Miércoles, 29 de Mayo 2024

Así fue la despedida del cardenal Posadas en la Catedral en 1993 (FOTOS)

EL INFORMADOR fue testigo de ese acontecimiento y dio a conocer los detalles del funeral del cardenal Posadas, en la Catedral Metropolitana

Por: Óscar Ernesto Álvarez Gutiérrez

A 30 años de su homicidio, se recuerda la muerte del cardenal Posadas, que marcó la vida de los y las tapatías de aquellos años. EL INFORMADOR / ARCHIVO

A 30 años de su homicidio, se recuerda la muerte del cardenal Posadas, que marcó la vida de los y las tapatías de aquellos años. EL INFORMADOR / ARCHIVO

Este miércoles 24 de mayo se cumplen 30 años de que el cardenal de Guadalajara, Juan Jesús Posadas Ocampo, fuera asesinado a plena luz del día en el Aeropuerto Internacional de Guadalajara.

A 30 años de su homicidio, se recuerda la muerte del cardenal Posadas, que marcó la vida de los y las tapatías de aquellos años sin que, hasta el momento, exista claridad sobre lo que realmente pasó ese día.

EL INFORMADOR fue testigo de ese acontecimiento y dio a conocer los detalles del funeral del cardenal Posadas, en la Catedral Metropolitana, donde fue despedido por miles de tapatíos y aquí recordamos cómo fue la nota que narró los hechos aquel año de 1993:

Miles de tapatíos despiden en Catedral al Cardenal Posadas

Guadalajara amaneció ayer sumida en el dolor y la consternación, sin recuperarse aún del asombro. Miles de tapatíos rezan y lloran por la muerte del que fuera su pastor, el guía espiritual de una de las arquidiócesis más importantes de América Latina.

EL INFORMADOR / ARCHIVO

Desde que llegó a la Catedral el cuerpo del Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, arzobispo de Guadalajara, el lunes 24 de mayo, la afluencia de fieles ha sido constante patentizando así su fervor religioso y elevando sus oraciones no sólo por el prelado, sino también, por la no violencia y porque la justicia llegue a todos por igual.

La consternación no ha abandonado a los tapatíos ni a los miles de fieles de otros municipios que aún no valoran los hechos en su justa medida, que todavía no alcanzan a comprender la magnitud de lo que pasó, que no sólo "profanó a la Iglesia", como señaló un sacerdote en uno de los oficios del día de ayer, sino que profanó a toda la sociedad, otros seres humanos también murieron.

EL INFORMADOR / ARCHIVO

Hace años que Guadalajara no vuelve a sentir paz y tranquilidad entre sus habitantes, en sus calles y avenidas, en sus parques y aún en el interior de sus casas. Hace ya algunos lustros que esta hermosa y gran ciudad es sometida a duras pruebas, más que ninguna otra no sólo en México, sino en todo el mundo.

Lo que ha pasado en Guadalajara, esta hermosa perla tapatía, no tiene parangón en otras regiones de la Tierra

EL INFORMADOR / ARCHIVO

Los hechos de violencia del lunes pasado en el aeropuerto, se dieron cuando apenas transcurrido un año y un mes de las explosiones del 22 de abril en la que perdieron la vida cientos de jaliscienses.

La asociación es inevitable, tal vez la relación no es directa pero una gran cantidad de personas han estado pensando en eso: en las explosiones y en el asesinato del Cardenal.

EL INFORMADOR / ARCHIVO

Por eso ayer, miles de personas de toda la Arquidiócesis elevaron sus oraciones por el eterno descanso del alma del Cardenal Posadas Ocampo y porque por fin llegue a Guadalajara esa paz que anhelada que desde hace tiempo ha abandonado sus calles y jardines, esa paz que le fue característica durante épocas históricamente convulsivas y que le imprimieron la personalidad que detentó durante décadas convirtiéndola en una de las ciudad más hermosas, más importantes y más atractivas de todo México.

En clamor es porque se haga justicia, como se deba hacer justicia en todos los hechos de esta naturaleza en donde seres humanos pierden la vida, pero también porque Guadalajara vuelva a seguir su amino en un ambiente de tranquilidad y armonía.

EL INFORMADOR / ARCHIVO

Jóvenes, ancianos, familias enteras, mujeres enlutadas, niños, trabajadores de Guadalajara, de San Juan de los Lagos, de Cd. Gizmán, de Autlán, de otros municipios y aún de otras diócesis, hicieron fila bajo un calor intenso, rezando el rosario y otras oraciones con la esperanza de que los muertes en la balacera encuentren descanso eterno y porque se ponga un alto a la inseguridad y a los hechos de violencia.

EL INFORMADOR / ARCHIVO

OA

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones