Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 20 de Abril 2018

Ideas

Ideas |

Un peligroso eclipse

Por: Lourdes Bueno

Un peligroso eclipse

Un peligroso eclipse

El índice de Paz México 2017 sostiene que el costo de la violencia en el país llega al 17.6% del PIB, porque de acuerdo con el Observatorio Nacional Ciudadano (ONC) este año ha sido el más violento desde 1997, con un promedio de 76 personas asesinadas cada día, es decir, un homicidio doloso cada 16 minutos. Una cifra mayor a los muertos en la guerra de Vietnam, aún mayor a las 140 mil víctimas de la guerra de la antigua Yugoslavia. “Situación compleja”, dijo el secretario de Gobernación, pero le faltó agregar: muy alarmante, porque además, “la autoridad no tiene idea de cómo resolver el problema, o... no tiene interés por hacerlo”: (ONC).

Y en este escenario, sin rendición de cuentas, ni renuncias, con acciones caras e ineficientes, el crimen sigue subiendo, 29% el homicidio doloso, 32% robo con violencia, 47% robo a comercios, 20% el secuestro del fuero federal y 30% las extorsiones. Cifras mayores a las tenidas en los años de la fallida guerra de Calderón. Pero ahora con el riesgo muy posible de rebasar esos números porque no hay funcionario que tome el toro por los cuernos. Y las entidades con mayor elevación de la inseguridad son: Baja California Sur, Colima, Guanajuato, Guerrero y Jalisco. Sí, nuestro Estado ya está en la misma lista que Guerrero.

Entonces, lo que se tiene en el país no es una “situación compleja” sino un polvorín en el que vive la población mexicana. Como el asesinato del titular de la Comisión de Derechos Humanos de Baja California Sur, donde su hijo también fue asesinando y su esposa e hija quedaron mal heridas, pero no hay siquiera sospechosos. Evidencia de que las autoridades estatales y federales están no sólo rebasadas, sino pasmadas y sin estrategias para frenar la inseguridad.

Y en este minado escenario se dio la comparecencia del titular de Gobernación en el Senado, donde su lavatorio de manos fue la constante, argumentando: “Se necesitan cambios de fondo en el diseño del modelo de seguridad, particularmente para reducir la asimetría que existe entre las instituciones federales y locales”... ¿Que no se supone que para eso era su trabajo en estos cinco años al frente de la Secretaría de Gobernación?

Y continuó: “600 municipios del país no tienen policía...de las mil ochocientas agrupaciones existentes, la mitad tiene menos de 20 elementos”... “Además, el 40% de sus integrantes gana menos de 4 mil 600 pesos al mes y en su mayoría no reciben el equipamiento, la capacitación y las condiciones laborales que requieren”... ¿Cómo, lo sabía y en todo este tiempo, con todos los millones gastados, no resolvió esta problemática?

Respuestas evasivas que dejaron pensativos a más de un analista y a muchos ciudadanos: ¿Qué no es el secretario de Gobernación quien pudo hacer los cambios necesarios para ofrecer la seguridad prometida a la ciudadanía?

Es por ello que los senadores de oposición le amonestaron: “Ustedes ofrecieron garantizar la seguridad y la tranquilidad de todos, pero no solamente estamos ante el mes más violento de la historia contemporánea, sino estamos ante el año más violento de las dos últimas décadas en México.”

Sin embargo, el funcionario, posible candidato del tricolor a la presidencia de México, no tuvo ningún asomo de autocrítica, tampoco un esbozo de disculpa para con los mexicanos, sólo frases para ocultar el Sol con un dedo... Eclipse político para minimizar los costos, intento por tapar la realidad en que vive el país y el fracaso en materia de seguridad de este sexenio. 

Temas

Lee También

Comentarios