Jueves, 06 de Agosto 2020

Asociaciones alistan 135 mil despensas al mes


Iniciativas de “Jalisco Sin Hambre”, Banco Diocesano de Alimentos y ¡Tómala!, entre otras, suman esfuerzos para los más necesitados

Por: El Informador

Tras un reportaje publicado en esta casa editorial sobre el hacinamiento en el que viven miles de jaliscienses en plena crisis sanitaria, un grupo de tapatíos apoyó con despensas a familias de la colonia Ferrocarril, de las más pobres en la metrópoli. EL INFORMADOR/G. Gallo

Tras un reportaje publicado en esta casa editorial sobre el hacinamiento en el que viven miles de jaliscienses en plena crisis sanitaria, un grupo de tapatíos apoyó con despensas a familias de la colonia Ferrocarril, de las más pobres en la metrópoli. EL INFORMADOR/G. Gallo

Las organizaciones civiles en Jalisco refuerzan acciones para apoyar a las familias más afectadas ante las crisis sanitaria y económica detonadas por el coronavirus, por lo que la iniciativa “Jalisco Sin Hambre” y el Banco Diocesano de Alimentos prevén la entrega mensual de hasta 135 mil despensas.

Guillermo Velasco Barrera, vocero de “Jalisco sin Hambre”, estima que donarán 100 mil apoyos cada mes (entre abril, mayo y junio), mientras el Banco Diocesano llevará 35 mil a las familias más vulnerables en este mes (en 236 colonias y comunidades). Sin embargo, los beneficiarios aumentarán.

El director del Banco, Ricardo Romo Rivas, informa que pretenden pasar a 50 mil paquetes alimenticios el siguiente mes. “Seguimos atendiendo a las comunidades de nuestro padrón, pero con la pandemia hemos tenido la necesidad de incrementar el número de beneficiarios”.

Adicionalmente, a través de la plataforma lanzada por la organización ¡Tómala!, otros 60 colectivos han recibido donaciones para las personas afectadas por la emergencia sanitaria.

También surgen iniciativas como la de María Luisa Castro, lectora de esta casa editorial, quien reaccionó tras una publicación en donde se exhibe la pobreza en la colonia Ferrocarril. Con un grupo de conocidos se organizó para recaudar fondos y llevar despensas para las familias que se quedaron sin empleo durante la presente pandemia.

Hace más de 40 años, 200 familias mixtecas se establecieron en la colonia Ferrocarril. EL INFORMADOR/G. Gallo

Apoyan con despensas a 50 familias de colonia Ferrocarril

Luisa cuenta que el jueves pasado salió a vender dulces y sólo ganó 10 pesos porque inspectores le pidieron que ya no estuviera en las calles. Ese mismo día, Paulina  ofertaba chicles en avenida Terranova, pero autoridades también le mencionaron que, como parte de las nuevas medidas contra el COVID-19, ya no la dejarían laborar en la vía pública. Rodolfina es trabajadora del hogar y desde hace casi dos meses no tiene empleo. 

Las mujeres, que viven en la colonia Ferrocarril en Guadalajara fueron parte de las 50 familias que fueron apoyadas ayer por un grupo de tapatíos solidarios ante la crisis.

Rafael Guerrero explica que su madre, María Luisa Castro, de 82 años de edad, tomó la iniciativa de ayudar a las personas de esa comunidad tras leer el reportaje “Por hacinamiento, 431 mil más expuestos al coronavirus”, publicado en esta casa editorial el pasado 13 de abril. La señora juntó a sus amigos y, entre todos, otorgaron donativos para elaborar las despensas y entregarlas a las familias en pobreza.

“Le llamó mucho la atención el reportaje porque son zonas que no conocemos la mayor parte de los habitantes de Guadalajara. Al llegar aquí me di cuenta que son personas de comunidades oaxaqueñas que se dedican a limpiar vidrios o vender chicles… las vemos todos los días y no las percibimos”, acentúa Rafael. 

Luisa Martínez, quien fue la mujer contactada para reunir a las familias apoyadas, responde que los productos les ayudarán ante la falta de trabajo ocasionada por la pandemia del coronavirus. 

Debido a las carencias que tienen, muchos de los vecinos se congregaron para pedir alimentos. “Imagina ahora que no pueden estar en calle. La están pasando realmente mal porque no hay otra manera en la que puedan desarrollarse. Hay trabajadoras domésticas que ya no las pueden recibir… y parece que se les complica cada día más”, reflexiona Rafael.

La mayoría de las familias beneficiadas con despensas se dedica al comercio informal. Lourdes, por ejemplo, relata que vende artesanías en el espacio público, pero tampoco puede salir. “El templo donde vendo está cerrado y tengo cuatro hijos pequeños. Estoy haciendo el aseo en una casa, pero sólo un día... y con eso no me alcanza para mantener a mi familia”.

Heriberta es otra beneficiada. Trabaja algunas horas en un comercio de comida. Con ese ingreso ayuda a su mamá y a su hermana, una pequeña de tres años que necesita pañales contantemente porque no puede caminar.

Arrastran pobreza

  • Según el Instituto Metropolitano de Planeación (Imeplan), hace más de 40 años se establecieron 200 familias mixtecas en la colonia Ferrocarril.
  • En cada pequeña casa viven entre ocho y 10 personas, en promedio.
  • Las familias se dedican al comercio ambulante, principalmente.

Problema nacional

  • El Informe Anual sobre la Situación de Pobreza y Rezago Social 2020, desarrollado por la Secretaría de Bienestar, indica que en el país hay más de nueve millones 460 mil personas en situación de hacinamiento, como en la colonia Ferrocarril.
EL INFORMADOR/F. Atilano

Boleros del centro esperan por clientes hasta 15 horas

Desde las 06:00 horas, Juan Carlos Neri, de 46 años, se instala en su puesto de boleo en Plaza Guadalajara. Es uno de los pocos que continúa con sus servicios tras la Fase 3 de la emergencia sanitaria. Y aunque todavía se queda en ese punto del primer cuadro tapatío hasta las 21:30 horas en espera de un cliente, sus ganancias han llegado al mínimo. Pasó de hacer casi 30 boleadas al día a sólo una en una jornada. Regresa a su casa con 25 pesos. A veces con nada, como el domingo pasado. 

Van cinco mil donaciones

Desde el pasado 13 de abril, a través de la plataforma lanzada por la organización ¡Tómala!, 60 colectivos han recibido cinco mil donaciones que se destinarán para apoyar a las personas afectadas por la contingencia. 

Héctor Castañón, integrante de la organización, informa que los donativos realizados por medio del sitio tomala.mx/covid19  son variados, “desde los 50 pesos hasta las donaciones permanentes, como alguien que decide adoptar el tratamiento de una persona”. 

Los apoyos van dirigidos a 60 organismos locales y otros con alcance nacional que están haciendo trabajo de campo para ayudar a grupos de adultos mayores, personas en situación de desamparo, mujeres víctimas de la violencia, casas-hogar y albergues de migrantes, entre otros. 

Lo importante de esta plataforma, acentúa, es que los donativos se hacen directo a las organizaciones. “La plataforma de ¡Tómala! no recibe ni maneja dinero, simplemente presenta las opciones. Todas tienen alternativas para hacer transferencias directas desde casa”. 

En este grupo se encuentran asociaciones que tienen décadas trabajando en diversas causas, hasta grupos de reciente creación, los cuales surgieron durante la contingencia para ayudar a sus vecinos. 

Añade que el mismo día en que ellos lanzaron la iniciativa, se presentó también el programa “Jalisco Sin Hambre”, lo que permite ampliar la red de apoyos a los grupos más vulnerables.

Suman esfuerzos

Debido a que la demanda por el acceso a la alimentación gratuita se agudizó durante el último mes en Jalisco ante la contingencia del COVID-19, a través de la iniciativa “Jalisco Sin Hambre” y de organizaciones como el Banco Diocesano de Alimentos Guadalajara, la entrega mensual de despensas podría ser hasta de 135 mil unidades. 

Por una parte, Guillermo Velasco Barrera, vocero de “Jalisco sin Hambre”, en la que participan empresarios, universidades, iglesias y el Gobierno estatal, informó que se espera producir 25 mil paquetes alimenticios a la semana, pero dependerá de los donativos. Eso permitiría que se otorguen 100 mil apoyos mensuales durante los próximos tres meses. “Esto irá creciendo dependiendo lo que se logre para tener un impacto importante”.

Además, el director del Banco Diocesano, Ricardo Romo Rivas, informó que en marzo pasado cerraron con 30 mil despensas otorgadas a la población de las colonias y comunidades vulnerables de la Entidad. Y en este mes la ayuda creció a 35 mil.  Esta asociación se encarga de entregar los apoyos a otras organizaciones, como albergues y asilos que permiten multiplicar la ayuda. 

Aunque entre los años 2008 y 2018 disminuyó en 2.8% el número de personas con carencia por acceso a la alimentación en el Estado, según el Informe de Pobreza y Evaluación 2020 del Gobierno federal, al cierre de la década había más de 1.2 millones de jaliscienses en esa situación. “Jalisco ocupó el lugar 27 entre las 32 Entidades”.

Se estima que en Jalisco hay más de 1.2 millones de personas en pobreza. EL INFORMADOR/G. Gallo

Vulnerables

  • En Jalisco hay 581 mil 900 personas que padecen algún tipo de carencia de acceso a la vivienda, ya sea por sobreocupación de habitantes o porque los materiales o condiciones del hogar son precarios, según el Informe Anual sobre la Situación de Pobreza y Rezago Social 2020, desarrollado por la Secretaría de Bienestar.
  • De éstos, el número más alto corresponde a las 431 mil personas que viven con problemas de hacinamiento en pequeñas casas, con uno o dos cuartos, las cuales tienen necesidades conjuntas no satisfechas.
  • Por ejemplo, 125 mil habitan en casas con pisos de tierra.
  • Y 40 mil 900 tienen muros de material endebles, entre otros problemas.
  • A pesar de los problemas en Jalisco, Román Meyer Falcón, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, señaló que el rezago habitacional afecta mayormente a las zonas Sur y Sureste del país. Puntualizó que tan sólo en Estados como Chiapas, Tabasco, Guerrero, Oaxaca y Veracruz se requerían 9.4 millones de acciones para hacer frente a los retrasos que se acumularon por la falta de financiamientos. 

Sigue: #DebateInformador

¿Apoyaría con alimentos o despensas a familias necesitadas en Jalisco?

Participa en Twitter en el debate del día @informador

Temas

Lee También