Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 15 de Noviembre 2018
Ideas |

Un minuto de meditación

Por: Maya Navarro de Lemus

Un minuto de meditación

Un minuto de meditación

Silvia Urbani viene de Italia y está de visita en nuestra ciudad, en su gira hablando sobre este fantástico libro que ya pronto estará con nosotros que se llama “OMM The One Minute Meditation”

“OMM” es una guía práctica para iniciarte en la meditación, trata acerca de cómo parar un minuto, hacer un alto, respirar profundamente y cortar por ese instante nuestras compulsiones habituales, identificaciones y podernos preguntar: ¿Por qué no tengo éxito en lo que hago? ¿Por qué mi vida no mejora? ¿Por qué estoy estancado y no sé hacia donde moverme?  ¿Por qué no puedo ser feliz?

No le quitemos valor al poder que tiene un solo minuto, que si reflexionamos un poco este minuto es un tiempo suficiente y mucho más vasto de lo que imaginamos para que puedan suceder infinitas cosas tales como: tomar una decisión, elegir una calle, sonreír, agradecer, evitar resbalarnos en un charco de agua, no decir una palabra equivocada, disculparme, hasta preguntarme ¿Qué deseo realmente de esta situación?

Iniciando a practicar OMM, podrás permanecer en silencio con tu respiración por un minuto completo y gracias a esto descubrir que puedes vivir en otra dimensión y aprender a construir un nuevo tú, reconstruyendo el pleno poder que tienes sobre tu vida.

Meditar no es cerrar los ojos, meditar es abrir los ojos internos, sumergiéndote más profundamente, escuchando tu respiración podrás reconocerte, contactarte para empezar a amarte.

Silvia Urbani. Viene a presentar su libro “OMM The One Minute Meditation”.

Este minuto podemos realizarlo cuantas veces sea necesario en nuestro día, es como tomar una píldora de auto-conciencia, para romper esos eventos negativos y destructivos pequeños o grandes que nos absorben por completo la atención, haciéndonos sus prisioneros y que muchas veces nos hacen perder el verdadero sentido de la vida que es el de gozar de cada instante. Esta técnica nos presenta un real y concreto poder de reconocer que tu vida está en tus manos, sintiéndote capaz de mejorar ese instante, comprendiendo que es único e irrepetible. Interrumpir la identificación significa volverte más capaz y poderle decir “basta” al estrés.

El estrés es un resultado, es un efecto, no es una causa.

Nosotros nos estresamos cuando nos mentimos a nosotros mismos y nos quedamos a la deriva, dando prioridad a cosas que no tienen mayor importancia y es ahí donde todo el universo de nuestras emociones complejas y delicadas, se confunden, se pierden.

En la tensión del estrés estiramos demasiado la cuerda y cuando esto sucede la cuerda pierde su nota.

En este estado emanamos emociones que no son nuestras, desorientándonos, tomando decisiones equivocadas.

Necesitamos definir en cada momento de nuestra vida qué es central, útil y relevante, y qué es periférico o menos importante para no perdernos. Establecer prioridades, dedicando primeramente nuestro tiempo y energía a aquello que nos podrá liberar.

Tú tienes que ser consiente que tú eres lo que te narras (diálogo interno) continuamente acerca de ti, porque esta narración es lo que te orienta, es tu dirección, por lo tanto, tú puedes cambiar esa narración moviendo las velas hacia el viento que te pueda llevar a un puerto seguro y convertirte en aquello que deseas y anhelas verdaderamente. No podemos hacer responsables a otros de nuestras elecciones, debemos en cambio asumir la responsabilidad de elegir entre nuestras prioridades, aquí la importancia de reflexionar, de parar por un minuto.

También es posible tener o buscar un modelo de alguna persona que tenga esa cualidad  o rasgos que tú buscas y anhelas, observar y aprender.

“OMM” es donde podemos regenerarnos, donde esa magia te hace posible recobrar la esperanza, hacer vivos en ti esos talentos, esas capacidades y habilidades que  desconocías  y te vuelven más abierto a la vida, listo a comprender cuál es la pregunta de ese momento, y disponible a cambiar ese punto de vista para encontrar ese otro punto de vista que te permita ver de una forma más justa dando su concreta dimensión a las cosas, e interactuando con el evento de una manera precisa, focalizada, con sensibilidad, con flexibilidad, con altruismo, de manera orientada.

Esta práctica la realizas en cualquier momento y en cualquier lugar, sólo requieres un minuto de tu tiempo.

“OMM”: aprender a prefigurar un Yo mejor que YO.

Temas

Lee También

Comentarios