Miércoles, 21 de Abril 2021

Cuadruplican decomisos de pirotecnia en cuatro años

Durante la segunda quincena de diciembre de 2015,  Protección Civil de Guadalajara aseguró 163 kilos; en 2018 fueron 653

Por: El Informador

La Unión de Pirotécnicos de Jalisco pidió a la ciudadanía y a las autoridades “no satanizar” el uso de fuegos artificiales y, antes bien, eliminar las lagunas en su reglamentación. EL INFORMADOR/G. Gallo

La Unión de Pirotécnicos de Jalisco pidió a la ciudadanía y a las autoridades “no satanizar” el uso de fuegos artificiales y, antes bien, eliminar las lagunas en su reglamentación. EL INFORMADOR/G. Gallo

Cada mes de diciembre, las unidades municipales de Protección Civil realizan operativos para decomisar la pirotecnia que se vende en espacios públicos, en establecimientos que no cuentan con permiso y a quienes no pueden acreditar que ésta sea legalmente adquirida.

De 2015 a 2019, la corporación tapatía cuadriplicó la cantidad asegurada en estas intervenciones, sólo durante la segunda quincena del mes 12. Pasó de 163 kilos retirados hace cuatro años, a 653 en el periodo anterior.

Lo anterior, explicó el titular de esa unidad, Felipe López Sahagún, se debe a que en el último año se ampliaron las movilizaciones, y ahora no sólo fueron a verificar los cruceros ya identificados como puntos de venta de estos productos; también revisaron los mercados y tianguis del municipio (incluyendo los navideños) donde también suelen venderse.

Otro factor que ha incidido en que se vendan menos juegos pirotécnicos fuera de norma es que se ha generado “mayor conciencia” entre los ciudadanos sobre su uso. Felipe Sahagún dijo que se recibieron más reportes. “Nos ha resultado hacer los recorridos en volantas, tanto con Seguridad Pública, Espacios Abiertos, Reglamentos, Padrón y Licencias y Ecología. Esto nos ha ayudado a tener éxito en el retiro de este tipo de productos”.

El funcionario añadió que el argumento con el cual se retira la pólvora es que no se reconoce como un giro comercial, ya que ésta sólo es regulada por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), única dependencia que otorga los permisos de producción, compra, transacción y distribución.

A propósito de las festividades navideñas, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) exhortó a no detonar pirotecnia ni quemar fogatas para evitar otra jornada de contaminación excesiva como la que se ha registrado en años previos, debido a la inversión térmica que impide que los agentes contaminantes se disipen, lo que además afecta la salud de las personas.

¿Qué dicen las leyes?

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) es la autoridad que regula la venta y uso de pirotecnia y la única que puede otorgar permisos para elaborarla, almacenarla, transportarla y venderla. También define las características de los talleres en donde se fabrica y almacena. La Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos establece que debe darse aviso a la dependencia federal tras cualquier decomiso realizado.

Hace un año, 1.4 toneladas aseguradas

En diciembre de 2018, las unidades de Protección Civil de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá decomisaron mil 450 kilogramos de pirotecnia en sus operativos de fin de año, según informaron dichas dependencias.

En Guadalajara se confiscaron 653.5 kilogramos tras distintas visitas realizadas a los tianguis del municipio, en el primer cuadro de la ciudad, en cruceros y en algunas de las zonas con mayor reincidencia, como Felipe Ángeles, Miravalle y Echeverría.

Se aseguraron 541 kilos en Zapopan, principalmente en tianguis y en cruceros de las zonas Norte y Sur del municipio, incluso con ayuda de perros entrenados con los que buscan pirotecnia “escondida” tanto en paqueterías como en bodegas cercanas a los puntos de venta.

En Tlaquepaque se decomisaron 166 kilogramos, informó el director de la corporación, Ignacio Aguilar Jiménez.

Aunque Tlajomulco no respondió a la solicitud de información ni de entrevista, mediante registros periodísticos se advirtió que fueron decomisados al menos 90 kilos de pirotecnia en 2018.

Tonalá informó que, por el cambio de director operativo, este año sólo tiene la cifra de 47 kilogramos asegurados, los cuales fueron detectados en las colonias La Loma, Infonavit La Soledad, Arroyo de Enmedio y Zona Centro.

Fernando, alistando uno de varios castillos de pólvora en las afueras de su taller. EL INFORMADOR/G. Gallo

Dos días de trabajo para brillar minutos en el cielo

Sobre un trozo de papel estraza, Fernando coloca polvos de distintos colores, que van pasando sobre un colador armado con madera y una malla de metal. Luego de combinarlos, comienza a llenar con la mezcla varios cilindros elaborados con papel.

Camina varios pasos afuera del taller y comienza a encenderlos junto con otros que tenía ya preparados. De un cilindro salen destellos azules, de otro, verdes y de uno más, rosas.

Fernando vuelve al taller, donde Carlos y Antonio colocan los cilindros en las estructuras de carrizo que ya tienen preparadas. Carlos los monta en una de las piezas que llevará el castillo que construye, mientras que Antonio lo hace sobre un “torito” que será llevado a la localidad de Coyula.

Según el tamaño de las estructuras pirotécnicas, éstas pueden tardar hasta dos días en estar listas, sin embargo, serán consumidas en menos de 15 minutos.

—¿Vale la pena tardar tanto por tan poco tiempo de espectáculo?

—Cada momento vale la pena. No hay nada que se compare a cuando ves el trabajo plasmado en los eventos, cuando las personas llegan y te felicitan, cuando aplauden y ovacionan el espectáculo de luces. Es muy satisfactorio —señaló Fernando.

Desde hace 22 años tiene su polvorín en el municipio de Tonalá, el cual da trabajo directo e indirecto a 25 familias y tiene el permiso de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Fernando lamenta que, debido a la desinformación que hay entre la ciudadanía, la pirotecnia sea vista de mala manera pues, aseguró, el trabajo artesanal que hay detrás es parte de las tradiciones del país.

Para Fernando, el hecho de comprar la pirotecnia a las personas que tienen el conocimiento necesario, y quien los puede orientar para el manejo adecuado de los artificios, disminuye la probabilidad de algún accidente, pues en muchas ocasiones quienes venden la pirotecnia no dan las instrucciones adecuadas para su manejo a los consumidores.

“Hay personas que no tienen escrúpulos. Los niños llegan y les piden la pirotecnia y por recuperar su inversión así se los venden, gente que los compra para revenderlos y no sabe el daño que puede hacer si no se maneja adecuadamente, el peligro que provoca. Es ahí cuando se empieza a satanizar”, aseguró.

TELÓN DE FONDO

Piden “no satanizar” la actividad

El pasado 19 de diciembre, la Unión de Pirotécnicos de Jalisco pidió a la ciudadanía y a las autoridades “no satanizar” el uso de la pirotecnia, ya que esto perjudica la imagen de los más de 600 pirotécnicos que llevan sustento a cerca de 20 mil familias en las cadenas de servicios y proveeduría.

Su presidente, Miguel Zamora Nuño, opinó que la falta de conocimiento de la ciudadanía y las descalificaciones compartidas a través de redes sociales han afectado al gremio que representa, cuando en realidad es el mal manejo que se le da a la pirotecnia y la falta de supervisión lo que ocasiona accidentes.

Añadió que la Unión ha solicitado reunirse con autoridades municipales y estatales para llegar a un acuerdo sobre la reglamentación necesaria para su operación, pues hasta ahora los estatutos en la materia tienen diversas “lagunas”.

Eso permite que, por ejemplo, la pirotecnia sea guardada en sitios no adecuados, lo que pone en riesgo a la ciudadanía.

Distintos Tipos

De acuerdo con el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), según el uso que se les da, los artificios pirotécnicos se clasifican en tres tipos:

1.- Con fines de entretenimiento (los destinados a espectáculos públicos).
2,- Con fines agrícolas.
3.- Con fines cinematográficos.
 

Temas

Lee También