Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 19 de Agosto 2018

Policías e islamistas se enfrentan en Pakistán; hay 150 heridos

Miles de manifestantes protestan a favor de los castigos por blasfemia, y mantienen bloqueada una de las principales entradas a Islamabad

Por: EFE

Un miembro de las fuerzas de seguridad dispara contra los manifestantes cerca de una patrulla en llamas. AP/A. Naveed

Un miembro de las fuerzas de seguridad dispara contra los manifestantes cerca de una patrulla en llamas. AP/A. Naveed

Alrededor de 150 personas resultaron heridas hoy durante una operación de las fuerzas de seguridad para dispersar una protesta islamista en favor de los castigos por blasfemia que desde hace 18 días bloquea una de las principales entradas a Islamabad, informaron fuentes policiales y hospitalarias.

La Policía de Islamabad confirmó en un comunicado que un centenar de miembros de las fuerzas de seguridad resultaron heridos en el operativo, mientras que fuentes del hospital Instituto de Ciencias Medicas de Pakistán de la capital indicaron a Efe que han recibido 46 heridos civiles.

"Los manifestantes usaron gases lacrimógenos de calidad superior y granadas. Como resultado más de 100 miembros de las agencias de seguridad resultaron heridos graves", indicó la policía, añadiendo que al menos tres de sus vehículos fueron quemados.

Al menos 144 manifestantes fueron arrestados en el operativo que comenzó a primera hora de la mañana y se ha prolongado durante varias horas con duros enfrentamientos entre cinco mil 500 efectivos de la Policía y los cuerpos militares Rangers y Frontier Constabulary y unos mil 500 seguidores del clérigo Khadim Hussain Rizvi, del partido Tehreek-e-Labbaik Pakistan.

"Para salvaguardar vidas humanas, las agencias de seguridad han suspendido las operaciones por el momento", indicó la nota.

"Los manifestantes usaron gases lacrimógenos de calidad superior y granadas. Como resultado más de 100 miembros de las agencias de seguridad resultaron heridos graves".

Las protestas se han extendido a otras ciudades, como en Lahore (este), donde en varios zonas manifestantes se han echado a las calles contra la operación policial en Islamabad.

"En algunos puntos hay unos pocos manifestantes, en otros hay varios cientos, aunque nos se han producido enfrentamientos", dijo a Efe el portavoz de la policía de Lahore,  Khushi Mohamed.

La Autoridad Reguladora de Medios de Pakistán (PEMRA, en inglés) ha prohibido la emisión en directo en las televisiones de imágenes de la protesta y varios canales han sido sacados del aire por hacerlo.

Al mismo tiempo, redes sociales como Facebook y Twitter han dejado de funcionar en el país asiático, aunque no ha habido anuncio oficial de su bloqueo.

Los manifestantes acamparon el 7 de noviembre en la principal autopista que une Islamabad con la ciudad de Rawalpindi en demanda de la dimisión del ministro de Justicia del ministro de Justicia paquistaní, Zahid Hamid, lo que ha provocando grandes atascos y el cierre de algunos colegios en la capital.

Rizvi y sus seguidores comenzaron la protesta debido a que el 2 de octubre el Parlamento aprobó una reforma de la ley electoral en la que se cambió el enunciado del juramento de los cargos públicos de "yo creo" a "yo juro" que Mahoma es el último profeta del islam.

Tres días más tarde el Parlamento restableció el artículo a su forma original e incluso el ministro de Justicia trató de congraciarse con los extremistas afirmando en un vídeo que Mahoma es el último profeta.

Sin embargo, los islamistas exigen la dimisión de Hamid y que sean castigados los responsables del cambio en la ley, que consideran un acto de blasfemia, una peligrosa cuestión en Pakistán.

El Tehreek-e-Labbaik Pakistán fue creado hace 18 meses tras la ejecución de Mumtaz Qadri, condenado por matar al antiguo gobernador de la provincia del Punyab Salman Tasir, por pedir cambios en la legislación y defender a la cristiana Asia Bibi, que espera en prisión la apelación a su sentencia a muerte por blasfemia.

Temas

Lee También

Comentarios