Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 17 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

Victoria ¿definitiva? y ejemplar en Mexicaltzingo

Por: Juan Palomar

Victoria ¿definitiva? y ejemplar en Mexicaltzingo

Victoria ¿definitiva? y ejemplar en Mexicaltzingo

Desde el principio, la intención de hacer un estacionamiento subterráneo debajo de la plaza del barrio de Mexicaltzingo fue un grave error. Está más que demostrado que seguir dando la preferencia a los coches particulares en la ciudad es nocivo para toda la comunidad. Cuanto más si se trataba de destruir una plaza arduamente recuperada por uno de los barrios más antiguos y tradicionales de la ciudad. Y es que en la década de los cincuenta algún alcalde desorientado ordenó construirle encima un muy desafortunado mercado que hace muy pocos años fue demolido y atinadamente trasladado a una construcción vecina.

La batalla por la plaza fue muy desigual. El principal promotor del estacionamiento fue la Universidad de Guadalajara, quien irresponsablemente acondicionó a gran costo el cine Diana (de Julio de la Peña, sin siquiera respetar el valioso pórtico que fácilmente se hubiera podido conservar) y lo hizo sin proveer ningún cajón de estacionamiento para la instalación. Haciendo virtud de la necesidad, la UdeG hubiera podido promover tal característica como un ejemplo: en Europa se construyen tales infraestructuras sin un solo cajón, haciendo que la gente acuda invariablemente en transporte público.

Pero no, la universidad se empeñó, en alianza con el Ayuntamiento, en suplir lo que considera una limitante tratando de usurpar el patrimonio de todos. Resultado, la clara oposición del barrio, y de mucha gente más. Defensas legales, recursos judiciales, hasta ahora favorables a la razón. Bravo.

La alternativa de encontrar otro terreno para atascarlo de coches una o dos veces a la semana existe. Sin embargo, es más que tiempo que los recursos públicos dejen de gastarse en “inversiones” contraproducentes. ¿Dónde dice que es obligatorio hacer que el público pueda llegar en su auto a donde tenga ganas? ¿Cuántos cajones tienen Notre Dame o la Ópera de París, el British Museum de Londres, la isla de los museos de Berlín y tantos otros ejemplos? La gente allí está consciente de que a esos lugares se llega en transporte público, a pie, en bicicleta. Punto.

Ya se oyen las voces acomplejadas diciendo que aquí es el tercer mundo y que sin los coches (recurso por cierto para los privilegiados) no se puede vivir, ni asistir al Teatro Diana. Lo cierto es que resulta urgente una evolución. Aprender de los errores del pasado, darnos cuenta de que la manía de usar el coche para todo ha destruido media ciudad. Simplemente hay que acordarse de las ampliaciones de Juárez y Alcalde-16 de Septiembre, de los deletéreos “desarrollos” dormitorio, de los “cotos”, de la contaminación, de los accidentes.

Corresponde ahora dignificar lo más posible la plaza de Mexicaltzingo, arbolarla intensamente, cuidarla. Volverla, aún más, un orgullo del barrio, de la ciudad. Y aprender la lección por parte de la Universidad de Guadalajara y del Ayuntamiento.

jpalomar@informador.com.mx
 

Temas

Lee También

Comentarios