Domingo, 25 de Septiembre 2022

Empeña hasta el bajo para pagar los útiles escolares y las inscripciones

Miguel Domínguez necesita dinero para pagar los útiles escolares y las inscripciones de sus hijos en la escuela

Por: Jorge Velazco

Los jaliscienses acuden a empeñar para comprar los útiles escolares. EL INFORMADOR/ J. VELAZCO

Los jaliscienses acuden a empeñar para comprar los útiles escolares. EL INFORMADOR/ J. VELAZCO

Miguel Domínguez acudió este viernes a la sucursal de Monte de Piedad ubicada en el cruce de Calzada Independencia y R. Michel para empeñar su bajo.

Este padre de familia dijo que necesita dinero para pagar los útiles escolares y las inscripciones de sus hijos en la escuela y no tuvo otra alternativa que empeñar su instrumento musical.

“Hay que comprar los útiles y las inscripciones tengo dos hijos en primaria”, explicó.

Además de Miguel otros padres de familia también acudieron para empeñar sus pertenencias y salir de un apuro económico por el regreso a clases.

“Vine a empeñar mi herramienta, la situación está difícil por los incrementos de la canasta básica se me presentaron necesidades de la escuela, tengo una niña en la universidad, otra en la preparatoria y un niño especial, entonces la situación es difícil y hay que recurrir a todos los medios para salir adelante”, dijo Isaac, otro usuario.

“Yo vine a empeñar por una semana para pagar la escuela de mis hijas vine a empeñar una sopladora y me prestaron mil 500 pesos”, añadió José.

Pero también hay quienes trajeron sus pertenencias para solventar los gastos de algún problema médico o porque no tienen capital para su negocio.

“Yo vine a empeñar un vehículo para una emergencia, todavía me están haciendo la corrida, aún no sé cuánto interés me van a  dar, pero creo que es como el 5 por ciento de interés”, explicó José Robles.

“Yo vine a desempeñar y a empeñar se me descompuso la máquina del trabajo y me agarraron de sorpresa no tenía dinero para arreglarla”, dijo Guillermo Contreras.

Además de instrumentos musicales, herramientas y carros, la gente empeña celulares, bocinas y joyería de oro y plata.

“Ya casi la gente no tiene oro por la economía que está muy caro, muchos lo dejan perder y ya no pueden sacarlo”, explicó Miriam Álvarez, empleada de la tienda Comprenda.

Los encargados de las casas de empeño explicaron que a diferencia de enero o marzo en la temporada de regreso a clases son menos las personas que vienen a empeñar.

En las casas de empeño cobran un interés que va del 5 por ciento de interés hasta más del 10 por ciento, todo depende el artículo, el tiempo y la empresa.

“Hay clientes que ya tienen años refrendando y siguen refrendando ya pagaron como tres veces las piezas y ya no las pueden sacar”, añadió Miriam.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones