Lunes, 25 de Octubre 2021

La OMS avala costoso tratamiento en ciertos casos de COVID-19

La empresa Regeneron elaboró dos anticuerpos que ayudan en la respuesta adecuada al virus; el costo del tratamiento en Estados Unidos es de dos mil dólares por paciente

Por: El Informador

Los dos anticuerpos -casirivimab e imdevimab- elaborados por Regeneron deberían administrarse a contagiados que tengan un riesgo elevado de hospitalización. AP

Los dos anticuerpos -casirivimab e imdevimab- elaborados por Regeneron deberían administrarse a contagiados que tengan un riesgo elevado de hospitalización. AP

La Organización Mundial de la Salud recomendó ayer un costoso tratamiento con anticuerpos en ciertos pacientes con coronavirus, en la última actualización de sus pautas para tratar a enfermos de COVID-19.

Los nuevos lineamientos, publicados ayer en la revista BMJ, señalan que los dos anticuerpos -casirivimab e imdevimab- elaborados por Regeneron deberían administrarse a contagiados que tengan un riesgo elevado de hospitalización y a las personas cuyo sistema inmunitario no haya armado una respuesta adecuada al virus.

La nueva recomendación se basó en evidencias de ensayos experimentales, incluyendo un estudio británico que es el mayor del mundo para probar posibles tratamientos contra el COVID-19, explicó la agencia de salud de Naciones Unidas.

En Estados Unidos, los fármacos de Regeneron se recomiendan principalmente para quienes presentan cuadros leves o moderados de la enfermedad, para evitar una posible hospitalización.

Los activistas están preocupados porque el elevado precio del tratamiento -más de dos mil dólares en Estados Unidos- signifique que no estará disponible para los pacientes en los países más pobres.

Médicos Sin Fronteras instó a Regeneron a garantizar que los fármacos sean accesibles para los enfermos que los necesitan y le pidió que conceda licencias sobre sus derechos de propiedad y comparta los conocimientos tecnológicos para su fabricación. 

PARTICIPÓ EN LA ONU

Hijo de Bolsonaro da positivo

El positivo para COVID-19 de un hijo del presidente Jair Bolsonaro, que integró la comitiva oficial de Brasil que viajó esta semana a la ONU, se sumó ayer al del ministro de Salud, Marcelo Queiroga, quien permanece en cuarentena en Nueva York, y encendió las alertas mundiales. El diputado federal Eduardo Bolsonaro fue diagnosticado con el coronavirus tan sólo dos días después del regreso de la delegación brasileña que viajó a Estados Unidos y es el tercer integrante de la comitiva oficial brasileña en contraer el virus.

AP

Coronavirus

Temas

Lee También