Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 16 de Diciembre 2018

“Insuficiente y equivocado, plan de seguridad de AMLO”

El ex director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional analiza la propuesta de seguridad del próximo Gobierno

Por: El Informador

Guillermo Valdés Castellanos asegura que el país necesita al menos 400 mil buenos policías y más presupuesto para seguridad, en ese sentido, el plan de López Obrador se queda corto. EL INFORMADOR/Archivo

Guillermo Valdés Castellanos asegura que el país necesita al menos 400 mil buenos policías y más presupuesto para seguridad, en ese sentido, el plan de López Obrador se queda corto. EL INFORMADOR/Archivo

El nuevo Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024, presentado por el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, no resolverá el problema de violencia del país al no reforzar las policías y militarizar la vida pública con la Guardia Nacional, aseguró Guillermo Valdés Castellanos, exdirector del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) de enero de 2007 a septiembre de 2011 en entrevista para EL INFORMADOR.

“Es insuficiente y además va en contra de la tendencia mundial del fortalecimiento de las policías civiles, mientras que aquí vamos hacia la militarización de la seguridad pública”, consideró.

Por otra parte, con relación al juicio que actualmente enfrenta Joaquín “Chapo” Guzmán Loera, exlíder del cártel de Sinaloa, en las cortes de justicia de Estados Unidos, Valdés consideró que las acusaciones de sobornos a presidentes son infundadas y sólo representan una treta para evitar una condena mayor.

—¿Qué significa este juicio para la historia del crimen organizado en México y cuáles son sus repercusiones?

—Está frente a la justicia uno de los principales líderes y controladores del mercado del narcotráfico desde principios de la década de 1990 hasta hace tres años. Es una de las principales figuras y mitos del narcotráfico en México en los últimos 25 años y es bueno saber que ese señor está ahora enfrentando la justicia.

—¿Cuál es su opinión sobre la declaración de sobornos a presidentes que hizo el abogado de Guzmán, y su implicación en México?

—Son declaraciones más políticas que otra cosa. Son para llamar la atención, pero son afirmaciones sin ningún fundamento, no sólo porque no presentó una sola prueba y hasta el mismo juez lo amonestó por hacer eso, sino porque revela un gran desconocimiento de cómo funciona el narcotráfico en México y la corrupción de autoridades. Ellos (los presidentes) tienen acceso a mucho más dinero sin necesidad de comprometerse a defender el narcotráfico. Eso no quita que haya mucha corrupción en muchos niveles de todo el país, pero nunca ha habido pruebas. Las acusaciones, además de irresponsables, muestran una gran ignorancia de cómo opera la corrupción y protección política del narcotráfico en México.

—¿Cuáles son esas estrategias para corromper?

"Hay organizaciones que buscan protección en niveles de la PGR y la Policía Federal, y hay otros que prefieren sobornar a los mandos de las distintas corporaciones en el ámbito local"

—Mediante el soborno, pero también hay otras formas. Hay organizaciones que buscan protección en niveles de la PGR y la Policía Federal, y hay otros que prefieren sobornar a los mandos de las distintas corporaciones en el ámbito local.

—¿Qué otras estrategias utilizará el equipo defensor de Guzmán y cuál es el objetivo de este tipo de defensas?

—El “Chapo” sabe que va a pasar el resto de su vida en la cárcel y el objetivo de la defensa es negociar, en algún momento del juicio, que lo declaren culpable y que reciba la menor condena posible y en una cárcel de no máxima seguridad.

—La información que pueda proporcionar el ‘Chapo’, ¿podría minar algunas estructuras del narcotráfico?

—Es posible, dependiendo de qué información tenga y proporcione. Ayudará a los agentes estadounidenses a poder identificar formas de operación, líderes y, eventualmente, si esa información la comparten con México, podrá tener algún impacto acá.

—¿Habrá alguna revelación sensible para la clase política o altos mandos de seguridad?

—No lo creo, y si lo dice, no lo dirá en la Corte en lo público, se lo dirá a los fiscales en sesiones no públicas y esa información se la reservarán las agencias en Estados Unidos para en todo caso, negociar con México. Si él llegara a decir algo como ‘yo soborne a tal Presidente o gobernador’, si no tiene las pruebas, no pasará más allá de los titulares que encabezarán los medios de comunicación del día siguiente.

—¿Cuál es su opinión del Plan de Seguridad de AMLO?

—Es un diagnóstico bastante impreciso y en algunas cosas falso, y la solución que están dando no es la adecuada. Del tema de la Guardia Nacional, es un planteamiento incompleto y equivocado, 50 mil soldados no bastan, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador está descalificando a todas las policías, no tiene ningún planteamiento de qué va a hacer con las policías estatales y municipales y federales, y toda la carga va hacia una Guardia Nacional de 50 mil. Este país necesita al menos 400 mil buenos policías y 50 mil es la octava parte, no hay manera de que estos resuelvan la violencia de este país. Tienes que solucionar el tema de tener policías eficaces, honestos, y no hay ningún planteamiento en el Plan para eso.

La Guardia Nacional, además de insuficiente, militariza de manera permanente la seguridad pública en este país, lo cual mientras no cambien el Artículo 21 que dice que la seguridad es responsabilidad de las policías civiles y no militares, estará violando la Constitución mexicana.

—¿Cómo deberían certificarse y mejorar las policías, cuando se ha criticado la corrupción que hay en sus filas?

—Hay muchos mecanismos institucionales para depurar las policías, hay una ley que señala cómo debe ser el servicio profesional de carrera, el tipo de formación, los protocolos de ascenso, la capacitación. Lo que hace falta son recursos y esta es otra omisión del nuevo Plan, porque se requiere al menos triplicar el presupuesto de seguridad para los próximos 15 años y ellos no plantean ningún aumento, junto con mecanismos de transparencia que garanticen el buen manejo de esos recursos. Con policías ganando cinco mil pesos al mes, nunca vamos a tener buenos elementos.

—¿Cuáles son los riesgos de militarizar la seguridad?

"El Ejército es una institución creada para la guerra y la defensa del país, y las policías están hechas para prevenir e investigar los delitos. Son dos funciones completamente distintas"

—El Ejército es una institución creada para la guerra y la defensa del país, y las policías están hechas para prevenir e investigar los delitos, son dos funciones completamente distintas. Atacar la seguridad pública sólo con el Ejército es como cortarse las uñas con tijeras de jardinero. A los soldados que pasen a la Guardia Nacional, los tratarán de capacitar como policías, pero esa no debe ser su tarea, sino crear más policías.

—¿Qué otros elementos ve viables dentro del Plan, por ejemplo, la legalización de drogas o la atención a los derechos humanos de las víctimas? 

—Atender estos temas no reducirá de manera importante la inseguridad. Qué bueno que se legalice la mariguana, no estoy en contra y me parece muy bien, pero no reducirá la inseguridad, en Estados Unidos se producen y exportan todas las otras drogas. En el caso de los derechos humanos, qué bueno que se atienda e insista en la capacitación adecuada de los policías, y cuando la Policía o el Ejército violen derechos humanos, hay que castigarlo, pero el principal problema no es ese, sino que muchas organizaciones criminales que son las que asesinan, roban, extorsionan y violan todos nuestros derechos humanos, y ese es el principal problema.

 

”Se podrían destapar nombres de comandantes”

Aunque ya fue desestimada la acusación de sobornos del cártel de Sinaloa al Presidente Enrique Peña Nieto y al exmandatario Felipe Calderón realizada por Jeffrey Lichtman, abogado de Joaquín Guzmán Loera, el interés del juicio que actualmente se celebra en Estados Unidos podría traer revelaciones sobre mandos policiales corrompidos por el narcotráfico en México.

Así lo consideró Luis Carlos Sainz, abogado con maestría en Derecho Penal y Criminología del Colegio Libre de Estudios Universitarios (CLEU) en Guadalajara.

“Se podrían destapar nombres de comandantes o personajes que están todavía de manera activa en las corporaciones policiales, y si hablamos que serán entre 25 y 30 testigos, entre ellos miembros de la delincuencia organizada puestos por la Justicia estadounidense para atestiguar en su contra, seguramente saldrán nombres encargados de la procuración de la justicia en México”, señaló Sainz.

El experto aseguró que estas revelaciones serían mucho más creíbles que los supuestos sobornos a presidentes “porque forma parte de la historia del narcotráfico en México”.

Durante los 40 días que se estima durará el juicio, la estrategia de defensa de “El Chapo” será presentarse a sí mismo como un miembro más del cártel de Sinaloa, aunque es poco probable que obtenga algún resultado positivo ante el Departamento de Justicia de EU.

“Hay la intención de desligarlo como líder del cártel de Sinaloa, hacerlo ver como uno más del grupo delictivo, presentar a Ismael Zambada como el líder del grupo y aprovechar para devolver los golpes recibidos por los familiares de ‘El Mayo’ como Jesús ‘El Rey’ Zambada en el juicio”, dijo Sainz Martínez.

El actual juicio contra el capo de la droga en México representa para Estados Unidos el juicio más importante en materia de narcotráfico, de allí el revuelo mediático de este tema en los medios de comunicación nacionales.

“Es el juicio más mediático en Estados Unidos, sobre todo al considerar a Guzmán Loera como el enemigo público número uno, y un emblema de la lucha contra el narcotráfico a nivel mundial después de Pablo Escobar Gaviria”, aseveró Sainz. 

Temas

Lee También

Comentarios