Sábado, 20 de Julio 2024

Boeing suspendió su primer envío de astronautas al espacio

El primer vuelo de prueba no tripulado de Starliner en 2019 no logró llegar a la estación espacial y Boeing tuvo que repetir el lanzamiento

Por: AP

La NASA contrató hace una década a Boeing y a SpaceX para llevar y traer a astronautas hacia y desde la estación espacial. EFE

La NASA contrató hace una década a Boeing y a SpaceX para llevar y traer a astronautas hacia y desde la estación espacial. EFE

Los dos pilotos de pruebas de la NASA recién se habían ajustado los cinturones de seguridad en la cápsula Starliner de Boeing cuando se suspendió la cuenta regresiva, tan sólo dos horas antes del lanzamiento. Dillon Rice, ingeniero de United Launch Alliance, señaló que el problema giraba en torno a una válvula de liberación de oxígeno en la etapa superior del cohete Atlas de la compañía.

De momento no hubo noticias sobre cuándo es que el equipo intentaría de nuevo enviar a los pilotos de pruebas hacia la Estación Espacial Internacional, donde pasarán una semana. Fue el más reciente contratiempo para la primera tripulación espacial de Boeing, que ha esperado durante años debido a problemas con la cápsula.

"En una situación como esta, si vemos alguna señal de datos que no se parece a algo que hayamos visto antes, entonces simplemente no estamos dispuestos a correr ningún riesgo con nuestra carga más preciada", declaró Rice. 

     

El primer vuelo de prueba no tripulado de Starliner en 2019 no logró llegar a la estación espacial y Boeing tuvo que repetir el lanzamiento. Posteriormente, la compañía encontró problemas con los paracaídas y con cinta aislante.

La nueva vagoneta de Boeing se encontraba pocos minutos más tarde en la plataforma de lanzamiento para recoger a Butch Wilmore y a Sui Williams de su rampa en la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral.

La NASA contrató hace una década a Boeing y a SpaceX para llevar y traer a astronautas hacia y desde la estación espacial después de que concluyó el programa de transbordadores espaciales, pagándoles miles de millones de dólares a las compañías privadas. SpaceX ha estado en el negocio de los traslados orbitales desde 2020.

El primer vuelo de prueba no tripulado de Starliner en 2019 terminó en la órbita equivocada y no alcanzó la estación espacial, lo que obligó a Boeing a repetir la demostración antes de poder llevar a astronautas a bordo. Luego de revisiones adicionales el año pasado, la compañía tuvo que arreglar los paracaídas de la cápsula y deshacerse de más de un kilómetro y medio (una milla) de cinta aislante. 

EE

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones