Carlos Chávez del Centro Cultural de Ciudad Universitaria.

SE

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones