Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 26 de Mayo 2019

Fotogalería: San Francisco, la bahía californiana

Esta ciudad tiene todo para ser un destino digno de ser explorado

Por: César Cerda

El puente de las películas románticas. EL INFORMADOR / C. Cerda

El puente de las películas románticas. EL INFORMADOR / C. Cerda

Arquitectura de ensueño. EL INFORMADOR / C. Cerda

Arquitectura de ensueño. EL INFORMADOR / C. Cerda

Colonias pintorescas. EL INFORMADOR / C. Cerda

Colonias pintorescas. EL INFORMADOR / C. Cerda

Lombard Street. Una de las calles más emblemáticas de esta ciudad californiana.EL INFORMADOR / C. Cerda

Lombard Street. Una de las calles más emblemáticas de esta ciudad californiana.EL INFORMADOR / C. Cerda

Misión de Dolores. Este recinto religioso marcó el origen de la ciudad .  EL INFORMADOR / C. Cerda

Misión de Dolores. Este recinto religioso marcó el origen de la ciudad . EL INFORMADOR / C. Cerda

Palacio de Bellas Artes. Monumento ubicado en el Marina District. EL INFORMADOR / C. Cerda

Palacio de Bellas Artes. Monumento ubicado en el Marina District. EL INFORMADOR / C. Cerda

Panorama. La ciudad ofrece cautivantes vistas que conquistan a cualquier turista. EL INFORMADOR / C. Cerda

Panorama. La ciudad ofrece cautivantes vistas que conquistan a cualquier turista. EL INFORMADOR / C. Cerda

El Norte de California se encuentra una ciudad cosmopolita y en franco crecimiento, pero que no se olvida de la arquitectura, la historia y la gastronomía. Hablamos de San Francisco, un orbe que incentiva nuestra capacidad de asombro, combinando lo moderno con lo tradicional.

En Pasaporte te llevamos por nuestra reciente travesía por este destino, donde pudimos conocer la mayoría de las atracciones que hacen grande a esta ciudad, desde el punto de vista turístico.

A sólo poco más de cuatro horas, con un vuelo directo desde Guadalajara, llegamos al “SFO”, aeropuerto que se encuentra apenas a media hora del Centro de la ciudad. La bahía nos recibió con un clima frío y lluvioso, que según los locales, estas son las condiciones típicas de la ciudad estadounidense.

Nuestra primera parada fue en el Pier 39, una de las visitas obligadas en la bahía, donde hay acceso a diversas tiendas y atracciones, como la vista a la prisión de Alcatraz, lugar donde estuvieron presos personajes como Al Capone, o simplemente se puede apreciar a los leones marinos, animalitos que han hecho de este muelle su hogar.

Para proseguir el trayecto, no hay nada mejor que una comida caliente para calmar el frío, es por eso que dimos unos pasos y llegamos a Fisherman´s Wharf, un lugar cercano al muelle más famoso, repleto de más atracciones, como museos y restaurantes. Es ahí donde ordenamos Clam Chowder, una especie de crema de almeja con vegetales, que se sirve en un pan de masa agria y que es el platillo típico de San Francisco. Simplemente excepcional.

Nuestra travesía prosiguió entre cable cars, esos transportes que corren sobre vías y que nos hicieron sentir en una película, mientras recorríamos las calles que se tiñen de color ladrillo, gracias a las viejas edificaciones adyacentes.

Es así que llegamos a una especie de oasis, una obra arquitectónica que contrasta con los rasgos de una gran ciudad: el Palacio de Bellas Artes. Emplazado en el Marina District, esta zona no es sólo una de las más costosas de esta ciudad (que por sí misma ya es de las más caras de los Estados Unidos), está también engalanada por esta obra edificada en 1915, un atractivo digno de visitar, aunque es relativamente poco conocido por los turistas, quienes prefieren otros destinos más populares, pero sin duda, vale la pena apreciarlo.

El emblemático coloso rojo

 Sin embargo, si hablamos de popularidad, no hay un ícono que identifique mejor a San Francisco que el Golden Gate. Este puente se sitúa al Norte de la ciudad, y es un coloso rojo que mide poco más de 2.7 kilómetros de largo y casi 230 metros de alto. No importa desde qué ángulo se mire, es impresionante  y es, sin lugar a dudas, la atracción más visitada de esta ciudad, hecho que se puede notar en cada uno de los diversos paraderos y miradores que sirven para observar a este icónico puente.

Otro de los sitios populares es Lombard Street, que no es más que una calle retorcida en una colina, y que para nuestra sorpresa estaba repleta de visitantes, aunque a nuestros ojos era sólo eso: una calle con curvas pronunciadas, y no mucho más que ver.

Origen y actualidad

Corría 1776 cuando la Misión de San Francisco de Asís, también conocida como Misión de Dolores, fue construida. Este fue básicamente el inicio de la ciudad que hoy conocemos como San Francisco.

Esta iglesia es un punto obligado, pues relata la historia de los primeros pobladores de este poblado, además, es un museo de arte sacro y cuenta con un cementerio abierto al público, donde se pueden observar lápidas de la época.

Por otra parte, San Francisco ha roto con lo tradicional, para convertirse en una ciudad con alta aceptación de la comunidad gay. Es así que conocimos el Distrito Castro, una zona relativamente cercana a la Misión y donde hoy se concentra la mayor población gay de California, además de contar con interesantes propuestas gastronómicas, pintorescos murales y una amplia zona para realizar compras.

Es así que conocimos las diversas caras de San Francisco, una ciudad que reúne lo nuevo con lo viejo, lo clásico con lo contemporáneo, y con todo lo necesario para ser tu siguiente visita obligada de California.

Suplemento Pasaporte

Temas

Comentarios