Sábado, 08 de Agosto 2020

Aumentan las mujeres en situación de calle; reportan 258 en el Centro

Estudio de la CNDH da cuenta de mil 082 personas en situación de calle en la Zona Centro de Guadalajara, de las cuales 258 son del sexo femenino

Por: El Informador

Adriana tiene 50 años y desde hace dos vive en situación de calle. EL INFORMADOR/A. Camacho

Adriana tiene 50 años y desde hace dos vive en situación de calle. EL INFORMADOR/A. Camacho

Hace una década, los censos ubicaban sólo a hombres en situación de calle. Sin embargo, un estudio de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) revela que una cuarta parte corresponde a mujeres. 

El “Diagnóstico sobre las condiciones de vida, el ejercicio de los derechos humanos y las políticas públicas disponibles” ubicó en un recorrido a mil 082 personas en situación de calle en la Zona Centro de Guadalajara, de las cuales 258 son mujeres. 

La CNDH remarca que ellas  están en una situación de doble desigualdad, pues también suelen ser agredidas. 

El estudio subraya que en Jalisco las condiciones de vida y el número de personas en estas condiciones se conocen sólo a través de las organizaciones civiles, su principal apoyo.  

“El Estado está obligado a ofrecerles apoyo porque son personas con condiciones menos favorables. El Gobierno (estatal y municipales) debe pensar en estrategias a mediano y largo plazos para apoyarlas, todo lo quieren resolver a corto plazo con su limpieza social”, lamenta  Ricardo Fletes, académico de la Universidad de Guadalajara (UdeG). “Hay personas que tienen ganas de salir adelante, pero no tienen oportunidades porque se les ignora. Si no fuera por el trabajo de las organizaciones civiles no sabemos qué sería de éstas”.

Hace una década, los censos ubicaban sólo a hombres en situación de calle. EL INFORMADOR/E. Barrera

Reportan 2 mil 500 indigentes en Guadalajara y Zapopan

Alex tiene 27 años. Recuerda que desde su adolescencia salió de casa y comenzó a vivir en la calle. Entre los sitios preferidos para pasar la noche se encuentran el túnel de la avenida Hidalgo o algunos espacios de los edificios viejos del Centro Histórico de Guadalajara.

Cuenta que hace algunos años su hermano lo buscó y lo invitó a vivir en su casa; sin embargo, un día discutieron y regresó a las calles porque ahí decide “cuándo entra y cuándo sale”. 

Alex suele ayudar a distintos locatarios del Centro barriendo o “haciendo mandados”, pero debido a la contingencia sanitaria muchos cerraron. Lo que gana en estos días pocas veces le alcanza para comprar comida. Por eso “pido dinero o para un taco” a la poca gente que transita por el primer cuadro, aunque no es una actividad que le agrade, pues asegura que le gusta valerse por sí mismo.

Como Alex, en Guadalajara y Zapopan hay al menos dos mil 500 personas que no pueden cumplir con las medidas de aislamiento solicitadas por los tres niveles de Gobierno ante la pandemia ocasionada por el coronavirus, debido a que no cuentan con un hogar.

El DIF Guadalajara informa que tiene identificas a dos mil personas en situación de calle. La mayoría son migrantes de Estados como Chiapas, Tabasco, Veracruz, Michoacán, Sonora, Guerrero y Oaxaca, quienes radican principalmente en el Centro de Guadalajara y zonas como el Hospicio Cabañas, Arena Coliseo, Parque Agua Azul y Hospital Civil, además de avenidas como Enrique Díaz de León e Inglaterra.

El DIF Zapopan contesta que en este municipio se encuentran 550 personas. De éstas, en promedio la mitad se considera como “transitorias” o personas indocumentadas, principalmente en zonas como las vías del tren en la avenida Inglaterra, mientras que las “no transitorias” están en lugares como Tesistán, Santa Lucía, Lomas de Zapopan y Arcos de Zapopan.

Por su parte, el Sistema DIF Jalisco explica que desde este organismo tienen identificadas a 550 personas en situación de calle, que incluyen también a gente de Tonalá y Tlaquepaque; sin embargo, no es posible establecer si existe duplicidad en el registro y son las mismas censadas por Guadalajara y Zapopan. 

Para el investigador del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades, Ricardo Fletes Corona, la pandemia que se vive debería de ser aprovechada para realizar un recuento de las personas en situación de calle para la creación de apoyos posteriores para este sector de la población, pues debido a que no existe un censo real que permita ubicarlos, se desconoce si los apoyos de comida y despensas entregados por medio del DIF estatal son suficientes. “Esta pandemia lo que hizo fue demostrar que los apoyos que se les dan tradicionalmente son insuficientes, que los barridos o la limpieza social que realizan para dar una buena imagen a la ciudad sólo resuelven el problema momentáneamente. Pero ellos están ahí y no se les puede seguir ignorando”.

Las acciones

Guadalajara

Informa que durante el primer trimestre de este año sus brigadas repartieron seis mil 747 insumos de limpieza y dos mil 247 cobijas. También se brindaron 230 atenciones psicológicas individuales y se realizaron mil 204 consultas médicas.

Zapopan

Cada año, el DIF lleva a cabo el programa denominado “Brigadas del temporal de invierno”, en la cual provee de alimento y abrigo.

Jalisco

  • En la Dirección de Apoyo Humanitario, el DIF apoya a las personas en situación de desventaja. 
  • La institución cuenta con una casa hogar y apoya a los distintos albergues municipales establecidos para este fin, como los de Guadalajara, Tepatitlán, San Miguel El Alto, Ciudad Guzmán, Huejuquilla y Mezquitic. 
  • También efectúa brigadas de invierno e invita a las personas a la casa hogar.

Abandonan proyecto

En octubre de 2018, a un mes de dejar el puesto, el entonces fiscal en Derechos Humanos, Dante Haro Reyes, informó que en coordinación con la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) se realizaría un censo de personas en situación de indigencia. Lo anterior se dio a conocer luego de que se registraran cinco homicidios de personas en situación de calle. 

El censo se realizaría con la finalidad de determinar las condiciones en las que se encontraban estas personas para así aplicar estrategias enfocadas a su atención de manera multidisciplinaria. 

Sin embargo, Dante Haro terminó su gestión y la nueva administración estatal nombró en el puesto a Jorge Alejandro Góngora Montejano, pero el proyecto quedó en el olvido. De acuerdo con la Fiscalía Estatal, a la cual se encuentra adscrita la Fiscalía de Derechos Humanos, el padrón nunca se realizó. Y tampoco fue retomado por la administración actual. 

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó en enero pasado que durante el censo a realizar en este año se incluiría el registro y la ubicación de personas en situación de calle, pero el ejercicio fue puesto en pausa por la contingencia ocasionada por el coronavirus. 

Para el académico de la Universidad de Guadalajara, Ricardo Fletes, es necesario que exista un censo o una aproximación más cercana a las estimaciones hechas por las autoridades estatales y municipales, para buscar estrategias que apoyen en la defensa de los derechos humanos de estas personas. 

De lo contrario, es imposible implementar proyectos de atención a este sector que minimicen su nivel de marginación.

Las personas en situación de calle radican en los alrededores del hospicio Cabañas, Arena Coliseo, Parque Agua Azul y Hospital Civil Viejo, así como en las avenidas Enrique Díaz de León e Inglaterra. EL INFORMADOR/F. Atilano

En pausa, la tercera etapa de rehabilitación de albergue

A partir de la actual administración (diciembre de 2018), la Unidad Asistencial para Personas Indigentes (UAPI), que estaba a cargo del extinto Instituto Jalisciense de Asistencia Social (IJAS), pasó a ser coordinado por el Sistema DIF Jalisco. Sin embargo, operaba en condiciones precarias e insalubres, de acuerdo con la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco. 

Por esa situación, la Comisión emitió medidas cautelares al DIF, con la finalidad de que se crearan las estrategias necesarias para brindar un buen trato a los internos. También se informó que se continuarían con las visitas aleatorias a este espacio para verificar su correcto funcionamiento y atención adecuada. 

En febrero pasado, la Comisión regresó a las instalaciones del albergue, que actualmente opera bajo el nombre de “Casa hogar para personas en situación de calle”, en la cual se informó que se había realizado una inversión de 15 millones de pesos para mejorar las instalaciones. 

Con el recurso, aportado por la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública, además de distintos empresarios, se logró la primera parte de la rehabilitación, en la cual se cambiaron los dormitorios de cemento por camas con colchones plastificados, se rehabilitaron las redes eléctricas e hidráulicas, se construyó una nueva cocina y se renovaron los comedores. 

Además, se logró la contratación de médicos y un nutriólogo que mantienen en observación a las personas albergadas.  

Se planearon tres etapas en la remodelación. En la primera se recuperaron espacios donde había un margen de contaminación, como los baños y la cocina. En la etapa dos se remodelaron los dormitorios, que eran espacios con material de concreto. Y la tercera  fase contempla terminar dos dormitorios, pero se busca más presupuesto. 

El primer visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Eduardo Sosa Márquez, asegura que la mejoría en las instalaciones es visible en el último año, pero reitera que las visitas continuarán de manera aleatoria para garantizar que la casa hogar opere bajo las medidas necesarias y no se baje la guardia. 

Añade que en la primera semana de abril un equipo interdisciplinario acudió al albergue para verificar las medidas sanitarias, con la finalidad de comprobar que, además de las restricciones de entrada y salida de personas, se establecieran filtros sanitarios para verificar que trabajadores, voluntarios y proveedores no presenten síntomas de COVID-19.

Impulsan reinserción

  • En la tercera etapa de rehabilitación de la “Casa hogar para personas en situación de  calle” se contempla un área para recibir a las personas que requieran de un lugar dónde dormir, para continuar durante el día sus actividades productivas.
  • De acuerdo con el director del DIF estatal, Juan Carlos Martín Mancilla, podrá albergar hasta 40 personas.
  • Sin embargo, todavía se requieren recursos para su habilitación, por lo cual se encuentran en busca de donaciones por parte de empresarios y sociedad civil.
  • Hasta ahora se han buscado vínculos con la sociedad civil para encontrar empresas y negocios que puedan recibir personas que se encuentran dentro de este albergue para emplearlos en ocupaciones básicas, con la finalidad de demostrar que sólo necesitan una oportunidad para regresar a la vida productiva y que puedan valerse por sí mismos. Es el proyecto estatal.

Sin identificaciones oficiales, ocho de cada 10 personas

La “Casa hogar para personas en situación de calle”, que opera el DIF Jalisco, cuenta con una población permanente de 280 personas, de las cuales, 80% no cuenta con identificaciones oficiales que permitan conocer el nombre, la edad o el lugar del cual provienen, explicó el director del DIF Jalisco, Juan Carlos Martín Mancilla. “La mayoría de la población está ahí desde que nosotros llegamos. A muchos no los sacamos de decir, por ejemplo, que su nombre es Luis. No recuerdan nada. Esto es un problema cuando hay que apoyarlos con otros servicios. Otro de los problemas es cuando fallecen, porque tampoco hay cómo informarles a sus familias”.  

De acuerdo con el “Diagnóstico sobre las condiciones de vida, el ejercicio de los derechos humanos y las políticas públicas disponibles para mujeres que constituyen la población callejera”, presentado en 2019 por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, la falta de documentación de identidad es una constante en este tipo de población. Y la falta de ésta influye en factores que van desde el autorreconocimiento y la pertenencia social, así como la obstaculización del acceso a diversos derechos. 

“Aunque la relación no es obvia, la carencia de la documentación de existencia legal impacta en el ejercicio de muchos otros derechos, entre los cuales se encuentra el acceso a los albergues, la justicia, la salud, la educación, el registro de hijos, el trabajo o el beneficio de los programas sociales”, subraya el documento nacional.

El estudio también establece que, pese a que existen diversos programas de apoyo, siempre se solicita una copia de una identificación oficial y comprobante de domicilio.

GUÍA

Apoyan con alimentos

Para ayudar a personas en situación de calle durante la contingencia sanitaria, el Gobierno del Estado a través del DIF y en colaboración con la Secretaría del Sistema de Asistencia Social, impulsan el Programa “Jalisco sin Hambre”.  

Pretende otorgar cinco mil alimentos de manera diaria en algunos puntos de la Zona Metropolitana de Guadalajara donde se concentran las personas en situación de calle.  

El DIF Jalisco se encarga de distribuir mil 500 alimentos entre las 9:00 y 10:00 horas en los alrededores del Hospicio Cabañas, la plaza Tapatía, San Juan de Dios, colonia Ferrocarril, Lomas de La Primavera y el barrio de Analco.  

José Prado Ortega, jefe de la Dirección Integral para Personas en Situación de Calle del DIF Jalisco, explica que realizarán el apoyo durante 60 o 90 días, dependiendo del tiempo que se prolongue la contingencia. Y se aumentará el apoyo de manera gradual conforme se necesite, pues su meta es llegar a 16 mil alimentos diarios. El apoyo surge de una reconversión del programa “Recrea Escuela para la Vida” de la Secretaría de Educación, el cual entregaba alimentos en diferentes puntos en el Estado. “Se hizo una reasignación de presupuestos para el proyecto”.  

El alimento consta de lonche, galletas, dos frutas y un agua. Las personas deben realizar una fila en el punto de entrega y registrarse.

El DIF Jalisco distribuye mil 500 raciones de alimentos. EL INFORMADOR/Archivo

TELÓN DE FONDO

Están al límite

En diciembre pasado, este medio de comunicación dio a conocer que los albergues públicos para la atención de personas en situación de calle, a cargo del DIF Jalisco y los Ayuntamientos, operaban al límite, impidiendo ayudar a más personas. 

Los albergues apoyaban a 390 personas: 244 en la estancia permanente de la “Casa hogar para personas en situación de calle” y 146 en los dos espacios de Guadalajara pertenecientes al Centro de Atención para el Desarrollo Integral para Personas en Situación de Indigencia (Cadipsi). 

Vía Transparencia, el DIF Jalisco informó que sólo se tenían seis espacios disponibles en la casa hogar. 

El DIF tapatío detalló que en uno de los centros había 60 sitios ocupados casi todos los días y que “en algunas ocasiones quedaban libres entre uno a tres espacios”. 

En el otro albergue de Guadalajara, ubicado en Las Palmas, están cubiertos los 86 lugares restantes. 

Zapopan, Tlajomulco y Tonalá reportaron que no contaban con este tipo de refugios, por lo que direccionan a estas personas a los albergues antes mencionados.

Sigue: #DebateInformador

¿En qué zonas de la ciudad radican personas en situación de calle?

Participa en Twitter en el debate del día @informador
 

Temas

Lee También