Sábado, 25 de Mayo 2024

Alfaro, entre gobernadores que se van con más deuda

Ciudad de México y Jalisco encabezan el comparativo de las administraciones que terminan este año y que contrataron más deuda

Por: El Informador

Usuarios opinan que el servicio que ofrece el transporte público es uno de los rubros que pueden mejorar a nivel estatal. EL INFORMADOR/ Archivo

Usuarios opinan que el servicio que ofrece el transporte público es uno de los rubros que pueden mejorar a nivel estatal. EL INFORMADOR/ Archivo

Seis de los nueve gobernantes que dejarán sus cargos tras las elecciones del 2 de junio culminarán sus encargos con más deuda pública contratada en las presentes administraciones. Y destaca Enrique Alfaro entre los que dejarán más “hipotecado” al Estado. Tabasco, Chiapas y Puebla redujeron los endeudamientos.

El primer lugar es la administración de Claudia Sheinbaum-Martí Batres en la Ciudad de México, donde se contrataron créditos bancarios por 11,693 millones de pesos (MDP). En segundo sitio está Enrique Alfaro, quien incrementó los pasivos en 11,230 MDP durante el sexenio (en ambos casos no se incluyen deudas de otras administraciones).

Sin embargo, al hacer un comparativo de la nueva deuda contratada y la población de la Ciudad de México y Jalisco, Alfaro es el que más incrementó los nuevos compromisos con los bancos, según datos de la Secretaría de Hacienda y el Inegi.

Eduardo Gómez de la O, presidente de Asociación Mexicana de Gasto Público, critica el endeudamiento del gobernador de Jalisco, ya que comprometerá la obra pública en los siguientes años, sobre todo en 2025. En síntesis, indica que el vencimiento de algunos contratos detonará que el Gobierno del Estado pague en ese año alrededor de cinco mil 500 MDP por los compromisos financieros.

Guanajuato, Morelos, Yucatán y Veracruz fueron las otras administraciones que también “hipotecaron” más a sus Estados. Para dimensionar los créditos que contrató Alfaro, Jalisco y Veracruz prácticamente tienen la misma población, pero el mandatario del último Estado se endeudó tres veces menos que el jalisciense: 3,267.5 MDP.

EL INFORMADOR

Cuestionan alza de deuda del Gobierno de Jalisco 

Diputados federales por Jalisco cuestionaron el endeudamiento durante la administración encabezada por el gobernador del Estado, al criticar la cifra superior a los 11 mil millones de pesos y la falta de claridad y resultados. Laura Imelda Pérez, diputada federal de Morena, señaló que la deuda es opaca y la calificó como un reflejo de una pésima administración estatal.

“Es total y absolutamente opaca, ha habido observaciones de la Auditoría Superior del Estado de Jalisco respecto del programa ‘A Toda Máquina’, recordemos que ha habido deuda que se ha hecho con garantía de participaciones, lo cual la vuelve irrastreable y no puede la Auditoría Superior de la Federación entrar a analizar el destino de esos recursos y cuyo dinero no sabemos en qué se utilizó”.

“Es evidente (que) es irresponsable. La deuda en sí no es mala, lo que tenemos es una pésima administración estatal, incongruente, irresponsable, opaca”, dijo la legisladora.

José Guadalupe Fletes, legislador federal del PRI, recordó que el argumento para el endeudamiento fue priorizar la infraestructura y el sector carretero, aunque afirmó que hay algunas que ya están en malas condiciones.

“En el tema de carreteras que fue uno de los temas de endeudamiento pues se están despedazando ya en todo el estado. Las carreteras que tienen 3 o 4 años que las hicieron como la que está aquí de El Grullo a Ciudad Guzmán, ya se está despedazando. Son endeudamientos mal ejecutados”.

Gustavo Macías, diputado del PAN y quien también fue legislador local cuando se aprobó un endeudamiento por seis mil 200 millones de pesos en 2020, reconoció que había buenos proyectos como la construcción de hospitales, carreteras y otras obras de infraestructura, pero debe haber rendición de cuentas.

“Deben rendirse cuentas hasta del último centavo (…) acordamos en ese momento que estarían compareciendo los secretarios de Hacienda y el secretario de Infraestructura y estarían acudiendo cada seis meses al Congreso del Estado a estar rindiendo cuentas y haciendo una evaluación de los avances de los créditos y de las obras, la infraestructura que se estaba generando para saber en qué se estaba gastando”.

Sergio Barrera, diputado federal de Movimiento Ciudadano, defendió que hay resultados como la mejora del transporte público y comparó los resultados con el endeudamiento del Gobierno Federal. “En Jalisco creo que se ha hecho de buena forma y se nota en la ciudad, las obras, la cobertura médica. Comparando las obras que se han hecho en Jalisco con el Macroperiférico. La infraestructura de transporte público y en la cobertura para el tema de los niños con cáncer y no se compara con lo que se ve a nivel federal”. 

Algunas carreteras de Jalisco requieren mantenimiento para operar eficientemente. EL INFORMADOR/ H. Figueroa

Telón de fondo
Ven falta de claridad y resultados

Diputados locales cuestionaron el aumento de la deuda adquirida en el actual Gobierno estatal, la cual se incrementó de 18 mil 192 millones al cierre de 2018 hasta los 29 mil 422 millones con corte al pasado mes de septiembre.

Mara Robles, legisladora de Hagamos, señaló que la cantidad de intereses que se pagarán en 2024 equivale al presupuesto de la Fiscalía de Jalisco; criticó que no hay rendición de cuentas al señalar la falta de resultados y evaluaciones. “La deuda pública se ha incrementado de manera exponencial porque este año, vamos a pagar tres mil millones de pesos de intereses de la deuda, lo cual equivale al presupuesto de la Fiscalía. Lo más grave es la falta de rendición de cuentas durante estos cinco años porque seguimos sin saber en qué se gastó el dinero. No sabemos qué problemas sociales resolvió y por no hacer evaluaciones de impacto”.

Explicó que la buena calificación crediticia es porque el presupuesto del Estado ha aumentado enormemente, puso de ejemplo que de 2023 a 2024, pasó de 158 mil millones a 167 mil millones.

Hortensia Noroña, diputada local del PRI, consideró que hubo temas como la falta de fortalecimiento a los municipios o la atención a la agenda de seguridad en la Entidad. “Creo que se dejaron muchas áreas que teníamos oportunidad para buscar, con este endeudamiento, el desarrollo armónico del estado”.

Voz del experto
Eduardo Gómez de la O, presidente de la Asociación Mexicana de Gasto Público y Vicepresidente del Colegio de Economistas de Jalisco

Endeudamiento tumbaría inversión pública

La financiación de obras y servicios del próximo Gobierno estatal está en peligro. Quien llegue a la siguiente gubernatura, el nivel de endeudamiento del Estado ha puesto sus finanzas en jaque de cara al próximo año, debido a una serie de vencimientos que lo obligarían a usar los recursos destinados a la inversión pública para pagar la deuda.

El presidente de la Asociación Mexicana de Gasto Público y Vicepresidente del Colegio de Economistas de Jalisco, Eduardo Gómez de la O, consideró urgente que el Gobierno de Jalisco renegocie la estructura de la deuda de más de 29 mil millones de pesos, pues en caso de no lograrlo, la capacidad de pago del Estado llegará al límite en 2025.

Mientras que en 2018 se destinaron dos mil 423 millones al pago de la deuda, para 2023 se etiquetaron tres mil 172 millones, por los aumentos del crédito. Sin embargo, los vencimientos que llegarán el próximo año implicarán que en 2025 se destinen prácticamente cinco mil 500 millones de pesos para solventar el endeudamiento. 

Estamos al límite de la capacidad de pago. Un Gobierno no puede pagar más del 2.5% de su presupuesto en servicio de la deuda porque se ve en complicaciones. Si llegamos a los cinco mil 5 millones, estaríamos vulnerando las finanzas del Estado, porque la cuenta de ajuste sería en la inversión pública. Se nos puede caer la inversión pública para el siguiente año”.

Apuntó que “es importante que el próximo Gobierno haga una renegociación para abrir a mayor plazo y a menor pago de intereses la deuda, lo que veo difícil porque las tasas de interés no bajan, ya que la inflación no cede”.

Lo anterior es la consecuencia de que el gobernador de Jalisco usó de “sobremanera”, así lo calificó Gómez de la O, el mecanismo de endeudamiento, con el objetivo de crecer económicamente en el contexto de la pandemia de COVID-19.

Este aumento de la deuda se ve reflejado en varios índices, por ejemplo: la deuda que tenía el Estado de 18 mil 192.8 millones en diciembre de 2018 representaba el 26% de los ingresos totales de Jalisco. Actualmente es el 30.10%.

“El gobernador está calentando las finanzas públicas, pero no me queda claro que la deuda haya tenido respuesta en términos de crecimiento económico.

Ciudadanos descartan mejoras de servicios, pese a endeudamiento

El transporte público, el agua potable y la seguridad son los servicios con más quejas entre habitantes de diferentes colonias de la Zona Metropolitana de Guadalajara. De acuerdo con vecinos consultados, a un año de que concluya la administración estatal actual, no hay mejoras, a pesar de los endeudamientos.

“El transporte: pésimo, los camiones no respetan paradas, malas condiciones, no respetan las rutas y tardan mucho en pasar. En cuanto a la inseguridad, mi colonia es de las más vulnerables, hay mucha venta de droga y vandalismo”, dijo Rosana López, vecina de Lomas del Tapatío, en Tlaquepaque.

En el tema de transporte público, uno de los proyectos que más presume el actual Gobierno es el Peribús, pero los elevadores de sus puentes presentan constantes fallas, lo que afecta a usuarios de la tercera edad o con discapacidad. “Hay elevadores en los puentes, pero no sirven, nunca funcionan, entonces los adultos mayores o con silla de ruedas tienen que dar las seis vueltas de las rampas. A mi mamá la tengo que sacar en taxi o Uber, porque no podemos cruzar el puente”, dijo la señora Alejandra Torres, vecina de Lomas del Paraíso, en Guadalajara.

“El Peribús no da la oportunidad de camiones anexos, porque se cierran las entradas entre las colonias que cruzan el periférico, necesitamos tomar dos camiones para cruzar la avenida”, añadió.

Por otra parte, en cuanto al servicio de agua, vecinos de Guadalajara, El Salto y Tlajomulco expresaron su malestar, debido a que el servicio no es constante y es de mala calidad.

“Hemos hecho reportes, pero las autoridades ignoran. El agua es una cochinada, parece lodo, de repente hay cortes. Este problema lleva como dos años entre los vecinos”, dijo Don Rubén, habitante de El Rosario.

“En la mañana tenemos agua, pero en la noche no llega, tenemos varios meses con este problema. También hay muchos robos y asaltos, ahí va la policía y la Guardia Nacional, pero no les hacen nada”, dijo Mari, proveniente de Chulavista, Tlajomulco.

“Estamos muy abandonados, el agua llega un día a la semana y solo unos 10 minutos, nos dicen que no hay presión. No hay pavimentación desde hace años, los camiones no llegan, hay que caminar media hora para ir al camión más cercano, la policía tampoco sube por miedo”, dijo la señora Evelia de Lomas de San Juan, en El Salto.

El economista Eduardo Gómez explicó que el endeudamiento de Jalisco sirvió para sostener los servicios frente a la crisis que generó el COVID-19, ya que los recursos propios fueron para la contención, mientras que la deuda se utilizó en la industria de la construcción para la cobertura de salud con nuevos hospitales y mantenimiento de carreteras, sin que esto se refleje en mejoras para las familias.

“Por ejemplo, el efecto multiplicador de la inversión del Gobierno Federal en la industria de la construcción moviliza 20 centavos más por cada peso, porque no moviliza ingresos privados a corto plazo, o sea que sólo genera efectos para las familias de los trabajadores y empresas”, detalló.

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones