Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 21 de Julio 2018

“No soy un corrupto”, asegura Kuczynski al Congreso de Perú

El presidente peruano, que enfrenta riesgo de ser removido, asegura que no existen pruebas contra él por el caso Odebrecht 

Por: AP

Si Kuczynski es destituido, se convertirá en el primer presidente en caer bajo la avalancha regional de escándalos ligada a la firma brasileña Odebrecht. EFE / E. Arias

Si Kuczynski es destituido, se convertirá en el primer presidente en caer bajo la avalancha regional de escándalos ligada a la firma brasileña Odebrecht. EFE / E. Arias

Desde el Parlamento de Perú, el presidente Pedro Pablo Kuczynski se defiende del proceso por el que busca ser destituido, en medio del escándalo de corrupción ligado a la empresa brasileña Odebrecht.

El mandatario dijo que la democracia de Perú está en riesgo por el proceso de remoción y aseguró que no existe ninguna prueba para acusarle porque él no es ningún corrupto.

En un discurso de 15 minutos, aseguró que "está en juego" la democracia y la estabilidad económica.

"Todo en mi vida lo he logrado con trabajo honesto", dijo. "Vengo a decirles mirándoles a los ojos que no soy un corrupto" y que jamás favoreció a ninguna empresa.

Al final de su alocución, el mandatario se retiró a una silla parlamentaria de la sala para escuchar la exposición de su abogado defensor, el constitucionalista Alberto Borea.

El presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski, acompañado de su abogado, llega al Parlamento unicameral de mayoría opositora para defenderse en el proceso de destitución que impulsa la oposición por "incapacidad moral permanente".

Este jueves, Kuczynski (i), junto a su abogado, en el proceso de destitución que impulsa la oposición. AP / E. Arias 

También llegan al Parlamento para escuchar su defensa la esposa del presidente Nancy Lange y su único hermano Michael Kuczynski, un académico de la universidad de Cambridge.

Si Kuczynski, un ex banquero de Wall Street de 79 años, es destituido se convertirá en el primer presidente en caer bajo la avalancha regional de escándalos ligada a la firma brasileña Odebrecht. El presidente dijo durante un mensaje a la nación la noche del miércoles que enfrenta "un golpe bajo el disfraz de interpretaciones legales supuestamente legítimas".

Pese a no estar inmerso en un juicio penal, el Parlamento acusa a Kuczynski de ocultar asesorías financieras que su firma privada Westfield Capital realizó para Odebrecht por 782 mil dólares mientras él era ministro de Economía y primer ministro del gobierno del presidente Alejandro Toledo (2001-2006).

Tras negarlo repetidas veces, Kuczynski admitió el domingo que ganó "algo de dinero" con Westfield Capital, pero señaló que durante esa época no dirigió su empresa sino que delegó sus funciones en el director de la firma, el chileno Gerardo Sepúlveda. La víspera Kuczynski admitió ser "descuidado y desprolijo" pero negó ser un criminal.

Odebrecht dijo en una carta enviada a los medios que las asesorías que recibió de la empresa de Kuczynski fueron legales, están contabilizadas y no forman parte de ninguna pesquisa por corrupción. Sepúlveda también dijo que las asesorías fueron realizadas sin conocimiento de Kuczynski.

DR

Temas

Lee También

Comentarios