Domingo, 27 de Noviembre 2022

Flor Velázquez, patrona con mucho corazón

Con múltiples empresas e iniciativas, se ha dedicado a incentivar la superación y profesionalización de las mujeres emprendedoras en todo el país

Por: El Informador

Flor Velázquez reconoce que en muchas de las experiencias que tiene de emprendimiento, el dinero nunca ha sido un obstáculo.

Flor Velázquez reconoce que en muchas de las experiencias que tiene de emprendimiento, el dinero nunca ha sido un obstáculo.

Flor Velázquez es una destacada empresaria de Jalisco. Nació el 18 de enero de 1977 en Arandas y desde muy temprana edad se involucró en los negocios familiares. A los 5 años de edad visitaba la empresa textilera de sus padres, donde veía cómo se trabajaba. A los 11 años ya se hacía cargo de algunos de los negocios de la familia. “Mis padres tenían varios negocios, entonces me encantaba quedarme al frente de todo y la gente me hacía caso como si fuera una adulta”, recordó.

Antes de los 18 años ya tenía su propio negocio. Se metió a estudiar Cultura de belleza en la Academia Torres Andrade, que estaba en Tepatitlán, pero decidió llevar la franquicia a Arandas. “Me fui a Guadalajara a buscar a la directora de ese instituto y le pregunté, ¿cuánto cuesta su franquicia? Porque me la quiero llevar a Arandas. Se me quedó viendo, yo tenía menos de 18 años y me dijo 10 mil pesos, pero a esa edad no tenía esa cantidad, le respondí, la quiero poner qué necesito y empecé a hacer el papeleo; negocié la forma de pagar con tanta seguridad, así que en ese momento cerramos el trato, en ese momento se abre esta escuela, que fue la primera en Arandas con registro de la Secretaría de Educación Pública de Cultura de belleza”.

De esa manera, a los 18 años ya era la directora de su propia escuela. Flor, o la “Patrona” como muchos la conocen, ha sido una emprendedora natural, a lo largo de su camino profesional ha tenido varios negocios, entre ellos tiendas de decoración, una galería y un restaurante. Actualmente es socia y directora general de Grupo Asamet, que comprende tres empresas:

Fábrica de Asas Metálicas de Los Altos, una empresa fabricante de asas para baldes y cubetas y es líder en el mercado nacional además de que exporta a otros países. Wire Forming, una compañía dedicada a la fabricación de formas de alambre que son exhibidores parrillas para estufas y refrigeradores, jaulas para perros, entre otros usos; y Plásticos Mexicanos, una empresa de inyección de plásticos como baldes, cubetas, palanganas con una venta de mayoreo a otras empresas. También cuenta con una empresa de decoración denominada: La Patrona SA de CV.

Fue directora del DIF municipal de Arandas, recibió el reconocimiento a la Mujer Empresaria, por parte del presidente Felipe Calderón. Destaca su trabajo como presidenta del patronato del Instituto Tecnológico de Arandas y vicepresidenta del Patronato Regional del Tecnológico Mario Molina. Tambien recibió el reconocimiento Palmas de Oro en la CDMX entre otros.

Flor Velázquez reconoce que en muchas de las experiencias que tiene de emprendimiento, el dinero nunca ha sido un obstáculo.

“Jamás me he puesto a pensar si necesito dinero o no, yo creo que el dinero no es lo que importa, lo que importa es querer y hacer las cosas. La mayoría de las personas ponen como número uno el dinero, pero lo que necesitas es estar convencido de hacer las cosas, ya después sabrás de dónde sacas todo”, afirmó.

Para Flor Velázquez el emprendimiento es creer en tu sueño y tener el valor de empezarlo. “Si tienes un sueño y crees en ti lo puedes lograr, tienes que tener el valor para intentarlo y empezarlo”, precisó.

La directiva considera que el reto que tienen las empresas actualmente es fortalecer la educación financiera. “El reto que tenemos es hacer empresas productivas, que den fuentes de empleo con un trato más humano, ser competitivas, pero no sólo crecerlas sino que generen utilidades”, añadió.

Creativa, empresaria y filantrópica es lo que define a Flor Velázquez, la “Patrona” que tiene un gran corazón y deseo de ayudar a crecer a más emprendedoras. Por este motivo, fundó Soy Diseño Mexicano, una asociación civil mediante la cual apoya a las diseñadoras, emprendedoras y artesanas mexicanas.

Mediante esta asociación se apoya con equipamiento a los talleres de artesanos de diferentes comunidades de México. “En Oaxaca había 100 artesanas que tenían clientes, pero tenían poco equipo y no tenían el capital. Entonces se buscó apoyo con artistas y líderes para equipar sus talleres con máquinas de coser, cortadoras, planchas y otros equipos, convirtiéndolas de emprendedoras a empresarias”, sostuvo.

Entre sus proyectos está por iniciar próximamente la Asociación Patronas de México, por medio de la cual apoyará con capacitación por medio de talleres en finanzas, liderazgo y otros temas.
 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones